Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Pedro Ruiz: "Todo me importa un pito"

Pedro Ruiz abre su corazón en esta sincera entrevista con nuestra colaboradora, Rosa Villacastín.

Pedro Ruiz abre su corazón en esta sincera entrevista con nuestra colaboradora, Rosa Villacastín.

1 de 10
La entrevista

En lo profesional, Pedro Ruiz es un gran artista, con una capacidad extraordinaria para meterse en la piel de otros personajes. Actualmente protagoniza en el Cine Callao de Madrid el espectáculo “No estoy muerto, estoy en Callao”. En lo personal, ha dedicado años de su vida a cuidar de su madre. Si bien se siente orgulloso de haber estado con ella hasta el fin de sus días, no niega lo difícil que ha sido ver cómo se apagaba poco a poco la persona que más ha querido.

-Vuelve al teatro tras años de ausencia en los escenarios. ¿Qué siente?
-Alegría y mucho respeto. Ese alejamiento me ha permitido madurar y comprobar que ya no tengo ganas de discutir con nadie, porque todo me importa un pito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La entrevista

-Lo que no le impide mantener intactas la crítica y la ironía.
-No estoy desencantado porque nunca he creído. Solamente creo en las cosas pequeñas, y en lo que me dijo mi madre cuando tenía doce años: “Soy libre porque lo decido yo, no porque me lo permita usted”.

-¿La ausencia de su madre le ha movido a volver?
-No, lo que me ha movido es intentar que la gente recuerde quién soy, que vean todos mis registros y que soy capaz de montar un espectáculo a la americana, cuyo único fin es divertir y hacer reír a la gente. A mí la muerte nunca me ha asustado, me asusta la muerte de las personas que quiero, la mía no.

-¿Le ha costado mucho llegar a esa conclusión?
-Para salir adelante hay que relativizar la muerte. Desde los catorce años mantengo una conversación conmigo mismo como si estuviera muerto. En esa conversación no estoy triste. Es como si las cosas le pasaran a uno que se llama como yo, pero que no soy yo. Lo importante es recordar que aquí estamos de paso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La entrevista

¿Eso no le produce impotencia, angustia?
-Eso me libera, porque creo que nadie esta más vivo que el que se sabe muerto. Hay un proverbio árabe que dice: “Cuando las armas de un amigo no te dañan, has ganado”. Yo vivo muy confortablemente porque me he ganado bien la vida, pero no soy rico, estoy soltero, y lo material no me importa.

-¿Creyente?
-Soy agnóstico, mi madre sí era creyente, y para los muy creyentes la muerte es una liberación. Quizá por eso siempre he pensado que morirse es como dormir sin soñar. Cuando yo duermo sin soñar no sufro.

-¿Qué añora de su infancia?
-Nada, porque fui muy feliz, he tenido una infancia muy bonita, de chico de barrio, con unos padres que se esforzaron mucho para salir adelante y para  que no nos faltara de nada ni a mi hermano ni a mí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La entrevista

-¿De pequeño ya apuntaba maneras de niño rebelde? 
-Bueno, ayudaba a mis padres en la tienda que tenían de bacalao y verdura, al tiempo que estudiaba y sacaba matrícula gratuita. A pesar de mi timidez, acabé convirtiéndome en el líder del barrio.

-Suele ocurrir que los tímidos se defienden con agresividad.
-Mucha gente tiene una imagen distorsionada de mí, me creen prepotente, y le aseguro que ese criterio no se corresponde con la realidad. Yo simplemente soy un hombre honrado, tierno y romántico, sentimientos que no están de moda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La entrevista

-¿Teme mostrar su verdadero yo?
-Eso solamente lo sabemos mis parejas y yo. No siento ninguna vergüenza en mostrarme como soy, en hablar de todo en el tono en que se está desarrollando esta conversación, pero a lo que no estoy dispuesto es a ir a programas donde lo que menos importa es lo que a mí me inquieta, lo que me asusta, lo que me preocupa.

-¿Le han hecho mucho daño?
-Como a los demás, como lo habré hecho yo sin querer, sin pensarlo. Pero si se refiere a si las críticas me han dañado, diré que no estoy marcado por ese asunto.   

-Me consta que tiene un gran sentido de la amistad.
-Procuro trabajármela, porque considero que la amistad es como el amor en calma, la  amistad no te falla, no tiene celos. La amistad es un tesoro que hay que saber valorar, y yo trato de conservarlo y valorarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La entrevista

-Usted se ofreció a Raphael como donante cuando necesitaba un hígado nuevo.
-Me hice las pruebas, y lo digo a toro pasado, porque tuve que ser yo quien le comunicara a Raphael que tenía que hacerse el trasplante de hígado. Él estaba en un momento difícil, buscando un donante en vida, y, aunque yo rebasaba la edad requerida para ese tipo de intervención, me hice las pruebas por si, llegado el caso, lo necesitaba.

-Un gesto que le honra.
-Un gesto que tiene que ver más con mi vida personal que con la profesional, más con la vida desconocida que con la vida conocida.

-Desde la muerte de su madre, vive solo, ¿por qué?
-Porque no tengo pareja, ni novia, ni ligues, y el 90% de los días termino solo en el cine. A mí no me gustan las fiestas y, aunque hay muchas leyendas sobre mí, lo cierto es que no me tomo la molestia de desmentirlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La entrevista

-¿Le pesa la soledad?
-Yo no busco estar solo, es más, me gustaría tener pareja, pero ocurre que quien me gusta no está y quien está no me gusta. Quizá sea la razón por la que prefiero una mala película que una mala conversación.

-¿Tiene alguna asignatura pendiente en relación con  el amor?
-Por supuesto que sí. Tener pareja es una de mis asignaturas pendientes. Yo no he querido tener hijos, pero en cambio, creo en el amor sereno, por más que piense que el sexo está sobredimensionado, igual que la pasión.

-Dicen que cuantos más medios tenemos para comunicarnos, más solos estamos.
-La tendencia es relacionarnos con mucha gente porque queremos saber  demasiadas cosas, cuando en realidad tenemos tiempo para pocas. En una ocasión, José Luis Coll me dijo que no sabía si vivía más el que iba muy deprisa o el que se quedaba quieto viendo cómo crecía la hierba. Yo creo que tenemos miedo a enfrentarnos con nosotros mismos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
La entrevista

-¿Hay algo peor que una pareja que nada tiene que decirse?
-En la vida hay tres cosas que yo considero que son importantes: la sinceridad, el silencio y el tiempo. A esas tres cosas, que a mí me parecen básicas, la gente les tiene miedo. No hace falta decir, porque lo sufrimos todos, que vivimos en una sociedad en la que prima el ruido, el grito... lo que hace imposible la relación normal y corriente de los seres humanos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Ficha y firma de Pedro Ruiz

Nació: En Barcelona, el 17 de agosto de 1947.

Estudios: Se matriculó en Derecho y Periodismo,
pero no terminó ninguna de las dos carreras.

Familia: Está soltero y no tiene ni pareja ni hijos.

Televisión: Fue el primer presentador de
“Estudio Estadio”, que además puso de moda
la moviola. Después ha presentado distintos
programas, como “La noche abierta”,
un espacio de entrevistas en TVE.

Cine: Ha participado en varias películas, entre ellas, “Moros y cristianos”, de Berlanga.

Ha escrito: Doce libros.

Actual: Protagoniza en el Cine Callao de Madrid el
espectáculo 'No estoy muerto, estoy en Callao'·

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
La foto favorita de Pedro Ruiz

"Me encanta porque hay personas excepcionales en ella: Nati Mistral, Terenci Moix, Rocío Jurado, Sara Montiel, Montserrat Caballé, Pepe Tous, Armando Moreno, Jesús Mariñas, Nuria Espert, Concha Velasco", nos cuenta Pedro Ruiz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo