Ramoncín: "Creo que aún estoy bien para que me hagan una foto desnudo"

Tras su reciente imputación en una pieza separada del caso SGAE, el cantante ha anulado sus conciertos hasta que pueda demostrar su inocencia. Pero sigue trabajando en silencio en la reedición de dos de sus discos y prepara uno nuevo: 'Descalzo entre ascuas'.

image

Tras su reciente imputación en una pieza separada del caso SGAE, el cantante ha anulado sus conciertos hasta que pueda demostrar su inocencia. Pero sigue trabajando en silencio en la reedición de dos de sus discos y prepara uno nuevo: 'Descalzo entre ascuas'.

1 de 8
Ramoncín, un 'Hombre 10'

"Un hombre 10 ha de ser responsable y coherente con sus ideas, además de buen padre, compañero, amigo… Estar bien físicamente está genial, pero eso no te consolida como ser humano"... Así definie el cantante Ramoncín qué es un hombre 10 para él.

¿A quién conoces que sea 10?
Mis amigos de toda la vida y mis familiares, por ejemplo. Soy muy afortunado en ese sentido.

¿Y una mujer 10?
Las mujeres alcanzan la matrícula muchas más veces que nosotros. Sólo hay que ver cómo las abuelas, durante la crisis, están acogiendo a hijos, nietos… Hay gente que se piensa que es mejor por ser joven. Ha habido un rechazo siempre a envejecer.

¿No es algo que te preocupa?
No, me gusta el paso del tiempo. Voy a cumplir 60 años y disfruto de la vida, tanto que no regalo ni un minuto de mi tiempo.

¿Y te retocarías algo?
Ahora no. De  joven se me rompió la nariz y me la arreglé. Creo que aún estoy para que me hagan una foto desnudo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
''No soy comilón''

Tus armas de seducción.
Miro a los ojos y ahí hay mucha verdad. A mí no me interesa nadie si no me mira a los ojos.

¿Cómo defines tu estilo?
Soy una mezcla de rocker y mod. Pantalones pitillo, botines y cazadora son mis básicos. Y lo esencial para mí es ir muy limpio y, por supuesto, con los zapatos relucientes siempre.

¿Usas cosméticos?
Crema cada día. Es un ritual.

¿Cuándo comes hasta morir?
No soy comilón. Hice un viaje a Japón y descubrí a gente centenaria –en plenas facultades– y es porque come sólo lo que necesita. Yo hago eso y no ceno.

¿Qué supone el deporte?
Tengo una elíptica que me llama cada día y ¡al final me subo!

¿Cuál es el mejor regalo?
Una visita inesperada. Lejos de incomodarme, me encanta. Y luego un vinilo o un libro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
''Me río de todo, hasta de mí mismo''

¿A qué tienes miedo?
A la enfermedad. Pensar que un día puedo estar postrado… no lo soportaría. Mis hijos saben que, cuando llegue el momento, me iré apaciblemente a ver qué hay al otro lado de la puerta. 

¿Qué te da pudor?
Tengo un sentido del ridículo ajeno tremendo.

¿Qué te hace reír?
Me río de todo, hasta de mí mismo. Me repugna el humor del insulto, reírse de alguien que no está, algo que está ahora tan de moda. Cosifican a seres humanos y lo desdeño.

¿Recuerdas un momento "tierra, trágame"?
Me pillaron en calzoncillos (risas). ¡No cuento más! 

¿Cómo te gustaría ser recordado?
Como alguien que hizo lo que quiso. Para mí, como digo en una canción, la vida es libre y secreta, sin dar explicaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
''Soy fan de las series americanas y españolas''

¿Qué te emociona?
Soy un llorón. Me emociona ver a la gente que, pese a la adversidad, tiene unas ganas de vivir increíbles. Pero también un abrazo a cualquiera de mis hijos.

Pondrías en un aprieto…
A muchos políticos, o a comunicadores interesados.

¿Qué te gusta hacer en tus ratos libres?
Soy fan de las series americanas y españolas, como 'Cuéntame' o 'El misterio del tiempo'. Me gusta escribir y leer.

Un día que te cambió la vida.
El día que conseguí mi primer contrato discográfico, en 1977.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Le encantaía hablar con Obama y Jesucristo

El mejor consejo.
Quien sabe puede, y no se le puede, engañar. Me lo dio mi abuelo. Y un amigo me dio otro: Una persona inteligente siempre se recupera de un fracaso; un gilipollas nunca se recupera del éxito. Los llevo a rajatabla.

Hablarías horas con…
Con Obama. Y tampoco estaría mal con Jesús de Nazaret.

Elige un superpoder.
Acabar con los tontos, desde el que se cree alguien por llevar unas zapas de tal marca al que le han vendido que, si se pone un chaleco de bombas y vuela una escuela, va acabar en el cielo. Una pistola antitontos pediría.

Te hace perder la paciencia…
La impuntualidad. No espero.

Un recuerdo imborrable.
Los nacimientos de mis cuatro hijos. Es un momento espiritual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
''Ahora vivo con mi hija''

Un lema de vida.
No vayas a dormir sin antes olvidar lo que no te importa.

De no ser artista, ¿qué serías?
No me habría importado ser astrónomo: adoro mirar al cielo, pero odio las matemáticas…

Un lugar para perderte.
El Valle del Tiétar, donde tengo una casita muy humilde; el lujo lo tengo alrededor.

¿Solo o acompañado?
Acompañado. Estoy acostumbrado a estar rodeado de gente, aunque sé estar solo. Ahora vivo con mi hija y, entre sus amigas y los míos, mi casa es un no parar.

Un momento perfecto del día.
Cuando apago el móvil en cualquier momento del día. Tengo una gran capacidad para desconectar y relajarme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Cumple seis décadas

Ramoncín cumple 60 años el próximo 25 de noviembre. Para conmemorarlo, quería ofrecer un concierto ese día, pero si no se solucionan los problemas judiciales no lo hará.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
La peor semana de su vida

Éste era un año muy importante para Ramoncín. Reedita trabajos, prepara nuevo disco, 'Descalzo entre ascuas' e iba a volver a los escenarios de Madrid –el 30 de mayo como se ve en el cartel de la dcha.–. Pero en la última semana las cosas han cambiado. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, va a llevarle a juicio por apropiación indebida y administración fraudulenta como una pieza separada del caso SGAE.

Tras una semana de pesadilla, ha anulado el concierto y dice con tristeza que no volverá a subirse a un escenario "hasta que pueda colgarme el cartel de inocente en la espalda".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo