Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Fernando Tejero: "No me quedaré sin ser padre"

El actor se sincera con Rosa Villacastín. 

El actor se sincera con Rosa Villacastín. 

1 de 10
La entrevista

El actor se hace querer por su sinceridad y se hace admirar por su capacidad para llegar al corazón de un público que le quiere porque le hace reír en tiempos que no invitan al divertimento.

Su sueño es formar compañía e interpretar un papel dramático, que le permita expresar todo lo que lleva dentro y el gran artista que es.

-Nadie diría que ha rebasado la barrera de los cuarenta.
-Digamos que estoy más cerca de los 50 años que de los 40.

-¿Le pesa la edad?
-No, pero he pasado una época un poco rara. Mi madre y un familiar a quien quiero mucho estuvieron enfermos y, cuando pasan estas cosas, te replanteas muchas otras, aún estando en una de las mejores etapas de mi vida.

-Ello no impide la melancolía que le embarga.
-Herencia de mi madre, que nos ha contagiado a todos los hermanos. Yo de un grano de arena hago una montaña. En mi casa somos todos muy sufridores.

-¿No sabe valorar las pequeñas cosas?
-No, debe ser porque me he hecho mayor de repente. El año pasado salía mucho, pero ahora estoy en otra cosa: voy al gimnasio, no salgo, me cuido mucho, no bebo. Vamos, que me estoy haciendo aburrido. Estoy en esa etapa en que prefiero quedarme en casa cenando con un grupo de amigos que yéndome de copas a cualquier bar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La entrevista

-¿A qué se debe ese cambio?
-Me he vuelto más exigente y he aprendido a decir no, porque me he dado cuenta de que no disfrutaba de mis amigos ni de mi familia.

-Pese a las limitaciones que se ha impuesto, ha  vuelto a la tele y al teatro.
-Y me empieza a dar un poco de vértigo porque ya me ha pasado que, de trabajar tanto, he “petado” y he tenido que parar. Tanta presión me lleva a deprimirme. Pero eso es pasado y yo prefiero disfrutar el presente.

-Usted es una persona muy discreta, ¿verdad?
-Sí, a mí nunca me ha gustado llamar la atención. 

-Desde el 7 de febrero representa en el teatro de La Latina de Madrid, con Pepón Nieto, la obra “Mitad y mitad”. ¿Se considera un actor muy exigente para aceptar un proyecto?
-Sí, porque ya no tengo edad para hacer tonterías o aceptar trabajos que realmente no quiero hacer. En momentos económicos tan duros como los que estamos viviendo en España, yo me siento un privilegiado, pero también pienso en todos esos amigos que tengo que ahora están sin trabajo y lo están pasando muy mal. Esta maldita crisis nos está destrozando a todos, porque, si la gente no tiene dinero para comer, no va a gastar en el cine o el teatro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La entrevista

-¿El teatro se ha convertido en el refugio de los grandes artistas?
-Mi sueño es tener mi propia compañía e interpretar una obra clásica. Todo muy distinto a lo que he hecho hasta ahora. Ésta es una de las razones por la que sigo haciendo cine y televisión. Mi finalidad consiste en que algún día pueda montar mi compañía y elegir los proyectos que yo quiera, los que me apetezcan, los que considere de interés para mi crecimiento como actor.

-¿Alguna vez ha tenido que pedir trabajo?
-¡Claro! Si la montaña no va a Mahoma Mahoma debe i    r a la montaña. Cuando me enteré de que se iba a rodar “Cinco metros cuadrados” llamé al director, Max Lemcke, le dije que quería el papel principal y que me hiciera todas las pruebas que quisiera.

-Una actitud que le honra.
-De los cobardes se ha escrito poco y yo he sido muy valiente en todo lo que se refiere a mi profesión. En cambio, en lo personal, me cuesta mucho mostrarme como soy y eso, al final, te pasa factura, y alguna muy gorda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La entrevista

-¿No se fustiga demasiado?
-Es posible, porque cuando hace algunos años me detectaron un pólipo en el colon y me dijeron que tenían que analizarlo porque podría ser un cáncer, no se lo dije a nadie. Además, pensaba que qué necesidad tenemos de sufrir tanto por cuestiones de trabajo, si lo importante son otras cosas.

-¿Cómo terminó la cosa?
-Cuando me dijeron que todo estaba bien, volví a hacer las mismas cosas que hacía antes de llevarme el susto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La entrevista

-¿Se ha planteado alguna vez acudir a la consulta de un psicoanalista?
-He ido y, además, no hace mucho tiempo, pero lo dejé porque no era un psicoanalista lo que necesitaba. De todos modos, no puedo evitar que a veces me invada la melancolía. Seguramente me ocurre porque soy una persona que valora mucho los sentimientos, la amistad, la  familia y no puedo evitar que me duelan los codazos que a veces te da alguna gente de tu propia profesión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La entrevista

-¿Convive bien con la soledad?
-No me paro a pensarlo porque es algo que me da miedo. Lo justifico diciendo que en mi casa me encuentro muy a gusto porque tengo a mis perritos, que me dan mucho cariño y me hacen mucha compañía.

-¿No ha pensado que, además de perritos, también puede tener un bebé?
-Estoy en ello, pero me gustaría ser padre en una época donde no tuviera tanto trabajo como ahora, para poder disfrutar de mi bebé. Si encuentro a una mujer que quiera tener un hijo conmigo, bien. De lo contrario, ahí está la posibilidad de adoptarlo o de tener un hijo acudiendo  a un vientre de alquiler. Desde luego, una cosa tengo clara: no me quedaré sin ser padre, porque me gustan mucho los niños y porque desde pequeño he tenido el instinto paternal muy marcado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La entrevista

-¿Qué le gustaría más: ser papá de un niño o de una niña?
-Una niña porque soy muy defensor de la mujer. Estoy en contra del machismo. Seguramente es así porque me he criado entre mujeres, con una tía, una prima, con mi hermana. No me cabe la menor duda de que me complemento mejor con las mujeres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
La entrevista

-Además de trabajar en su profesión, ¿qué otras cosas le gusta hacer?
-Disfruto yendo al campo con amigos. El último Fin de Año, por ejemplo, me fui con unos  amigos a una casa en la sierra. Cada cual iba con sus perritos y lo pasamos maravillosamente bien charlando, viendo películas, cantando... Recuerdo esas fechas como muy bonitas porque la verdad es que lo pasamos muy, muy bien.

-¿En su vida no hay lugar para el amor?
-Mi hermana dice que no doy oportunidades. Es posible, pero creo que, cuanto más mayor me voy haciendo, va siendo más difícil encontrar pareja; con los años te vuelves más egoísta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Ficha y firma de Fernando Tejero

Nació: En Córdoba, el 24 de febrero de 1967.

Trabajo: Comenzó a trabajar en la pescadería de sus padres hasta que decidió viajar a Madrid para ser actor.

Estudios: Ya en Madrid, hizo un curso de Arte Dramático en la escuela de Cristina Rota.

Familia: Está soltero y no tiene hijos.

Televisión: Alcanzó gran popularidad con el papel de portero en la serie 'Aquí no hay quien viva'. En la actualidad interviene en la serie 'La que se avecina'.

Cine: Ha hecho, entre otras películas, 'El penalty más
largo del mundo', 'Va a ser que nadie es perfecto',
'Al final del camino' y 'Cinco metros cuadrados'.

Teatro: El 7 de febrero ha estrenado en el teatro
de La Latina de Madrid, la comedia 'Mitad y
mitad', junto a Pepón Nieto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
La foto favorita de Fernando Tejero

"Esta foto está tomada en la escuela de Cristina Rota, en 1998. Fue la primera vez que me subí a un escenario. Ahí me tienen: con Imanol Arias, Juan Diego Botto y Ana Belén, que me regaló un ramo de rosas cuando terminé la actuación", nos desvela Fernando Tejero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo