Carlos Baute: "Cuando amo, soy muy fiel, soy monógamo"

No es frecuente encontrar a un famoso tan dispuesto a hablar de su vida personal como lo hace él. Salvo que estés muy seguro de ti mismo y seas tan extrovertido como lo es Carlos Baute. Un cantante que tiene en su haber dos Ondas, varios discos de Oro y Platino y más de dos millones de discos vendidos. Ahora vuelve a la actualidad con su nuevo trabajo, 'En el buzón de tu corazón'. El guapo cantante  charla con nuestra colaboradora Rosa Villacastín.

image

No es frecuente encontrar a un famoso tan dispuesto a hablar de su vida personal como lo hace él. Salvo que estés muy seguro de ti mismo y seas tan extrovertido como lo es Carlos Baute. Un cantante que tiene en su haber dos Ondas, varios discos de Oro y Platino y más de dos millones de discos vendidos. Ahora vuelve a la actualidad con su nuevo trabajo, 'En el buzón de tu corazón'. El guapo cantante  charla con nuestra colaboradora Rosa Villacastín.

1 de 8
La entrevista

-¿Cómo ha cambiado desde la última vez que nos vimos?
-Ahora soy un hombre casado, amo mucho a mi esposa. Y de eso van casi todas mis composiciones, del amor, porque es muy difícil escribir, pensar y hablar de algo tan apasionante como es el amor sin sentirlo.

-¿Astrid, su esposa, es su crítica más sincera?
-Sí, sí, y a veces interviene cuando estoy escribiendo cambiando una palabra. Las mujeres tenéis un olfato especial para todo, también para saber cómo llegar directamente al corazón de la gente.  

-¿La experiencia es un grado?
-Por supuesto que sí. Amar es muy lindo y yo, cuando amo, soy muy fiel, soy monógamo, porque me parece que es algo fundamental para el buen funcionamiento de la pareja. Si no respetas a tu pareja, a quién vas a respetar.

-Difícil en una profesión como la suya.
-Lo es, porque tengo que viajar muchísimo, y es precisamente la distancia lo más complicado de llevar, pero en mi caso es lo que también más me une más a mi mujer porque a veces tengo que estar fuera de casa un mes y durante ese tiempo la sensación que tengo la de estar viviendo un noviazgo continuo.

-¿Ha tenido que enfrentarse alguna vez a proposiciones indecentes?
-Sí, pero para no caer en ellas es fundamental el respeto por la pareja a todos los niveles, estés o no estés casado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
La entrevista

 -Explíquemelo con detalle.
-Una amiga mexicana me dijo que si todos tratamos de ser responsables en el trabajo, por qué no serlo en las relaciones de pareja,  y tiene razón. Muchas veces llegas cansado a casa o de mal humor, y no reparas en la persona que está ahí esperándote, que lo único que pide es una sonrisa o una palabra bonita por tu parte. En situaciones como ésa hay que hacer un esfuerzo por agradarle.

-¿Todavía tenemos mucho que aprender en ese campo?
-Por supuesto que sí. Yo admiro a la mujer porque, siendo madre, trabajadora y amante, puede llegar a tantos sitios diferentes... Mientras que nosotros llegamos a uno y a veces con dificultad.   

-¿Es más fuerte emocionalmente que el hombre?
-Mucho más pero estamos cambiando. Yo recuerdo que antes los padres eran más secos a la hora de expresar el cariño por los hijos, en cambio ahora eso ha cambiado mucho. No es que los quieran más, pero sí son más extrovertidos a la hora de mostrar sus afectos familiares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
La entrevista

-¿La igualdad se va implantado a todos los niveles?
-Por supuesto, no hay más que ver las mujeres que presiden países o empresas, y cuando entras en una oficina todas son chicas. Hoy veo más mujeres trabajando que hombres, quizá porque sois más metódicas, más responsables. Yo soy feminista total, lo he sido siempre.

-Una confesión valiente.
-No veo por qué no hay que reconocer los valores de las mujeres. Todos deberíamos ser independientes, hombres y mujeres, y dependientes sólo de los niños y los ancianos. Yo amo mi independencia, pero claro, es que yo lo soy desde muy joven. La primera casa me la compré con 22 años y terminé de pagarla a los 24.

-Ojalá las cosas fueran como entonces.
-Fíjate cómo estará todo que yo me considero un superviviente en la música. Jamás pude pensar que en España sólo se hable de la crisis, o que los españoles fueran a caer en este estado de tristeza, que es algo que nosotros hemos pasado en Hispanoamérica hace años y de lo que no se habla porque nos hemos acostumbrado a vivir en continua crisis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
La entrevista

-¿La crisis lo ha contaminado todo?
-Sin duda, por eso siempre les digo: es alucinante lo que ha hecho España dentro y fuera. ¿Que ahora hay crisis? Es algo que está pasando hasta en Estados Unidos. En todas partes las cosas están complicadas, en Hispanoamérica te matan para quitarte unos zapatos, pero ustedes están muy lejos de eso.

-¿Estamos necesitados de un buen chute de optimismo?
-Yo les diría a mis compañeros de profesión que para luchar tenemos un arma muy buena, que son los soportes digitales. También tenemos que luchar por que sigan haciéndose conciertos, pero pagando por entrar, que aquí están acostumbrados a que los organicen los ayuntamientos, y eso se ha terminado.

-¿Qué hay de nuevo en su disco “En el buzón de tu corazón”?
-Sigo manteniendo el rock latino pero más guitarrero, también ese estilo de composición mío, en el que mezclo el romanticismo y la buena onda, que te da felicidad y alegría.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
La entrevista

-¿La sociedad actual escucha poco?
-Escuchar escucha, pero oye poco. Yo creo que el español es muy inteligente, ha pasado por guerras, y eso lo ha hecho más sensible a los problemas de la gente.  

-¿Qué le han enseñado sus antepasados españoles?
-Valores que no he olvidado. De mi abuela gallega heredé las ganas de vivir, era increíble, volvió a casarse a los 68 años, y estaba estupenda. Yo amo las costumbres gallegas y las canarias porque mis abuelos emigraron a Venezuela pero volvieron y se instalaron en Tenerife.

-¿Fue un niño feliz?
-Muy feliz, yo me he criado entre mi casa y la calle, donde jugaba al fútbol. Ahí aprendí que el deporte es fundamental si quieres tener una vida saludable, aunque yo disfruto con todo. Me gusta estar informado, soy un admirador incondicional de Eduardo Punset. Me gustaría ir a su programa. Se puede aprender tanto de este hombre...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
La entrevista

-¿Sabe ya lo que quiere ser de mayor?
-Si yo un día dejase de trabajar, y tuviera que irme a vivir al campo, lo haría con la mayor de las alegrías. Soy muy optimista y tengo facilidad para hacer amigos y relacionarme con la gente.

-¿Preparado para ser padre?
-Totalmente, ahora sí lo estoy.

-¿Qué hacer para mantener viva la llama del amor en la pareja?
-No dejar de decir “te quiero”. Yo le mando constantes mensajes por teléfono, por “whatsApp”, le envío flores y la mimo mucho, no hay otra manera.

-¿Qué le ha aportado Astrid?
-Ha puesto orden en mi vida personal y profesional, mucho amor y mucho detalle. Astrid es una persona muy detallista, casi tanto como yo, por eso funcionamos tan bien como pareja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Ficha de Carlos Baute

Nació: Carlos Roberto Baute Jiménez, más conocido como Carlos Baute, nació en Caracas el 8 de marzo de 1974. Es de ascendencia canaria por parte de padre, cubana y gallega por parte de madre.

Familia: Se casó con Astrid Klisans en 2011, primero por lo civil y más tarde por la Iglesia en El Escorial. No tienen hijos, pero en noviembre de 2012, Carlos reconoció la paternidad de un joven de 24 años, José Daniel Arallán, nacido de una relación de juventud con su compatriota Nayer Zurimar.

Inicios: Comenzó su carrera musical a los trece años. Su primer disco de éxito fue 'Con un poco de amor', al que siguieron muchos otros.

Carrera: Ha recibido numerosos premios: dos Ondas, discos de Oro y Platino, Premios Amigo... Lleva varios millones de discos vendidos. Su último trabajo es 'En el buzón de tu corazón', de Warner Music.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
La foto favorita de Carlos Baute

"Cuando tengo tiempo en Madrid, me encanta pasear a caballo en mis ratos libres. Casi siempre me acompaña Astrid, mi mujer, aunque aquí no esté", nos cuenta Carlos Baute.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo