Isabel Gemio: "Letizia toma nota de todo cuando viene a las reuniones"

La periodista, comprometida con la causa de las enfermedades raras, habla a corazón abierto en esta entrevista con nuestra colaboradora Rosa Villacastín.

image

La periodista, comprometida con la causa de las enfermedades raras, habla a corazón abierto en esta entrevista con nuestra colaboradora Rosa Villacastín.

1 de 10
Isabel Gemio nos abre su corazón

Isabel Gemio es una profesional de raza, curtida en mil batallas, de todas las cuales ha sacado la misma lección: si te caes, hay que levantarse. Algo que ella ha hecho mil veces, pero sobre todo con la enfermedad de su hijo, que padece distrofia muscular de Duchenne. Una enfermedad de la que poco se sabe, de ahí la creación de una fundación que lleva su nombre y con la que pretende poner luz allí donde sólo hay sombras.

-¿Volver a TVE con un programa sobre enfermedades raras es un triunfo?
-Sin duda. Todo el colectivo venimos demandando visibilidad y conciencia ciudadana, porque lo que no se conoce no existe.

-¿A qué retos se enfrentan quienes tienen un  familiar en esas condiciones?
-A la discriminación. Estamos hablando de enfermedades incurables, de gente que lucha contra la adversidad. Para muchas familias es un drama porque están pagando la crisis doblemente, ya que apenas tienen ayudas y el gasto que generan estos enfermos es elevadísimo. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La entrevista

-¿Lo dice por propia experiencia?
-Sí; hay madres que han tenido que dejar sus trabajos, que no pueden ponerse enfermas, porque no tienen con quien dejar a sus familiares. Por desgracia, en este campo hay muy poca investigación porque, según dicen, no es rentable.

-Y eso, claro está, duele.
-Estamos hablando de tres millones de personas, de miles de familias en las que todos sus miembros se ven afectados por la cantidad de problemas que la enfermedad genera.

-¿Ayuda que la Princesa haya puesto cara a la enfermedad?
-Cada vez que ella va a un acto sale en todos los telediarios. Eso es importantísimo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La entrevista

-Porque da a conocer lo que sucede.
-En estos momentos no hay nadie más mediático que la Princesa de Asturias. Por lo tanto, gracias a ella, se nos conoce mucho más, y eso a la gente le llega al corazón. Es tan profesional que, cuando viene a las reuniones, toma nota de todo, lo pregunta todo. Y, cuando sale, sabe de lo que habla.

-¿Cómo se comporta con ustedes?
-Atiende a todo el mundo con un enorme cariño y cercanía. Recuerdo cómo abrazaba a una mujer que tiene toda la cara desfigurada, eso sólo se puede hacer si lo sientes, no por cumplir, y ella estaba totalmente entregada. Se podía haber ido nada más finalizar el acto, pero se quedó con nosotros más de hora y media. Sólo puedo decir cosas buenas de ella, ya que cada vez que la hemos requerido para algo ha estado ahí y nos ha recibido en Zarzuela, y eso es de agradecer.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La entrevista

-¿Si la gente la conociera más, tendría otra opinión de ella?
-Estoy segurísima. Letizia nos comentaba que en países como Holanda las princesas organizan cenas o eventos solidarios, pero que aquí ella no puede hacerlo. A mí me parece injusto que sólo se resalte de la Princesa la parte más frívola, y no la labor que desarrolla en otros campos.

-¿La crisis nos obliga a ser más exigentes?
-Nos ha situado en un plano que habíamos olvidado. Por lo demás, nadie puede evitar que te venga una enfermedad que te trastoque la vida.

-¿El desempleo debería ser lo prioritario?
-Sí, porque es dramático, y no parece que se vaya a arreglar. En mi programa de Onda Cero hemos tenido personas que daban a sus hijos agua para desayunar, que viven de la caridad de la familia y los amigos. A mí se me caían las lágrimas al escucharlas.
 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La entrevista

-¿La radio es para el periodista lo que el teatro para los actores?
-Al contrario que la televisión, que es esclava de su fuerza, en la radio el oyente es muy fiel, y los programas pueden durar diez, quince años.

-¿Será porque prima la madurez?
-Ésta es una profesión en la que el aprendizaje es continuo, incluso cuando te equivocas aprendes, pero aquí se ha mitificado la juventud y se ha despreciado la madurez.

-¿Se siente una privilegiada?
-Lo soy, pese a que tenga que levantarme cada fin de semana a las cinco de la mañana, porque hago lo que me gusta y tengo trabajo para atender las necesidades de mis hijos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La entrevista

¿Qué ha aprendido con la edad?
-Muchísimas cosas, soy más calmada, conozco más el oficio, pero no soy partidaria de mirar atrás. No me avergüenzo de nada, pero no haría un “reality”. Sí un magazine como hago en la radio los fines de semana, con entrevistas, reportajes, actualidad, ocio... Los que tenemos un micrófono debemos estar al tanto de la calle y mojarnos.

-Algo que poca gente hace.
-Porque hay mucho miedo a perder lo que se tiene. Cuando se ha vivido en una situación cómoda, la gente no se implica. Pero creo que hay que mojarse, yo lo hago, y por eso creo que me salpica tanto.

-¿Se siente presionada?
-No, mi mayor presión, mi mayor crítica, soy yo misma porque me exijo mucho. En estos momentos no echo nada de menos, lo que me importa es estar contenta conmigo misma, dormir tranquila y tener salud.  

-¿Qué ha aprendido con la enfermedad de su hijo?
-Todo lo que es capaz de hacer el ser humano en la adversidad. A mí me está enseñando a descubrir una parte de mí que no conocía.

 -Un revés que sobrelleva valientemente.
-No te queda otro remedio. Puedes actuar de diferentes maneras, pero haciendo frente al problema. Tengo que devolverle a la vida lo mucho que la vida me ha dado.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La entrevista

-¿Es tan dura como parece?
-Soy muy vulnerable, pero si tienes una vida difícil, hay que hacerle frente. A través de la meditación, del yoga, he aprendido a priorizar las cosas. Una vez un psicólogo me dijo que tenía excesiva sensibilidad ante el dolor ajeno. 

-¿A qué tiene miedo?
-A que mis hijos sufran, a que no tenga energías para sacarlos adelante, pero otros miedos me los quito de encima, porque me quitan horas de paz.

-Elija entre el amor o la amistad.
-Soy afortunada porque puedo vivir sola, sin pareja, pero no me imagino sin amigos, que son muy importantes.

-¿Feliz y enamorada?
-Estoy en una etapa muy tranquila y muy feliz. Nos vemos menos de lo que quisiéramos porque él vive en Palma y yo aquí, pero acabamos de pasar 20 días juntos, en familia, y han sido maravillosos. Vivo una etapa relajada con un compañero que me comprende, que me escucha y que trata maravillosamente a mis hijos. No puedo pedir más.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
La entrevista

 -¿Qué ve cuando se mira al espejo pasados los 50?
 -Me siento contenta en mi piel.  

-¿Y cómo se mantiene así de estupenda?
 -La piel la heredé de mi madre, yo nunca me he hecho nada ni me he metido nada en la cara.

-¿Y sigue alguna dieta?  
-No, porque me gusta comer chocolate o un cocido si tengo ganas, y luego compenso. Pero sigo una alimentación medio ecológica, medio vegetariana, sin grasas saturadas, desde hace mucho.

-¿Cuerpo sano?   
-El yoga y la meditación me han cambiado la vida. Y ahora he descubierto el gimnasio, me ayuda física y mentalmente. Se lo recomiento a todo el mundo. Yo, además, he perdido volumen.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La foto favorita de Isabel Gemio

 “A Sofía la conocí haciendo una foto para un calendario solidario. Es una niña encantadora que padece lo que se conoce como el “síndrome del aullido del gato”. Conseguir que dé un abrazo es dificilísimo, porque esta enfermedad los vuelve ausentes, por eso su gesto me alegró tanto”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Ficha y firma de Isabel Gemio

Nació: En Alburquerque, Badajoz, el 5 de enero de 1961.

Inicios: En Radio Extremadura. Se trasladó a Cataluña, donde se estrenó como Isabel Garbi en Radio Barcelona (Cadena Ser). Allí presentó “La chica de la radio”, “Cita a las cinco”, “El diván”... 

Televisión: En 1988 sustituye a Manuel Hidalgo y Julia Otero en TVE. En 1993 ficha por Antena 3 para presentar 'Lo que necesitas es amor' y más tarde 'Sorpresa, ¡sorpresa!'.

Familia: Estuvo casada con Nilo Manrique (1997/2005). Son padres de Gustavo (1997) y Diego (1999). Su pareja es  Xavier Bennansar.

Actualidad: Conduce en Onda Cero, los fines de semana, 'Te doy mi palabra'. Y en La 2, 'Todos somos raros, todos somos únicos'. el 2 de marzo se celebrará un maratón en Televisión Española con famosos y afectados para obtener medios a favor de la investigación de las enfermedades raras.

Infórmate y colabora en la web todossomosraros.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo