Víctor Manuel: "Cuando empezaron a salirme canas, me las teñía"

Víctor Manuel lleva 50 años en los escenarios, toda una vida. Y quiere conmemorar esa fecha junto a Ana Belén, su musa y compañera del alma, sus hijos y la élite de la música española –Serrat, Joaquín Sabina, Miguel Ríos, Miguel Bosé, Pedro Guerra, Jorge Drexler y clásicos asturianos como Hevia, Chus Pedro y Marisa Valle Roso–. Y qué mejor lugar para celebrar tan magno acontecimiento que el recinto festivo de La Eria, en Oviedo (Asturias), el 12 de septiembre, coincidiendo con las fiestas de San Mateo (las entradas para el concierto se agotaron en breve, por lo que hay una segunda fecha, el día 13)..El veterano cantante charla con nuestra colaboradora Rosa Villacastín en esta entrevista.

image

Víctor Manuel lleva 50 años en los escenarios, toda una vida. Y quiere conmemorar esa fecha junto a Ana Belén, su musa y compañera del alma, sus hijos y la élite de la música española –Serrat, Joaquín Sabina, Miguel Ríos, Miguel Bosé, Pedro Guerra, Jorge Drexler y clásicos asturianos como Hevia, Chus Pedro y Marisa Valle Roso–. Y qué mejor lugar para celebrar tan magno acontecimiento que el recinto festivo de La Eria, en Oviedo (Asturias), el 12 de septiembre, coincidiendo con las fiestas de San Mateo (las entradas para el concierto se agotaron en breve, por lo que hay una segunda fecha, el día 13)..El veterano cantante charla con nuestra colaboradora Rosa Villacastín en esta entrevista.

1 de 9
Víctor Manuel nos abre su corazón

-¡Cómo pasa el tiempo, Víctor Manuel!
-Por eso cuando me ofrecieron llevar a cabo el espectáculo “Cincuenta años no es nada”, yo mismo me sorprendí, porque no tengo la sensación de haber estado en esto tanto tiempo. Ahora bien, si hago recuento de las heridas, de las cicatrices, de las cosas maravillosas que me han pasado en estos años, de mis hijos..., el balance no puede ser más positivo.

-¿Le pesa la edad?
-No, aunque lógicamente hay cosas que ya no hago, entre otras razones, por si me caigo.

-¿Le vamos ganando años a la vida?
-Antes, a los 50, eras mayor. Ahora, si vigilas la alimentación, puedes llegar a una edad avanzada, aunque hay casos crueles de gente  que se va demasiado pronto.

-Peina canas.
-Cuando empezaron a salir las primeras, me las teñía, ahora ya no. Me da pereza.

-¿Los hijos ponen a cada uno en su sitio?
-Ellos son los que te dan la medida del paso del tiempo. Y no te digo nada cuando llegan los nietos y empiezas otro ciclo completamente nuevo. Volver a vivir lo que ya has vivido hace 37 años con tu hijo es entrar en otra dimensión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La entrevista

-¿Qué diferencia hay entre su infancia y la de sus hijos?
-Nada que ver. Ellos han tenido la posibilidad de ir a colegios donde les han educado bien y han sido felices. Prueba de ello es que mi hijo lleva al suyo al mismo colegio donde él se educó.

-¿Qué separa una época de la otra?
-La sordidez y aquella felicidad pese a lo poco que teníamos. Si te regalaban un tren era un mundo, mientras que ahora a los hijos los hemos maleducado dándoles todo lo que piden. 

-¿Orgulloso de cómo han evolucionado?
-Muy orgulloso. De hecho, repiten con sus hijos los mismos parámetros educativos y los mismos valores que ellos recibieron.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
La entrevista

-¿Qué le dijeron sus padres cuando les planteó que quería ser cantante?
-Tenía quince años y en un arrebato de inconsciencia total les dije que no quería estudiar, que quería cantar. Me respondieron que el dinero que pensaban gastarse para la Universidad me lo darían poco a poco para ver si salía adelante. Así hicieron durante cuatro años.

-Qué generosos.
-Qué buenos y qué inconscientes. Generosos porque me apoyaron para que estudiara música y yo nunca dejé de agradecérselo. Recuerdo la escasez que había en mi casa, aunque nunca pasamos necesidades extremas.

-¿Qué valores le transmitieron sus padres?
-Los mismos que nosotros transmitimos a nuestros hijos: el esfuerzo, el amor al trabajo... En mi caso no había ningún antecedente familiar y tuve que aprender las cosas por mi cuenta, dando palos de ciego y aprendiendo de la gente que me gustaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La entrevista

-¿Cómo vivió sus primeros años en Madrid?
-Pateaba la ciudad mañana, tarde y noche, cantaba en las emisoras de radio, entraba en todas las editoriales musicales para ensayar las canciones…

-¿Alguna vez se sintió al borde del abismo?
-Nunca tuve conflictos de ese tipo porque no era bebedor, ni jugador; y las drogas llegaron más tarde. El camino fue bastante lógico. Además, yo sabía que mis padres me vigilaban de cerca, por si hacía cualquier cosa mala. Por mi parte, sabía que a ellos no podía defraudarlos sino todo lo contrario, tenía que hacer que se sintieran orgullosos de mí.

-¿Cuándo toma conciencia de que debe implicarse en política?
-Yo quería contar lo que veía, y de ahí salió 'El abuelo Víctor', o 'La planta 14', que no son políticas. Empecé a concienciarme cuando fui a América.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La entrevista

-¿En qué años?
-En los setenta. Me encontré con otra gente, me regalaron libros, leí. Me informaron de lo que pasaba en mi país y que yo desconocía. Si hubiera ido a la Universidad hubiera sabido esas cosas, pero en el mundo en que yo me movía no fue así.

-¿En aquellos años no se hablaba de política en las casas?
-No, ni siquiera sabía que a mi abuelo lo habían fusilado. Cuando mis padres se dieron cuenta de que empezaba a complicarme la vida con la política, se asustaron mucho porque en Mieres los amenazaron y empezaron a revivir cosas que habían vivido ya. Ellos tuvieron que sufrir mucho y doblemente. Por la guerra que vivieron y luego por mis manifestaciones políticas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La entrevista

-¿Se ha idealizado la transición?
-Simplemente la gente y los políticos de todo signo se dieron cuenta de que era mejor ese camino de entendimiento que el de la confrontación, que ya sabíamos dónde podía conducir.

-¿Guarda canciones en el cajón?
-Las que no canto no las utilizo para mí ni para ningún otro cantante. “El abuelo Víctor” no pensé que pudiera gustarle a nadie más que a mí, y sin embargo ya ves el éxito que tuvo y que tiene, porque aún se escucha mucho y la conocen los jóvenes.

-¿Qué tienen en común Serrat, Sabina, Bosé, Miguel Ríos, Ana Belén y usted?
-Que todos venimos de una época y unas experiencias comunes. Tenemos muchos años de travesía, de altos y bajos tremendos, y eso hace que aguantemos cualquier embestida, lo que nos obliga a seguir trabajando en algo que nos gusta a todos, que nos hace muy libres, porque solamente dependemos del público.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La entrevista

-Ana Belén ha sido su compañera inseparable dentro y fuera de los escenarios.
-Ana lo ha sido todo para mí desde que nos conocimos. Con ella he pasado los momentos más maravillosos y también los más difíciles, porque esta profesión lo es. Pero en el plano personal existe entre nosotros una gran complicidad, mucho respeto y cariño.

-¿Cuál es el secreto para sobrevivir a la convivencia durante tantos años?
-Se trata de no hacer al otro lo que no quieres que te hagan a ti.

-¿Está preparado para evitar que en septiembre en Oviedo le desborde la emoción?
-Trataré de mantener la cabeza fría, aunque sé que al final del espectáculo me invadirán las lágrimas y la emoción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
La foto favorita de Víctor Manuel

"El autor de esta foto es Ramón R. Goñi, de “Cambio 16”. Nos juntó para un reportaje en el que decía que los tres habíamos 'resucitado' a la vida" (de izquierda a derecha, Víctor Manuel, Miguel Ríos y Serrat), nos cuenta el cantante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Firma y firma de Víctor Manuel

Nació: En Mieres del Camino, Asturias, el 7 de julio de 1947. Su vocación musical le llevó a imitar a Joselito y a aprender a tocar la armónica a los nueve años.  

Su mejor regalo:  A los doce años, los Reyes Magos le trajeron de regalo una guitarra y compuso su primera
canción: "Tendré tu amor". 

Éxito: En 1969 le llega el éxito con temas como 'El mendigo'; 'La romería'; 'Paxarinos' y 'El abuelo Víctor', canción que se convertiría, con el paso del tiempo, en un clásico. 

Familia: Se casó en Gibraltar el 13 de junio de 1972 con la actriz y cantante Ana Belén. Tienen dos hijos, David (1976), músico, que le ha hecho abuelo dos veces, y Marina (1983), que sigue los pasos artísticos de su madre. 

Lo último: El disco-libro "Vivir para contarlo", en el que repasa sus canciones más famosas y algunas desconocidas.

Lo próximo: Los conciertos que dará en Oviedo el 12 y 13 de septiembre para celebrar sus 50 años de carrera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo