Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Cari Lapique: ''Vivo para hacerles la pelota a mis yernos''

La empresaria nos cuenta cómo sus nietos se han convertido en el centro de su vida y el amor que siente por su marido, Carlos Goyanes.

La empresaria nos cuenta cómo sus nietos se han convertido en el centro de su vida y el amor que siente por su marido, Carlos Goyanes.

1 de 8
Cari Lapique: ''Ahora estamos disfrutando a tope de nuestros nietos''

Como a la mayoría de las mujeres de su edad, a Cari se le iluminan los ojos cuando habla de sus cuatro nietos, que se han convertido en el centro de su vida, y con los que pasa la mayor parte de su tiempo libre. Una pasión que comparte con Carlos Goyanes, su marido, con el que lleva casada cuatro décadas y para quien siempre tiene palabras de cariño y agradecimiento por haberle permitido formar una familia unida y feliz.

-¿Qué tal el verano, Cari?
-Estupendo, muy familiar, intentando no hacer nada de lo que hago en invierno: voy a la playa, descanso mucho y estoy con mis nietos.

-Habla siempre de sus nietos.
-Porque representan un mundo nuevo. Nosotros habíamos vivido muy intensamente el de mis hijas porque Carlos ha sido muy padre-padre, y ahora estamos disfrutando a tope del de nuestros nietos. Tenemos la suerte de tener dos hijas que son dos santas y dos yernos a los que adoro.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
''Vivo para hacerles la pelota a mis yernos''

-¿En su casa practican la igualdad?
-Ahora los jóvenes colaboran mucho porque tienen otra mentalidad. Carlos ha sido un caso excepcional porque era muy colaborador, de los pocos que cambiaba los pañales a nuestras hijas y les daba los biberones.

-¿Ha cambiado mucho la sociedad?
-Indudablemente. Yo recuerdo un viaje que tuve que hacer con Cari y Carlos se quedó solo con Pedrito más de cuarenta y ocho horas. Y cuando volvimos estaban fenomenal.

-¿Cómo ha conseguido tener una familia tan unida?
-A mí me parece lo normal. En cuanto a mis yernos yo vivo para hacerles la pelota, no sólo porque les adore sino porque son muy trabajadores los dos, muy distintos, pero entre ellos se llevan muy bien.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
''A mí me gusta la gente joven''

-No se puede pedir más entonces.
-Por las mañanas me pellizco por la suerte que tenemos, te lo juro.

-De sus hijas, ¿cuál se parece a Carlos y cuál a usted?
-Cari se parece en carácter más a mí y Carla es más tranquila, como su padre.

-¿Marbella vuelve a ser lo que era?
-Yo a esta ciudad le tengo un amor especial. Si tuviera el mar de las Baleares sería el no va más.

-¿Qué echa de menos de la época dorada de Marbella?
-A los amigos que ya no están y que para mí no eran la jet-set, eran las personas a las que quería, con los que salía y con los que he crecido. Gente que forman parte de mis mejores recuerdos, en una Marbella muy auténtica, como Alfonso de Hohenlohe.

-¿Siente añoranza por aquellos años?
-No, porque a mí me gusta la gente joven. En Guadalmina, donde yo vivo, ahora van abuelas como yo, con los hijos y los nietos, tres generaciones que nos conocemos desde hace 40 años.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
''Me siento muy bien conmigo misma y con trabajo, no puedo pedir más''

-¿Quiénes son los actuales representantes de la jet-set?
-Los de Mónaco, porque el resto de la gente ha evolucionado. ¿Quién me iba a decir a mí que me divertiría más quedarme con un libro en casa que ir a bailar toda la noche? Nadie.

-Aún así es muy sociable.
-Sí, pero salgo mucho menos, porque lo que me gusta es acostarme pronto y levantarme temprano. Montones de veces voy a los sitios, me hacen la foto y me marcho porque de lo contrario no tendría cuerpo para trabajar al día siguiente.

-¿Cómo se siente en el ecuador de la vida?
-Muy bien de salud, de fuerza, muy bien conmigo misma y con trabajo, de manera que no puedo pedir más.

-¿Se cuida?
-Bastante. A mi amiga Maribel Yébenes le debo mi buen aspecto porque sabe cómo tratarme. También hago lo del chaleco (elestroestimulación), el aquagym, y con eso creo que ya tengo los deberes hechos.

-¿Sigue algún régimen alimenticio?
-El de Diego Olmedilla, al que debo la vida porque me ha enseñado a comer bien y sano, a base de razonarlo todo mucho. Es un método con el que practicas terapia de grupo y te enseña a controlar tu cuerpo y tu mente.

-¿La economía va mejor como dice el Gobierno?
-Ha habido que adaptarse a los tiempos porque no era lógico que un piso en Madrid costase lo mismo que en París. Para Suárez, los joyeros, ha sido un acierto los corners de El Corte Inglés que permiten comprar joyas a plazos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
''Hoy nadie quiere hacer alarde de riqueza y me parece bien''

-¿Los hombres siguen haciendo ese tipo de regalos?
-Yo creo que sí, no todos, pero sí bastantes, lo que ocurre es que en ese aspecto la mujer en España se ha despojado de muchos complejos, y ahora entra en una tienda, y se compra lo que quiere, sin dar explicaciones a nadie.

-¿Actualmente se hace menos ostentación de la riqueza?
-Hoy nadie quiere hacer alarde de riqueza y me parece bien. Los primeros, los jóvenes, porque eso forma parte de la gente de nuestra generación.

-¿Dónde ha notado la recuperación?
-En la inmobiliaria, donde hemos pasado momentos muy difíciles. Yo quizá un poco menos porque tengo otros trabajos pero han sido tiempos muy malos, en los que la gente del sector ha tenido que tirar de ahorros.

-Colabora con el Padre Garralda.
-Ayudo en lo que puedo pero no me gusta presumir de ello. Del Padre Garralda me gusta que se ocupa de la gente que sale de la cárcel con sida, a la que cuida en pisos de acogida.

-¿Qué piensa del Papa Francisco?
-Al principio me gustaba muchísimo, ahora tendría que estudiar más detenidamente lo que hace y dice.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
''A mí lo único que me asusta es la enfermedad''

-¿La Iglesia necesita una renovación?
-Por supuesto, hay que dejar de prohibirlo todo, porque la sociedad ha cambiado y cosas que antes estaban mal vistas ahora son normales.

-¿Qué valores inculca a sus nietos?
-Que sean buena gente, que no hagan daño a nadie, ni se lo hagan a ellos. Adoran a sus bisabuelas, la de Jorge (el marido de Carla) ha cumplido cien años.

-¿Le gustaría llegar a una edad tan avanzada?
-Si estoy bien de salud claro que sí, me encantaría tener biznietos como  mi madre o mi suegra. A mí lo único que me asusta es la enfermedad.

-40 años con Carlos es una eternidad.
-La base es el amor, el cariño y el respeto. Tenemos en común la familia y puedo ser tan abuelona como dicen mis nietos porque a Carlos le gusta que lo sea. Si a él no le gustasen no podría dormir con los nietos en nuestro cuarto.

-¿Qué le parece el romance Preysler-Vargas Llosa?
-Isabel se merece ser muy feliz, y yo le deseo toda la felicidad del mundo.

-¿Qué piensa de Nati Abascal?
-Es mi amiga del alma, la más elegante de todas, y como madre muy luchadora y una trabajadora incansable.

-¿Y de la reina Letizia?
-Lo va haciendo mejor porque creo que ha hecho un gran esfuerzo.

-¿El hábito hace al monje?
-En este caso, sí.

 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
La ficha de Cari Lapique

Nació: En Madrid en 1953. Es hija de los vizcondes de Villamiranda. A los 18 años se presentó en sociedad, lo que supuso un acontecimiento social.

Familia: Se casó con Carlos Goyanes el 20 de septiembre de 1975. Tienen dos hijas Caritina y Carla, y cuatro nietos.
trabajo: Comenzó a trabajar en la boutique de unos grandes almacenes y no ha parado.

Actualmente: Tiene su propia agencia inmobiliaria, que gestiona con su marido, además de la agencia de viajes “Tierra Viva”, especializada en viajes de súper lujo. Y también es relaciones públicas de la joyería Suárez, que tiene 17 puntos de venta abiertos por toda España y varios corners en
El Corte Inglés.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Su foto favorita

“Esta foto me la hicieron en mi último cumpleaños y me encanta porque estoy con mis cuatro nietos, a los que adoro”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo