Elena Furiase: "Las paso canutas para llegar a fin de mes"

Es hija de Lolita y el argentino Guillermo Furiase, nieta de Lola Flores y Antonio González y sobrina de Rosario y Antonio Flores. De su familia materna ha heredado el sentimiento de clan, el desparpajo, una bonita voz y grandes dotes para la interpretación. De su progenitor, la boca, los ojos y una cabeza bien amueblada.

image

Es hija de Lolita y el argentino Guillermo Furiase, nieta de Lola Flores y Antonio González y sobrina de Rosario y Antonio Flores. De su familia materna ha heredado el sentimiento de clan, el desparpajo, una bonita voz y grandes dotes para la interpretación. De su progenitor, la boca, los ojos y una cabeza bien amueblada.

Elena Furiase nos abre su corazón

-Elena, ¿sabía que la risa es terapéutica?
-No, pero sí he leído que una buena sonrisa es como si te tomases diez tabletas de chocolate. No soy muy de dulces pero sí de chocolate.

-Cómo se nota que no le preocupa la línea.
-Eso es un error. Acabo de hacerme unos análisis de intolerancia alimenticia y puedo tomar chocolate, pero poco. La risa es buena para relajar los músculos de la cara, lo dice Punset. Si estás triste pero sonríes, automáticamente tu cerebro empieza a segregar sustancias que invitan al optimismo.

-¿La risa es la mejor medicina?
-¡Por supuesto! En momentos de crisis viene muy bien reivindicar frases como ésa.

-¿Qué le preocupa más de lo que está ocurriendo?
-Que el Gobierno no ayude más a los que más lo necesitan. Yo no tengo idea de política, pero creo que hay que ayudar más a la gente de este país, y si hay que recaudar que se recaude, pero aplicando la equidad y la justicia. Es tremendo ver que expulsan a las gentes de sus casas y nadie hace nada por evitarlo.

-¿Qué haría si fuera presidenta del Gobierno?
-Lo primero, impedir que los políticos se eternicen en sus puestos, quitaría los coches oficiales y los viajes que no estén muy justificados. Daría más ayudas a las madres y padres solteros, a la gente mayor y a los discapacitados. No debe de ser fácil gobernar en estos momentos, pero lo urgente debe ser lo prioritario. Siempre.

1 de 6
La entrevista

-¿Saldremos de esta crisis económica?
-Yo tuve la suerte de empezar muy alto con "El Internado". Ahora es un momento difícil. El teléfono no suena y los proyectos se caen. Eso te crea inseguridad. Piensas si eres tú la que no vales, si te has equivocado de profesión, pese a que tengo mucha gente que me apoya.

-¿Eso le duele?
-Mucho, porque a mí, para "El Internado", me cogieron en un casting. No he sido una enchufada y la realidad es que hoy todos estamos bajando nuestro caché para poder trabajar.

-En situaciones así, ¿es mejor reinventarse o marcharse del país?
-Reinventarse, de hecho, yo he empezado a escribir porque sueño con dirigir algún día. También voy a matricularme en un curso de decoración de interiores para tener la mente ocupada, pero sin dejar la interpretación.

-¿Se considera una privilegiada?
-Lo soy, pero las paso canutas para llegar a fin de mes. Sigo viviendo en casa de mi madre, no puedo independizarme porque mis facturas las pago yo.

-¿La educaron en la igualdad?
-Sí; he disfrutado de más libertad que mi madre. Mi abuelo, como buen gitano, y aunque era moderno para muchas cosas, no permitió que mi madre se fuera de su casa hasta que no se casó. No ocurrió igual con mi tía Rosario.

-¿Dónde estará mejor que con su madre?
-No tengo esa necesidad imperiosa de irme porque somos una piña. El sueño de mi madre y de mi tía Rosario es irnos a vivir todos a Caños, porque nos encanta estar juntos, algo que hemos heredado de mi abuela.

-¿Qué apellido pesa más: Flores o González?
-El Flores, mi madre tiene más cosas de mi abuela. Mi tía, del yayo. Yo soy más Furiase en lo físico, pero el pronto y los gestos son de mi madre.

-¿Qué recuerdos guarda de su abuela Lola?
-Cuando llegaba los domingos al "Lerele", lo primero que hacía era subir a su habitación a darle un beso y meterme con ella en la cama para que me pintara y me peinara. Después poníamos algunas de sus películas, ella me llamaba Lena y yo a ella "ole-ole".

-¿La edad le ha enseñado a valorarla más?
-Yo conocía a mi abuela, pero después he aprendido a admirar a Lola Flores viendo sus vídeos, sus películas, sus fotos... Ninguno vamos a ser como ella, aunque tampoco lo intentamos.

-¿Las mujeres de su familia son las que llevan la voz cantante?
-Somos un matriarcado, de hecho, en mi casa la que preside la mesa es mi madre, y en casa de mi tía igual.

2 de 6
La entrevista

-¿De su abuelo, qué recuerda?
-Que siempre nos traía trufas, que tocaba la guitarra mientras veía películas de vaqueros en el salón de casa y que, cuando me telefoneaban, siempre se ponía a mi lado para saber quién era.

-¿Y de Antonio, su tío?
-Decía que yo era muy cursi, que era muy princesita, y a mi hermano le llamaba "terminator".

-En su familia todos son artistas.
-Todos, mi prima Lola quiere ser actriz, mi hermano músico y Alba, que es actriz, tiene mucho talento para la música.

-¿Le pesan los apellidos?
-Pesan en el sentido de que estás obligada a dar el nivel. Al principio lo pasaba fatal. A mí mucha gente me admira por mi familia, pero eso es un arma de doble filo, porque se me exige mucho.

-¿Qué actrices españolas le gustan más?
-María Valverde, Ana de Armas, Olivia Molina, Verónica Echegui... De otra generación, Carmen Maura, Ángela Molina, Victoria Abril, Paz Vega, y Penélope Cruz. Yo soy muy "penelopista".

-¿Le gustaría llegar donde Penélope?
-Antes, mi meta era llegar a Hollywood. Ahora sé que lo difícil es tener estabilidad emocional, familiar, laboral.
No renunciaría a mi vida por irme a Hollywood. Mi prioridad es hacerme un hueco en el cine europeo.

-¿El amor qué lugar ocupa en su vida?
-Uno muy importante.

-¿Su relación con Javier cómo va?
-Muy bien, ya está viviendo en Madrid y nos va muy bien.

-¿Cuál es el secreto de una buena relación?
-El respeto, aunque ahora seamos más libres y ya no llegues virgen al matrimonio. Ahora hay más divorcios, pero también hay más matrimonios felices.

-¿Qué opinión le merece el Papa Francisco?
-Soy cristiana no practicante, pero muy tolerante con todas las religiones. Como todos en mi familia, soy devota y me agrada que este Papa esté cambiando las cosas. Que haya dicho que quién es él para no dejar que dos hombres se casen, porque, aunque para él no tenga validez ese matrimonio, lo respeta, es muy importante. Yo, como muchos jóvenes, estaba muy enfadada con la Iglesia, pero este Papa me está reconciliando con ella.

-¿Trabajar con Almodóvar es un sueño?
-Sin lugar a dudas. De hecho, tengo envida sana de Blanca Suárez, que es muy amiga mía, por haber trabajado con Almodóvar. Al menos una vez en la vida hay que trabajar con Almodóvar.

3 de 6
En pocas palabras...

-¿Qué le quita el sueño?
-Nada, porque sueño siempre, todas las noches.

-¿Qué es lo último que ha leído?
-La Biblia, porque para entender la religión hay que informarse.

-¿Cuál es su música favorita?
-La música clásica: Handel, Mozart, Beethoven...

4 de 6
La foto favorita de Elena Furiase

"Es de las pocas fotos que tengo de mis padres juntos. A pesar de ser tan diferentes, parecen sacados de una historia de amor legendaria, y aunque no fuera así, a mí me gusta imaginar que lo fue", nos cuenta la actriz.

5 de 6
Ficha

Nació: En Madrid, el 9 de marzo de 1988. Es hija de Guillermo Furiase y Lolita, nieta de Lola Flores y Antonio González y sobrina de Rosario y Antonio Flores.

Profesión: Actriz.

Debut: En televisión en la serie de Antena 3 'El internado'.

Teatro y cine: Debutó en el Teatro Amaya de Madrid con la obra 'Olvida los tambores', de  Ana Diosdado, y en cine con 'El libro de las aguas', dirigida por Jiménez-Rico.

Videoclip: En 2009 realizó 'La Lola', de Radio Macandé. La canción está dedicada a su abuela, 'La Faraona'.

Parejas: Ha mantenido una larga relación con Leo Perugorría. En la actualidad sale con el músico ovetense Javier Suárez, componente del dúo 'María Mier&Javier Suárez', que a su vez estudia Magisterio.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo