Concha Velasco: "Yo no he sido feliz"

La guapa actriz se sincera con Rosa Villacastín en esta entrevista en la que habla de su vida, su trabajo y su familia.

image

La guapa actriz se sincera con Rosa Villacastín en esta entrevista en la que habla de su vida, su trabajo y su familia.

1 de 10
Entrevista con Concha Velasco

Hablar con Concha Velasco es siempre un placer, porque no se guarda nada en la recámara. De ahí el cariño y el respeto que le tiene la prensa y sus compañeros de profesión, que se lo han demostrado concediéndole el Goya de Honor por toda una vida dedicada al mundo del espectáculo.

-¿Qué imágenes pasaron por su mente entonces?
-Muchas, pero las primeras fueron las de mis hijos. Yo no he sido feliz, he sido una mujer equivocada en el amor, me he enamorado de gente que no me ha correspondido. Si algo he hecho bien es que he sabido sacrificarme.

-¿En qué sentido?
-Para mí es importante tener unos hijos estupendos como los que tengo.

-¿Se arrepiente de algo?
-No me arrepiento de nada. Soy una socialista creyente. Mi madre era republicana creyente –para ella lo más de lo más fue votar a Adolfo Suárez, porque había traído la democracia–, lo que no le impidió enamorarse de mi padre, que era militar franquista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Entrevista con Concha Velasco

-Una época difícil para quien quería ser artista.
-Mi familia nunca me impuso nada. En mi ambiente se me trató muy bien hasta que te haces mayor, cumples 30 años, lees y aprendes cosas. Si hubiera que contar la historia de España de los últimos 50 años tendrían que hacerlo a través de Pepe Sacristán y de mí.

-¿Y eso por qué?
-Llevamos una carrera muy parecida. Lo conocí cuando yo trabajaba en el Teatro Calderón, con Manolo Caracol, y él formaba parte de la clac (personas que asisten a un espectáculo para aplaudir). Yo tenía quince años y Pepe 17. Entró en el cine vendiendo libros por los camerinos. Jamás le he oído arrepentirse de algo. Cuenta que el día que abrió un grifo y, no sólo salía agua, sino que salía agua caliente, se puso a llorar. Yo, lo mismo.

-¿Tampoco había agua caliente en su casa?
-Cuando nos fuimos a vivir al primer piso de nuestra vida en el Puente de Toledo, en Madrid,  toda la familia rezamos. Habíamos vivido donde destinaban a mi padre, incluso en una habitación con derecho a cocina en Ventas.

-¿Recuerda su primer sueldo importante?
-Recuerdo 36.000 pesetas que pagué a Margarita Lozano por el traspaso de una vivienda. En 1957 eso era un dineral. Mi madre decoró la casa con cajas de cartón e imaginación. No había para más.

-Eso se repite ahora en hogares españoles.
-Lo sé.  Yo lo he perdido todo, pero soy muy fuerte. Vivo en una casa, por la que estoy pagando 1.600 euros mensuales, con una hipoteca a 30 años. Mi hermano vive al lado. Estar pegada a mi familia me ha devuelto el humor y la felicidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Entrevista con Concha Velasco

-Ya iba siendo hora, ¿no le parece?
 -Nunca he sido tan feliz. Lo único que me da miedo es hacer cualquier declaración que repercuta mal en mis hijos.  

-¿Cómo se definiría usted?
-Como una superviviente. Soy muy fiel con quien quiero y muy rencorosa con los que me hacen daño.

-¿Paco, su exmarido, le hizo daño?
-Me casé con Paco porque estaba muy enamorada, pero a los quince días supe lo que había hecho. Ya no podía volverme atrás. Tenía un hijo y luego vino otro. He sacrificado mi vida por mis hijos, no por amor a Paco, un gran empresario. 

 -¿Cómo se conjuga esa actitud suya?
-Porque, para mí, la familia lo es todo. 

-¿Se habría plantado en una edad?
-No, la que estoy viviendo ahora es estupenda. No soy de mirar atrás. He vivido intensamente todas las etapas de mi vida y no quiero perderme este momento, pero no voy a escribir memorias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Entrevista con Concha Velasco

-¿Es de bien nacidos ser agradecidos?
-Gracias a Tony Leblanc, a los 18 años yo era protagonista en el Teatro Eslava. Tony para mí es intocable, se me ha muerto el señor al que más debo en mi profesión. Se me han dado mejor los hombres con los que no me he acostado que aquellos con los que he tenido alguna relación. 

-¿Tendrían miedo de su personalidad?
-No lo sé. Lo que he aprendido es que mi relación con ellos siempre ha sido conflictiva, quizá porque, si tengo que tomar una decisión, la tomo. Miro a la vida de frente y eso, a algunos hombres, les sabe muy mal. Ésa es la razón por la que ahora no tengo ninguno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Entrevista con Concha Velasco

-¿Le pesa la soledad?
-Ahora no, pero hace siete años estuve a punto de tirarme por un balcón. Mi hijo Manuel, por indicación de Maribel Verdú, llamó a Antonio Durán, mi representante. Ya no me he sentido sola nunca.

-Volvamos a la noche de los Goya.
-Me siento muy satisfecha de no haber soltado una lágrima y de no habérselo dedicado a mi padre, a mi madre y a mi abuela. Preferí hacer un discurso divertido y bien armado, que me ayudó a construir mi hijo Manuel.

-Sin embargo, hay algo que le molestó.
-Me molestaron las críticas tan inmerecidas que se hicieron a la gala. Estuve allí los tres días de ensayo y vi el inmenso trabajo que se hizo por parte de todos. Los vídeos y el guión de la presentadora fueron revisados por el ministro de Cultura y por el director de la Academia. Que se criticase así me dolió tanto que no he querido hablar del tema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Entrevista con Concha Velasco

-¿Hay animadversión al cine español?
-Es injusto que se nos trate así, que se carguen nuestro cine por sistema. Los que suben a un escenario tienen derecho a decir lo que quieran y a que les respeten su opinión.

-Sigue muy irritada.
-Lo estoy porque era mi noche. Tener allí a Javier Bardem era un lujo y, si habló del Sáhara, fue porque era el tema de su documental y se lo habían premiado. De igual manera que premiaron a José Sacristán, uno de los grandes actores de nuestro país junto con Fernán Gómez, Alfredo Landa y López Vázquez. Sacristán, el único vivo, ante el que hay que ponerse de rodillas.   

-¿El tiempo pone las cosas en su sitio?
-No lo sé porque, cuando yo hacía películas en los años sesenta, producidas por Dibildos y Alfredo Fraile, con Landa, Tony Leblanc y Manolo Escobar, me ponían verde porque hacía cine de consumo y resulta que ahora es un cine de culto. Yo en esos años era franquista porque era lo que había y no tenía ningún tipo de conciencia política.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Entrevista con Concha Velasco

-¿Qué le hizo cambiar?
-Cambié a partir de que salí con Juan Diego a la calle para pedir un día de descanso para el teatro, porque, aunque había compañías que daban un día libre, como la de Nati Mistral, la mía, o la de  Alberto Closas, no podían hacerlo.

-¿Maniática?
-Mucho, y supersticiosa también. No  piso un escenario vestida de calle, con los zapatos que llevo puestos. Como Carmen Sevilla, siempre salgo en zapatillas. 

-¿Cómo es su relación con la Familia Real?
-Magnífica. A la Familia Real le tengo mucho respeto porque, cada vez que me dan un premio o estreno, me envían un telegrama. Yo sufro mucho por este momento que está pasando la Monarquía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Ficha y firma de Concha Velasco

Nació: En Valladolid, el 29 de noviembre de 1939.

Profesión:  Bailarina, actriz, cantante, presentadora... Debutó en la compañía de Manolo Caracol como bailaora flamenca y luego como vicetiple en la de Celia Gámez.

Familia: Estuvo casada con Paco Marsó de 1976 a 2005. Tiene dos hijos, Manuel y Paco, que le ha hecho abuela de Samuel, un niño de cuatro años. 

Cine: Debuta en 1954, a los quince años, con 'La reina mora'. En 1958 se consagra con la película 'Las chicas de la Cruz Roja'. Ha hecho más de 70 películas.

Teatro: Ha protagonizado 38 obras, todas de gran éxito. televisión: Entre series y 'Estudio 1' ha realizado 32 trabajos. Además de presentar otros tantos programas.

Actualidad: Presenta en TVE el espacio 'Cine de Barrio'. Es una de las protagonistas de la serie 'Gran Hotel' y en agosto dará vida a 'Hécuba', de Eurípides, en el Teatro Clásico de Mérida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La foto favorita de Concha Velasco

"Desde que me dieron el Goya de Honor me gusta ponerlo en la mesa mientras ceno", nos cuenta Concha Velasco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Entrevista con Concha Velasco

"Estoy con mi nieto, Samuel, que me tiene loca. Tiene cuatro años y es listísimo, pero sus padres no me dejan enseñarlo a la prensa y yo, aunque no comparta esa decisión, la respeto".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo