Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Los Morancos: "Estar unidos es lo que nos hace fuertes"

Los Morancos están de celebración. Se han cumplido 30 años desde su debut en el programa 'Un, dos, tres….', de TVE. Una fecha que conmemorarán en los escenarios, su hábitat natural desde que comenzaron a trabajar, siendo unos chavales, y donde han alcanzado sus mayores triunfos. Su secreto es no perder nunca el sentido del humor que practican dentro y fuera del escenario. Se sinceran con nuestra colaboradora Rosa Villacastín.

Los Morancos están de celebración. Se han cumplido 30 años desde su debut en el programa 'Un, dos, tres….', de TVE. Una fecha que conmemorarán en los escenarios, su hábitat natural desde que comenzaron a trabajar, siendo unos chavales, y donde han alcanzado sus mayores triunfos. Su secreto es no perder nunca el sentido del humor que practican dentro y fuera del escenario. Se sinceran con nuestra colaboradora Rosa Villacastín.

1 de 9
Los Morancos nos abren su corazón

¿El humor es fundamental para combatir el desencanto?
-Jorge: Cuando la gente ve que nosotros lo pasamos bien en el escenario, también disfruta. Es muy importante transmitir buenas vibraciones, improvisar, adaptar el guión a la actualidad. Eso lo agradecen muchísimo. Nosotros respetamos mucho al público que paga una entrada para verte, por eso cuando salimos nos entregamos a tope.

-¿Qué hay de novedoso en el último espectáculo?
-César: “Positivo 2” es más teatral, es un juego entre el público y yo tratando de convencer a Jorge de que el vaso de la crisis está medio lleno. Es un reflejo de la sociedad en la que vivimos, donde se dan todo tipo de situaciones que la gente conoce bien, como nosotros, que tenemos familiares en el paro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La entrevista

-¿Cómo les afecta el ambiente de la calle?
-J.: Como a todos, pero, aunque las cosas vayan mal, debemos evitar hundirnos y no encontrar un resquicio para el humor, porque eso sería lo peor de todo.
C.: En Europa nos llaman el país de los bueyes. Porque, cuando nos preguntan cómo vamos, decimos: tirando, tirando… Lo que intentamos es que, cuando el público vaya a vernos, se olvide por un tiempo de la situación tan difícil que vive el país.

-¿Cuál de sus personajes ha calado más?
-J.: Antonia y Omaíta nos los piden siempre, vayamos donde vayamos, porque son muy queridas por el público.

-¿Qué tienen de especial?
-C.: Se expresan como a mucha gente le gustaría hacerlo y no se atreve por parecerle un poco grotesco. Pero esto es algo que les pasa a todos los humoristas. ¿Qué sería de Gila sin su teléfono y de Martes y Trece sin Encarna...?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
La entrevista

-Luis del Olmo les dio trabajo en la radio.
-J.: Y se lo agradecemos, porque fue una etapa estupenda, que nos permitía hacer lo que queríamos.

-Llevan toda una vida en los escenarios.
-C.: Sí, 30 años son muchos, pero donde nosotros nos sentimos más plenos es en el teatro, por la cercanía de la gente. Les pasa a todos los artistas. Al teatro van a verte. Nosotros llevamos ocho años como empresa y no hemos parado de trabajar. Hemos bajado el precio de las entradas para que la gente pueda ir a vernos. Ahora hay mucha gente sin trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La entrevista

-¿Qué queda de  sus inicios?
-C.: El tiempo nos ha enseñado a ser más responsables y nos ha obligado a cambiar de registros y de personajes. Lo más bonito es cuando alguien te dice por la calle “me alegráis la vida”.
-J.: Yo tengo 53 años, pero no me siento con esa edad. Ya sé que mi cuerpo ha cambiado, que voy envejeciendo, pero mi mente es la de una persona joven, con ilusiones, con proyectos.

-¿Les preocupa que a la gente se la clasifique por la edad y no por la experiencia?
-J.: Sí, porque para mí lo importante no es si tengo una arruga, sino cómo he crecido como persona y como artista.

-¿En lo personal cómo han evolucionado?
-C.: Tener cuatro hijos y una vida familiar me ha centrado mucho. Llevo 29 años con Patricia, 25 de casados, y estamos encantados. Tenemos los problemas típicos, pero somos muy felices. .
-J.: Yo estoy muy feliz. Tengo a Ken, al que quiero y me quiere. Es lo mejor que me ha pasado en la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La entrevista

-¿Le enorgullece que a su marido, Ken Appledorn, le hayan nominado como Mejor Actor Andaluz (es norteamericano, pero vive en Sevilla desde hace años)?
-J.: Es maravilloso y además le dieron la Biznaga de Plata como Mejor Actor de Reparto por la película “Casting”. Que en el trabajo le vaya bien me enorgullece, pero más me enorgullece todo lo que me ha aportado como persona y como pareja.

-¿Qué les parece la nueva ley del aborto?
-J.: Sería un paso atrás, por eso creo que no saldrá adelante. La decisión es difícil pero deben tomarla las mujeres.

-¿Qué le dirían a Montoro?
-J.: Nos lo encontramos en un Ave y le dijimos que tenía que bajar el IVA de la cultura, que es el más caro de Europa, y nos dijo que estaban intentando bajarlo.

-¿A los humoristas les falta un organismo  que los aglutine?
-J.: Hace tiempo que hablamos de hacer una gala del humor, igual que los Goya, pero nunca llegó a fraguar esta idea. De eso no tiene nadie la culpa más que nosotros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La entrevista

-¿Se sienten más andaluces o más catalanes?
-C.: Por encima de todo nos sentimos españoles y andaluces, pero no olvidamos que nuestra madre es catalana y que a nosotros allí nos quieren mucho.

-¿De quién han heredado la vena artística?
-J.: De mi madre y de mi padre, que era el mánager de Antonio Machín. Ellos se conocieron en el teatro Romea. Luego se mudaron a Sevilla y aquí nacimos nosotros. Mi madre nos ha inculcado el amor a la música, porque ella ha cantado maravillosamente bien, y de mi padre hemos aprendido a respetar a todo el mundo.

-¿Aceptaron que quisieran ser humoristas?
-C.: Mi padre, después de ser mánager, trabajó en el Banco de España y quería que estudiáramos, pero a la vez le provocaba el gusanillo del artisteo. Mi padre  animó a torear a Rafael Peralta y a otros muchos artistas.

-¿Qué consejos les daba que no han olvidado?
-J.: Él tenía una visión muy moderna de este oficio para aquellos tiempos. Fue decisivo en nuestra carrera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La entrevista

¿Algún vástago apunta maneras de artista?
-C.: Mi segundo hijo ha trabajado en la serie 'Bandolera'. Quiere ser actor. El tercero me ha salido torero y periodista. A los chavales hay que dejarlos volar solos. Están preparados y tienen las ideas claras.

-No parece que la fama les haya cambiado.
-J.: Porque cuando nosotros triunfamos en televisión, teníamos el culo pelado de hacer galas en pueblos, bodas, bautizos y comuniones.
-C.: Para asimilar la popularidad que te da esta profesión es imprescindible tener los pies en el suelo, y saber que cada día hay que empezar desde el principio. Estar unidos es lo que nos hace fuertes.

-¿Qué le piden a la vida?
-J.: Estar sano, seguir con mi pareja y poder hacer lo que me guste. 
-C.: El haber sido formales en nuestro trabajo me permite disfrutar de mi mujer, de mis hijos, y si un día llegan, de los nietos. Me gustaría vivir en el campo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
La foto favorita de Los Morancos

"Ésta nos da alegría, que es lo que queríamos dar a entender cuando nos la hicimos. Transmite buen rollo y felicidad", nos centa Cesar y Jorge Cadaval.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Ficha y firma de Los Morancos

Naciemiento: César, el 19 de septiembre de 1954; y Jorge, el 8 de octubre de 1960, en el barrio de Triana, de Sevilla. Su madre era vecina del Poble Sec, en Barcelona, cuando conoció a su padre en el teatro Romea de esa ciudad. Él era el mánager de Antonio Machín. 

Comienzos: Los dos hermanos, miembros de una familia numerosa, comenzaron realizando actuaciones por toda Andalucía, en pueblos, bodas, bautizos y comuniones.

Éxito: La oportunidad se la dio Chicho Ibáñez Serrador, en el 'Un, dos tres...', en 1984. Ese mismo año hicieron la gala de Nochevieja 'Viva 1985', que los lanzó al estrellato del humor.

 
Familia: César está casado con Patricia Rodríguez y tienen cuatro hijos: César, Marta, Patricia y Alfonso. Jorge está casado con el actor Ken Appledorn. 

En la actualidad: Están de gira por España con el espectáculo 'Positivo 2' hasta después del verano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo