Ana Rosa: "Nunca soñé tener la familia y el trabajo que tengo"

La popular periodista habla con Diez Minutos sobre su exitosa carrera y su satisfactoria vida.

Ana Rosa Quintana y Rosa Villacastín

Viendo a Ana Rosa en el plató nadie diría que no ha nacido entre cámaras, luces, colaboradores que entran y salen como Pedro por su casa. Es tanta su seguridad, que ha logrado una de las cosas más difíciles en televisión, que el público la sienta como alguien capaz de entenderle y solucionar sus problemas. A cambio, ella les da voz y protagonismo. Lo que haría cualquier buen periodista que esté al tanto de lo que ocurre en la calle, más viviendo como vivimos un momento complicado, en el que la sensibilidad está a flor de piel. Para hablar de todo ello quedamos en el Hotel Palace, escenario de batallas políticas, de fiestas sociales, donde igual puedes encontrarte con el vecino de enfrente que con la modelo más famosa del mundo.

1 de 14

Cada septiembre empiezas con un tema candente. Éste ha sido con una entrevista a María José Carrascosa.

Porque he seguido su caso desde el principio. Cuando la tuve ante mí, lo primero que le pregunté es si le había merecido la pena estar nueve años en la cárcel en Estados Unidos, por no entregar a su hija a su ex marido.

¿Qué te contestó?

¿Qué otra alternativa tenía? La única era que la hija fuera a visitar a su padre, a quien María José considera una persona violenta. Yo entiendo que, por un hijo o por una persona que quieres, te sacrifiques al máximo. Ella pensaba que su hija podía estar en peligro y optó por el camino más largo y penoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14

¿Le ha compensado tanto sacrificio?

Sí, y lo volvería a hacer. Es impresionante porque no estaba en una cárcel aquí en España, donde sus familiares pudieran visitarla, estaba en una cárcel americana donde la han machacado, donde algunas de las presas que estaban allí era por asesinato.

Nunca te había visto tan emocionada como con María José Carrascosa.

Porque es la historia más fuerte que he escuchado nunca. Me fascinaba ver lo coherente que es, después de doce años sin ver a sus padres, a su hermana, a su hija, sin poder darle un beso por teléfono, ya que en la cárcel la castigaban a no hablar con ella durante meses. Imagínate la fuerza mental que hay que tener para soportar todo eso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14

¿De dónde la sacaba?

Antes de que todo ocurriera ella era una mujer con una carrera universitaria, preparada, con negocios y una vida. Cosa que no ocurre con Juana Rivas.

Si las dos han sido maltratadas, ¿qué les diferencia?

Juana no tiene recursos intelectuales ni apoyo social. Es curioso cómo le exigimos a la gente las mismas reacciones y comportamientos, cuando hay personas con carencias de todo tipo, a quien no puedes pedir que se comporte de la misma manera que quien lo tiene todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14

¿Es por lo que se le trata de manera diferente?

Juana se equivocó, pero es que les estamos pidiendo que sepan de leyes, que sean jueces, fiscales, abogados, y ella vino buscando amparo en su país, donde creía que se la iba a proteger. Cuando se fue a su pueblo, pidió ayuda en el Centro de la Mujer y se la dieron.

¿En qué se equivocó?

No se equivocaron con conocimiento de causa sino pensando que hacían lo que debían, aunque no fue adecuado.

¿Hay que cambiar la Ley?

Se acaba de aprobar en el Congreso que tan víctimas son las mujeres maltratadas como sus hijos, aunque en este caso Juana no pueda acogerse a esta ley. A sus hijos no se les ha protegido y se les ha permitido que fueran a vivir a Italia de nuevo con el padre, sin hacerles unas pruebas forenses. Se ha hecho todo muy mal. La ley es igual para todos, pero un poco mejor cuando tienes medios para contratar a un buen abogado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14

¿Por qué ha dejado de ser noticia este tema?

Porque ha habido por parte del juzgado un requerimiento para que no se hablara de los niños, y yo lo he aceptado para no perjudicarles, porque el periodismo no sólo puede ser de denuncia, también tiene que ser ético y moral. Ahora hay que dejar trabajar a los abogados, con quienes yo estoy en contacto.

¿Por qué los dramas gustan tanto?

Porque es la vida. Si tú pudieras mirar por el ojo de la cerradura de quienes componen una asociación de vecinos, te darías cuenta de que a la gente le ocurren cosas tremendas, de las que no tenemos noticias. Mujeres que han defendido a sus hijos de las drogas, de la miseria, de la enfermedad, y lo hacen a diario sin que nadie se entere.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14

¿La sociedad es sensible?

No, lo dramático es que jóvenes de 25-30 años, con estudios y buen nivel económico, se comporten igual de machistas que lo que lo hacían los hombres en el pasado. 

¿Cómo pueden defenderse las jóvenes del machismo?

Se lo tienen que explicar las madres. Inculcarles que no te quiere el que te controla el móvil, el que te aísla de tus amigas, si lo hace hay que dejarle inmediatamente.

¿Qué te inculcaron tus padres?

Las cosas importantes las aprendes en familia, ni en el colegio ni viendo la televisión. Para tener seguridad en ti misma es importante que te quieran y hay jóvenes que no tienen referentes familiares porque no han visto a sus padres porque éstos tenían que trabajar, y en niveles más altos porque les ha criado el personal de servicio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14

¿Tener dos adolescentes es motivo de preocupación?

No me gusta dramatizar porque estamos viviendo el período más largo de estabilidad de la Historia de España. Un período en el que tenemos derecho a una sanidad y educación universal y oportunidades para todos. Mis hijos tendrán que aprender a defenderse, como lo hemos hecho todos.

¿Les enseñas a usar bien las redes?

Ellos van por delante de nosotros. Hay que enseñarles dónde no deben meterse, cuáles son los peligros y rezar...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14

¿Tú rezas?

Sí, sí, lo importante es enseñarles a defenderse de determinadas cosas, pero ahora en los colegios se preocupan mucho de temas como el bullying, la pederastia, incluso les dan conferencias para que sepan detectarlo.

¿Se les protege en exceso?

Sí, porque tienen más peligros. Nosotras salíamos a jugar a la calle, pero casi no había coches y la droga no estaba al alcance de cualquiera. Hay que enseñarles a decir que no. Es complicado, muy complicado, por eso hay que inculcarles hábitos saludables como el deporte. Educar a los hijos exige mucho trabajo porque hay que hacerlo a diario, también hay que dedicarles tiempo.

¿Qué te aportan Juan y Jaime?

Mucha energía, mucha felicidad y mucha estabilidad. Tener un hijo ya casado y otros dos adolescentes ha logrado que me mantenga alerta, en guardia y haciendo cosas que quizá no hubiera hecho de no tenerlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14

¿Hasta cuándo vas a estar en activo?

Mientras me divierta, me apasione y me levante por la mañana ilusionada.

¿Vas a montar nueva productora?

No voy a montar ninguna porque esa experiencia ya la he pasado. Me voy a centrar en mi programa, en Juan, y en mis niños.

¿No será que los años te han vuelto más selectiva?

No, ahora entro en otra fase, porque he vendido mis acciones de la productora y me voy a tomar un tiempo más para el programa pero también para comer en casa y ver gente que no veo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14

¿Alguna asignatura pendiente?

No, he llegado a un período de estabilidad en mi vida que espero que dure. Nunca soñé tener la familia que tengo, el trabajo que tengo, nunca. La vida ha sido muy generosa conmigo. Aunque con los niños es más complicado organizar cosas pero van a cumplir 13, y pronto se irán a estudiar fuera.

¿Preparada para separarte de ellos?

Sí, me agobiaré como cuando se fue a estudiar Álvaro a Estados Unidos, que me pasaba la vida colgada al teléfono, pero tienen que aprender a volar solos. Es como cuando empiezan a salir por la noche, que lo pasas fatal, pero tienen que vivir y tú, aguantarte.

Dice Corbacho que si Puigdemont y Rajoy se hubieran ido de copas, el problema catalán no habría llegado tan lejos.

Hemos llegado a un punto de no retorno que sólo se puede solucionar volviendo a la legalidad. El problema es que si Puigdemont se mantiene en sus trece no hay negociación posible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14

¿Cuál crees que ha sido el punto de inflexión?

Cuando el 6 de septiembre se aprobó en el Parlamento Catalán la Ley del Referéndum suspendida después por el Tribunal Constitucional. En España tenemos una Constitución que hay que respetar y, si no se hace, la Justicia interviene.

¿Quién podrá coser tantas cicatrices?

El tiempo lo puede todo. Nosotras lo sabemos por experiencia, porque hemos vivido la dictadura y la democracia. Cuando ahora se critica el régimen del 78, quienes lo hacen caen en un grave error.

¿Por qué?

Porque la Transición es lo mejor que le pasó a España, prueba de ello es que hemos vivido 40 años de paz, prosperidad y convivencia. Si la degradamos, nos estamos equivocando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
¿Quién es ella?

Nació en Madrid el 12 de enero de 1956.

Estudios: Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, inicia su actividad profesional en Radio Nacional de España como becaria. Posteriormente pasa a Radio Intercontinental.

Trayectoria: En 1982 va a TVE para presentar con Alberto Delgado la edición nocturna del telediario. En 1983 se casa con el periodista Alfonso Rojo. La pareja se traslada a vivir a Nueva York, donde Ana Rosa ejerce como corresponsal de la Cope y de la revista Tiempo. En 1986 tiene a su primer hijo, Álvaro, abogado de profesión. En 1997 se incorpora a Antena 3 con el talk show "Sinceramente Ana Rosa". El 14 de julio de ese mismo año copresenta con Rosa Villacastín el magazine "Extra Rosa". Un programa diario que se convierte en el más visto en su franja horaria. En 2004 ficha para presentar las mañanas de Tele 5. Es editora de la revista "AR".

Premios: TP de Oro, Micrófono de Oro, Ondas a la mejor presentadora de Televisión.

Familia En 2004 contrae matrimonio con el empresario Juan Muñoz. La pareja tiene mellizos, Juan y Jaime.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
En pocas palabras

¿Qué te relaja?

Estar con mi familia, con mi hijo mayor y su mujer, con Juan, con los pequeños, hacer cosas.

¿Has cambiado de look?

Me cuido, voy al dermatólogo y me hago tratamientos de láser por las pecas, limpieza y poco más, hay que ser prudente.

El flequillo es nuevo.

Vine de vacaciones con unos pelos tremendos, me fui a Lola, y me cortó el flequillo, nada más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Mi foto favorita

"Este año no quería faltar a la recepción real porque creo que el Rey se ha ganado su sitio".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo