Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Ramón García: "Los Reyes deberían romper ese mundo que los aleja de los periodistas"

Ramón García es un hombre sin dobleces, ameno, simpático, sincero y un profesional de éxito. Trabajador incansable, ha vuelto brevemente a TVE para presentar el concurso 'El legado', un espacio que han adelantado su fin por baja audiencia. Nuestra colaboradora habla con el veterano presentador.

Ramón García es un hombre sin dobleces, ameno, simpático, sincero y un profesional de éxito. Trabajador incansable, ha vuelto brevemente a TVE para presentar el concurso 'El legado', un espacio que han adelantado su fin por baja audiencia. Nuestra colaboradora habla con el veterano presentador.

1 de 9
Ramón García abre su corazón a Diez Minutos

-Su vuelta a TVE ha sido efímera.
-Pero me ha hecho mucha ilusión, aun a sabiendas de que ha sido una franja horaria muy complicada. Es un concurso diario, que funciona en Italia y en Portugal como un tiro porque va pegado al informativo, cosa que en España no ha pasado.

-¿Cómo se siente al saber que su programa termina antes de tiempo por la audiencia?
-Ya se sabe que estas cosas en televisión pasan, pero me ha fastidiado. 'El legado' ha competido con programas muy consolidados en antena ('Ahora caigo', 'Sálvame' y 'Más vale tarde'). Al mío no le han dado tiempo a asentarse aunque es un buen proyecto. Aunque lo que más me duele es que 50 personas se quedan sin trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La entrevista

-Empezó el año dando las Campanadas.
-Lo bonito es que después de doce años dando las Campanadas nunca había sentido tanto la repercusión del cariño de la gente.  Que me paren por la calle como si yo tuviera la responsabilidad de que 2015 fuera mejor que el anterior, me halaga. Y me gusta saber que subimos tres puntos de audiencia.

-¿Supersticioso?
-No, pero la capa no puedo quitármela. Al final no somos tantos los que la llevamos, salvo Jaime de Marichalar, Raphael y Loquillo, lo que nos ha convertido en unos clásicos.

-¿En qué momento empezó a utilizar la capa?
-El primer año que di las Campanadas coincidió con la presentación del programa de Fin de Año, que hicimos Ana Obregón y yo. Ella, con un vestido rojo precioso; y yo con el clásico esmoquin. Como teníamos que salir al exterior, el estilista de televisión me llevó la capa.

-Fuera de pantalla también la utiliza.
-Patricia, mi mujer, me compró una que me pongo en las grandes ocasiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
La entrevista

-Lo que ha convertido la prenda en su talismán.
-Pues sí, porque la última Nochevieja, cuando llegué a casa, Patricia había invitado a unos amigos a tomar una copa y todos quisieron hacerse una foto conmigo y con la capa.

-¿La gente tiene ganas de pasar página?
-Quieren que pase la crisis, una crisis que nos ha enseñado a vivir de otra manera. Los que hemos tenido suerte de mantener el trabajo hoy lo valoramos mucho.

-¿La crisis nos ha cambiado?
-Sí, trabajamos más que nunca y ganamos menos. Si algo hemos aprendido es a controlar nuestros gastos.

-¿Y a valorar cada euro que gastamos?
-Yo siempre lo he hecho porque mi madre me enseñó a comprar sólo lo que pudiera pagar. Hace años me metí en una hipoteca pero después he procurado ahorrar para no endeudarme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La entrevista

-También ha tenido la suerte de trabajar de forma continuada.
-En eso he sido un afortunado. He tenido la suerte de nacer en una familia que tenía negocios, lo que me ha permitido que no me faltara de nada. Mi madre me daba 20 duros (unos 60 céntimos de euro) a la semana para que aprendiera a valorar el dinero. Siempre he mirado las cosas y ahora con más razón

-¿Recuerda su primer sueldo?
-Sí, fueron 480 pesetas (menos de tres euros) del año 1984, que me gasté con mis amigos esa misma tarde. En aquella época me hacía todos los turnos del mundo, pero a esa edad puedes con todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La entrevista

-¿Es de los que se dejan sorprender por la vida o de los que se marcan metas?
-Marcarte metas estresa mucho, y si no llegas es un horror. Yo lo que he tenido ha sido mucha suerte, porque me han dado oportunidades que he sabido aprovechar. Soy un tío muy trabajador, me gusta trabajar y me da felicidad.

-¿De qué programas guarda un recuerdo especial?
-De unos cuantos. De “Tal para cual”, que presentaba en ETB, que fue mi lanzamiento y por el que me dieron varios premios. Tuve la oportunidad de conocer a los miembros de La Trinca, que  me dijeron que Jordi Estadella iba a hacer “Un, dos, tres” e iban a darme a mí “No te rías”. Y así fue.

-¿Algún consejo de amigo que recuerde?
-Uno que me dio Chicho Ibáñez Serrador. Me dijo: "Ramón, tienes que cuidarte más porque sales mucho en televisión y te vas a quemar".

-¿Le hizo caso?
-No, le contesté: el que se quema es el que está en el pasillo y no sale. A la vista está, 31 años después sigo dando guerra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La entrevista

-¿Tiene la misma ilusión y curiosidad que al principio?
-He visto compañeros que la han ido perdiendo con los años, y me da pena. Yo soy muy honrado, el día que vaya a la radio o la tele sin ganas, lo dejaré.

-¿Para hacer qué?
-No lo he pensado. Me gustaría jubilarme en la radio. La tele da dinero y popularidad, pero la radio es mi vocación.

-¿Ve a alguna de sus hijas como futura periodista?
-A Natalia, la mayor, le gusta mucho escribir y lo hace muy bien, pero es demasiado niña para saber qué será de mayor. Lo que tanto Patricia como yo intentamos es que hagan lo que quieran, y nosotros estaremos ahí para ayudarlas siempre y en cualquier circunstancia.

-¿Cómo ha conseguido formar una familia tan sólida?
-Me ayuda mucho Patricia, no hay más secreto que ése. Esto es cosa de los dos, de estar muy compenetrados, de saber cuál es la parcela de cada uno, algo que los dos sabemos sólo con mirarnos. Y mucho respeto, por supuesto.

-¿Qué hace en su tiempo libre?
-El fin de semana me gusta mucho salir a comer con mis hijas y mi mujer. Solemos ir a la sierra. A veces vamos al cine; otras nos quedamos en casa; yo soy muy casero. Debo descansar la voz y para eso necesito silencio. Mis hijas ya lo saben y lo respetan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La entrevista

-¿Los amigos son un lujo?
-Son la familia que has elegido, son fundamentales en la vida.

-¿Le condiciona ser amigo de famosos?
-No, hay momentos en los que se pasa mal pero cuando eso ocurre hay que tirar de profesionalidad.       

-¿A quién le gustaría entrevistar?
-A Felipe Vl. Me gustaría que rompiera ese mundo que los mantiene alejados de los periodistas, mucho más habiendo sido Letizia periodista. Don Juan Carlos entró en la radio con Luis del Olmo.    

-¿Por qué?
-No lo sé, eso habría que preguntárselo a ellos, pero harían bien en abrirse más a la sociedad.

-Ha trabajado con Ana Obregón.
-Coincidimos en Nochebuena y organizó una revolución en el plató. Ana es muy buena profesional.

-¿Y Anne Igartiburu?
-La conozco desde que vivíamos en Bilbao. Lo hace muy bien, ha sabido buscarse su hueco, que no era fácil, y ahí sigue. Es muy respetuosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
La foto favorita de Ramon García

“Esta foto con Anne Igartiburu desde la Puerta del Sol me gusta porque es un brindis que hicimos por todos los españoles con todo nuestro corazón, para que 2015 sea el año de la esperanza y la ilusión”. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Ficha y firma de Ramón García

Nació: En Bilbao, el 28 de noviembre de 1961.  

Inicios: En la Cadena Ser de Vizcaya. Más tarde, trabajó en Los 40 Principales y en Radio Euskadi. 

Televisión: Empezó en ETB presentando “Tal para cual”. Más tarde fichó por Antena 3 para presentar el concurso “La ruleta de la fortuna”. Luego aterrizó en TVE con “No te rías que es peor”, “¡Qué apostamos!”, “Gran Prix”, “La llamada de la suerte”, “Todo en familia”, entre otros espacios. Él último es “El legado”.

Las uvas: Durante doce años consecutivos ha sido el encargado de dar las Campanadas de Nochevieja en TVE. Él dio paso a 2015 junto a Anne Igartiburu. 
radio: Desde 2012 presenta en la Cope el vespertino “La tarde”.

Familia: Está casado con Patricia Cerezo, con la que tiene dos niñas: Natalia y Verónica, de 11 y 8 años.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo