Natalia Millán: ''Decirle a mi hija que su papá había muerto fue lo más difícil de mi vida"

Natalia Millán nos habla de 'Billy Elliot', su reto profesional más importante de su carrera y de cómo es su vida.

Natalia Millán

Billy Elliot" es de todos los musicales que ha protagonizado Natalia Millán, el más ambicioso. No sólo porque es un reto profesional para ella como artista, también porque se trata de un espectáculo al que preceden once años de éxitos continuados en el West End de Londres.

Convencida de que es mucho lo que se juegan después de un año de ensayos, Natalia, como el resto de sus compañeros, está dispuesta a dejarse la piel en un proyecto que es el más importante de su carrera.

1 de 14

Natalia, ¿a nivel profesional qué le aporta Billy Elliot?

Aparte de la dificultad técnica que supone un musical de estas características, yo nunca había bailado claqué, y he tenido no sólo que aprender a bailarlo, sino a cantar y saltar a la comba al mismo tiempo, y esto es complicado, o al menos lo es para mí, lo que supone todo un reto.

Trabajar con niños debe ser difícil.

Es muy fácil, porque son niños muy especiales, muy inteligentes, muy despiertos,  quizá porque los críos ahora están llenos de estímulos, y en este caso concreto son además muy disciplinados. Llevan más o menos un año asistiendo a clase de danza clásica y canto, pero lo que más me llama la atención es que nunca quieren irse del teatro y es porque les gusta lo que hacen. Son un espejo en el que nos miramos por su naturalidad.

¿Son muy distintos a como era usted cuando empezó?

Todos ellos valen mucho, pero es indudable que les ha tocado el premio gordo de la Lotería, a todos, incluidos nosotros, pero a ellos más. Que tu primer trabajo lo hagas con un director como David Serrano, con actores de la categoría de Carlos Hipólito, Adrián Lastra…, muchos de los cuales vienen de la escuela de Carmen Roche y Víctor Ullate Roche, es un regalo que nos ha caído del cielo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14

¿Por qué quiso ser actriz?

Si echo la vista atrás yo apuntaba maneras sin saberlo, porque aun siendo timidísima como era, a payasa no me ganaba nadie. Me gustaba mucho disfrazarme, de lo que fuera, porque lo que yo pretendía es que no me reconocieran cuando salía a la calle de lo tímida que era. Y el paso definitivo lo di cuando vi una película que cuenta de modo muy descarnado cómo es el mundo del espectáculo en Broadway. 

¿Hay que tener unas cualidades especiales para combinar la interpretación, el cante y el baile?

Hay gente que no las tiene y, sin embargo, consigue hacer muy bien su trabajo porque tiene otras cualidades. Lo que sí noto ahora es que al haber más información, al poder ver tantas películas a través de Internet o de canales de televisión, la facilidad para aprender es mayor. Yo recuerdo que cuando vi "Cabaret" por primera vez, los actores podían fumar, y en cambio ahora no se les permite. Han cambiado mucho las cosas.

¿La experiencia le ha hecho más exigente en su trabajo?

Yo siempre me pongo el listón alto, imagino que como casi todo el mundo, pero en los musicales hay que hacerlo porque es un trabajo muy duro. Hay momentos que te ahogas porque la colocación de la danza para la respiración a la hora de cantar, es totalmente diferente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14

Explíqueme cómo es eso.

En la danza hay que meter las costillas y para cantar hay que sacarlas, una locura pero con el tiempo, con los ensayos, llegas a dominarlo. Este trabajo tiene mucho de artesanía, repetir y repetir, por eso son tan importantes los ensayos.

Tal y como lo cuenta diría que vive entregada al trabajo, ¿me equivoco?

Ahora sí, porque imagínate que estaba interpretando con Carlos Hipólito "La mentira" y después tenía que ir a ensayar un montón de horas, y eso ha sido muy agotador pero a mí este ritmo me gusta mucho.

Tiene una larga trayectoria pero, ¿qué ha sido lo más difícil?          

No lo sé, quizá porque tengo una memoria muy selectiva y las cosas complicadas intento borrarlas. Me cuesta más trabajar ante una cámara, para la televisión o el cine, que estar en un escenario.

¿Por qué?, si en el escenario no hay tiempo para rectificar...

Porque al teatro vengo como si viniera a mi casa, y en el fondo lo es, al menos mientras dura la función en cartel. En el teatro es un juego, empiezas y acabas, en la televisión el tiempo real no existe, cortan, repiten.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14

Con lo que se consigue que el trabajo final sea casi perfecto.

Fíjate, yo siempre digo que las tomas falsas han hecho mucho daño, porque parece que si hay un momento divertido, es porque estamos todo el tiempo ji-ji, ja-ja, y no es así, al contrario, en la tele vas contra reloj, el estrés es mayor, y si te equivocas es un marronazo porque aunque no salga en pantalla sabes que has metido la pata y has parado el trabajo de mucha gente.

En el teatro, ¿a qué suenan los aplausos?

Es un abrazo entre el público y los actores, algo mágico.

¿Quiénes son más expresivos?

Las mujeres son más extrovertidas y cuando se ríen lo hacen a carcajadas. El hombre es más pudoroso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14

¿Qué no ha hecho que le gustaría hacer?

"Billy Elliot"es una maravilla, un sueño, y aunque he cumplido muchos a lo largo de los años, me siento muy afortunada de trabajar en este espectáculo, estando en la edad maldita.

Pero en el teatro la edad no penaliza a las mujeres.

Es cierto, hay más sitio para nosotras en teatro que en televisión o en cine, pero necesitamos autoras que escriban para las mujeres, de problemas que nos afectan, papeles importantes. 

¿Por qué ese desprecio a la edad?

Yo lucho para reivindicar nuestro papel en la sociedad. Me gustaría saber por qué a ellos les quedan bien las canas y a nosotras no. Es algo que llevamos en el ADN, y hay que cambiar muchas cosas, porque deberíamos sentirnos orgullosas de ser mujeres y del paso del tiempo, que puede ser tan atractivo como el de los hombres. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14

¿Deberíamos luchar más por temas que siguen enquistados?

Yo lo hago, pero todo eso pasa por sentirnos orgullosas de lo que somos. Es un trabajo que debemos hacer con nosotras mismas. Yo tengo una muy buena relación con la edad porque mi padre era mayor cuando yo nací, tenía 60 años, y mi madre era mucho más joven, fui un fruto tardío, por eso me gusta más la piel de mi mamá aterciopelada que una piel joven.

¿Nos queda mucho camino por andar?

Evidentemente, la igualdad en cuanto a derechos la tenemos pero después nos queda el respeto por nuestra propia singularidad. Yo lucho porque el mundo femenino ocupe el lugar que le corresponde.

¿Esos son valores que inculca a su hija?

Sí, claro. Mi hija tiene 23 años y yo más que con palabras se los he inculcado con mi actitud ante la vida. Estoy orgullosísima de mi hija porque es una persona muy valiosa, maravillosa, y siempre digo: no la he estropeado demasiado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14

¿No la ha sobreprotegido siendo hija única?

No, ella vino así de fábrica y gran parte de la tarea de los padres es no estropearles, dejar que crezcan sin manipularles. Yo creo que le ha enseñado mucho verme a mí tan trabajadora, tan independiente, tan fuerte aunque por dentro sea muy vulnerable.

¿Sigue sus pasos?

No, tiene mucho talento artístico pero estudia Bellas Artes. Lo de exhibirse no le gusta nada.

No sabía que su marido murió en un accidente de tráfico hasta que lo contó en "Sálvame Deluxe".

Cuando yo lo conté en ese programa me sentí satisfecha porque recibí muchos testimonios de gente que estaba en la misma situación y les había ayudado que yo hablara del tema. Eso me reconfortó y me ayudó mucho porque soy muy celosa de mi intimidad, de ahí que mucha gente cuando se refería a mí dijeran que era madre soltera. Podía haberlo sido, pero no era mi caso, y cuando pasó lo que pasó, tuve que sacar adelante sola a mi hija, por eso tenía ganas de contarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14

¿Cómo se le comunica a una niña que ha muerto su padre?

Ha sido lo más difícil de mi vida. No te puedes imaginar lo que es contarle a una niña de cuatro años que su papa ha muerto. Han pasado 19 años y todavía me cuesta no emocionarme cuando lo recuerdo. Por eso agradecí tanto las muestras de cariño que recibí aquel día en "Sálvame". Mi hija ha recibido también un gran apoyo.

¿Cómo le afectó en su desarrollo afectivo?

Fue muy triste pero es una mujer con una madurez impresionante, feliz, y creo que es porque como en esta sociedad negamos la muerte y nos sentimos eternos, un golpe como ése nos ayudó a aferrarnos más a la vida. Por eso hay que aprovechar cada momento, y no perder el tiempo en tonterías. En mi casa hemos cambiado los papeles, ella es la madura y yo la eterna adolescente.

¿Hacer de padre y madre fue complicado?

Mientras su padre vivió no hubo problema porque estaba todo el día con la niña, pero recuerdo la primera vez que se hizo una herida en una manita, me desbordó, me desbordó eso y ponerle una vacuna, porque todo se te hace un mundo. Al final lo haces porque hay que seguir adelante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14

¿Qué mensaje daría a quienes están pasando por esa situación?

El único mensaje que puedo darles es: ¡Se puede! Dentro del drama, del terror por cómo te vas a enfrentar a todos los problemas que conlleva perder al padre de tus hijos, pese a todo eso, hay que intentar buscarle el lado bueno a la vida. Al principio es muy duro y hay que pasar el duelo, pero despacito encuentras la fuerza para seguir

¿En los malos momentos se conoce a los amigos?.

Conmigo se volcó todo el mundo porque lo pasé fatal, estaba trabajando mucho en ese momento, y la verdad es que recibí mucha ayuda de todas partes.

¿El trabajo es un antídoto contra la tristeza?

Siempre digo que como me toque el euro millón no vuelvo a dar un palo en mi vida, pero no es cierto, este trabajo me ha dado tanto que me siento una afortunada, lo que no impide que haya momentos de cansancio, pero es más lo bueno que lo malo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14

¿Cómo fue su experiencia en "Hable con ellas"?

Me acuerdo que cuando me llamaron los productores les dije: yo creo que esto no lo voy a saber hacer, pero si confiáis en mí, probamos. A mí me gusta más escuchar que hablar, y allí si esperaba a que otra terminara no metía baza. Me lo pasé muy bien, y con Yolanda hice muy buenas migas.

Compartir escenario con Carlos Hipólito y Adrián Lastra es un lujo.

No lo dudes, de igual manera que lo es trabajar con la hija de Carlos Hipólito, que es una de las bailarinas, y qué te voy decir de Adrián Lastra... Fíjate si tengo suerte que la primera obra que hice en mi vida la hice con Juan Carlos Martín. Teníamos 15 años y los dos estudiábamos en el Taller de Artes Imaginarias con Alberto Miralles.

¿Qué tiene de especial este musical?

Tiene mucho calado, un argumento muy interesante y como musical es muy complejo, pero muy enriquecedor porque las canciones que ha compuesto Elton John son una maravilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14

¿Cómo es su vida fuera de la escena?

Estos últimos meses he tenido tan poco tiempo libre que había días que no quería levantarme de la cama. Relajarse con este trabajo es complicado, pero lo intento.

¿Cómo es su relación con las nuevas tecnologías?

Mala, soy muy antigua, cómo será que hace unos cuatro años hice una obra en mi casa, me estropearon la antena, y desde entonces estoy sin televisión, ahora estoy pensando en comprar una. Aunque a través del ordenador veo todo lo que me interesa. Soy más de radio que de televisión.

¿Le gustaría trabajar en la radio?

Sí porque debe ser muy liberador. 

¿Qué le pide a la vida?

No le pido mucho, pero tener trabajo, porque en el tiempo que vivimos si no tienes trabajo todo lo demás falla. Y tener la capacidad de disfrutar con las cosas pequeñas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
¿Quién es ella?

Nació En Madrid, el 27 de noviembre de 1969.

Estudios: Estudió en la Escuela Superior de Artes y Espectáculos: canto, ballet clásico y jazz.

Inicios: A los 18 ingresa en la Escuela de Ballet Nacional, perfeccionando su formación con Carmen Roche.

Cine y tv: En 1982 participó en la película "El Cepo". Trabajó en varios programas de televisión. De 1996 a 1999 participa en la exitosa serie "El Super". Seguidamente ficha por Antena 3 TV para la serie "Policías, en el corazón de la calle" y más tarde en "Un paso adelante" y "El Internado", entre otras. Una de sus últimas colaboraciones en TV fue en "Hable con ellas", y "Yo quisiera", en Divinity.

Teatro: "El mercader de Venecia", el musical "Chicago", y "Cinco horas con Mario", han sido algunas de sus obras más aplaudidas. Desde el 5 de octubre se la puede ver en el Teatro Alcalá de Madrid, con el musical "Billy Elliot".

Premios: Mejor Actriz por su trabajo en "Cinco Horas con Mario", "Chicago", "Cabaret" y "El mercader de Venecia", entre otros.

Familia: Tiene una hija, Violeta, de 23 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
En pocas palabras

¿Su plato favorito?

Las verduras. Aunque el año pasado engordé y me puse con 10 kilos más.

¿Por qué?

¡El amor! Pero merecía la pena y no me costó volver a mi talla.

¿El amor embellece?

No sé cómo tengo la cara en este momento porque estoy agotada, pero sí, personalmente estoy muy bien.

Su color favorito

El violeta, porque mi hija se llama Violeta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Mi foto favorita

"En esta foto de mi primera función en 'My Fair Lady' era una adolescente viviendo un sueño. Ahora con los niños de 'Billy Elliot' estoy reviviendo las ilusiones de entonces".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo