Los fragmentos que darán que hablar del nuevo libro de Jorge Javier

El presentador, actor y escritor, de gira teatral por España y que acaba de presentar su segunda novela, se sincera con DIEZ MINUTOS y nos habla de su vida y de su pareja: "Mi novio, Paco, llegó cuando yo ya estaba harto de bares y noche".

image

El presentador, actor y escritor, de gira teatral por España y que acaba de presentar su segunda novela, se sincera con DIEZ MINUTOS y nos habla de su vida y de su pareja: "Mi novio, Paco, llegó cuando yo ya estaba harto de bares y noche".

1 de 13
Jorge Javier Vázquez y su 'Último verano de juventud'

Veinte años en televisión, cosechando éxitos, han convertido a Jorge Javier Vázquez en uno de los presentadores de más prestigio y popularidad de nuestro país. Es fruto de un intenso trabajo, pero también de "un algo" que gusta a la gente, un público que lo admira y quiere.

El popular presentador ha levantado una gran polvareda con su nuevo éxito, en este caso que nada tiene que ver con la televisión, pues se trata de su nuevo libro: 'Último verano de juventud', su segunda novela.

En esta obra, el presentador de 'Sálvame' mezcla capítulos de su biografía con momentos, situaciones y diálogos nacidos de su imaginación. ¿Qué es verdad y qué es ficción? Para que trates de descubrirlo, te adelantamos algunos de sus párrafos más controvertidos....

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 13
Habla de su novio... y de su infidelidad

Jorge Javier ha tenido varias parejas en los últimos años, todas ellas muy discretas y alejadas de la crónica social. Al presentador, en su vida privada, le gusta disfrutar de la intimidad y no dar demasiadas pistas del estado de su corazón.

En su nuevo libro, sin embargo, sí habla de su pareja, Paco, de quien ha confesado que no quiere casarse ni tener hijos y ha afirmado en una entrevista en televisión que "para mí, el libro es mi historia de amor con mi novio"...

Sobre el momento en el que conoció a su chico, Jorge Javier escribe: "Sentía el amor como algo físico. No era solo ese nervio que te corre por el estómago cuando vas al encuentro de tu enamorado. Era también ese sentir escalofríos con una caricia... Desear que no pase el tiempo cuando estás con él. Escucharle embobado cuando te habla de la música que le gusta, o de cine, o de libros. Enfurruñarte cuando menciona a un antiguo novio...”.

Precisamente, en la novela habla de una infidelidad a su novio con un chico 21 años menor que él: "Se acercó, y ahora sí, comenzamos a besarnos. Unos besos urgentes, ansiosos. Le agarré del culo para atraerlo todavía más hacia mi cuerpo.

'¿Por qué no dejas a tu novio y empezamos tú y yo?' Acabábamos de hacer el amor. Estábamos abrazados... Izan pronunció esa frase que me empujó a incorporarme y mirarle directamente a los ojos:

-¿Cómo dices?
-Que por qué no dejas a tu novio y lo intentamos tú y yo.
-Tengo veintiún años más que tú.
-Tengo veintiún años menos que tú. ¿Qué te piensas? ¿Que yo no me lo planteo? ¿Cuánto tiempo vamos a estar así? ¿Hasta que nos cansemos de follar?"...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 13
Las drogas y el alcohol, parte de su pasado

En su segunda novela, Jorge Javier escribe sobre las drogas, dejando caer que hubo un tiempo en el que formaron parte de su vida: "Aitor y yo salíamos mucho. De lunes a jueves nos poníamos ciegos a gin tonics; las pastillas -el premio gordo de la semana- las guardábamos para gozarlas a partir del viernes... Drogarse entre semana era propio de 'pastilleros', una definición que detestábamos porque nos remitía a gente colgada, a niñatos del extrarradio... aunque, para ser sinceros, en más de una ocasión acabamos como ellos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 13
Su madre y alguna que otra discusión a cuenta de la tele

Jorge Javier siempre se ha mostrado como un hijo completamente enamorado de su madre, María Morales, quizás la persona más importante de su vida. En el libro escribe:

“Ya en el coche de producción que nos llevaba de vuelta a casa, la Mari y yo comenzamos a discutir.

-Que sea la última vez que vienes a un plató de televisión.

-Hijo, si es que se ponen muy pesados. Tú no sabes la cantidad de veces que me han llamado.

-¡Y las que te llamarán! Es su deber. Llamar. Embaucar. Engatusar...''.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 13
El capítulo más duro de la infancia de su novio

Uno de los capítulos que más van a dar que hablar no está relacionado directamente con Jorge Javier, sino con su novio Paco y los difíciles momentos de su infancia. Lo ha escrito con su consentimiento y en primera persona, como si lo hubiera vivido él:

"... mi padre nos ponía en la pared uno al lado del otro, como en fila americana, ya llevaba rato gritando y discutiendo con mi madre, dando porrazos y amenazando con su correa... Cuando empezaba con los mamporros...".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 13
A punto de dejar 'Sálvame'

En su novela con tintes autobiográficos, Jorge Javier también habla del momento en el que se sintió desbordado por todo y estuvo a punto de dejar la televisión 'Sálvame', el programa que lo ha consolidado como uno de los presentadores más populares de nuestro país. Ocurrió en 2014:

"¡No puedo más! ¡Estoy harto de tener que lidiar con esta clase de invitados!... En ese momento pensé que me estaba revolviendo contra ella, contra la concejala (Olvido Hormigos), aunque me equivocaba. Me estaba revolviendo contra mí mismo...”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 13
Rolla Villacastín entrevista a Jorge Javier Vázquez

Nuestra colaboradora Rosa Villacastín ha hablado con Jorge Javier, uno de los pocos que pueden permitirse el lujo de compaginar su trabajo en un plató con otras actividades como el teatro o la literatura. En una intensa y extensa entrevista hablaba para DIEZ MINUTOS de su vida y de su segundo libro, 'Último verano de juventud'.

En la imagen, Rosa y Jorge, que trabajaron juntos en 1997 en 'Extra Rosa', de Antena 3.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 13
''Soy un inconsciente''

-Jorge, no sé si pecas de valiente o de inconsciente.
-Yo diría que soy un inconsciente, aunque tengo que reconocer que he sido muy feliz escribiendo “Último verano de juventud”, un libro que me ha servido de terapia y que me ha ayudado a hacer frente a aspectos de mi vida madura y reciente, lo que me ha supuesto una verdadera liberación.

-¿A qué temías más, a la reacción de tu familia o de los lectores?
-A la de mi familia. Lo primero que hice cuando lo terminé fue enviárselo a una de mis hermanas. Me preocupó que no me contestara y la llamé. Cogió el teléfono su marido, que me contó que estaba muy afectada; no pude hablar con ella hasta el día siguiente.

-¿No le gustó lo que leyó?
-Lo que más le dolía era tener la impresión de que no habían estado ahí para ayudarme en momentos difíciles de mi vida. Probablemente conozco más las reacciones de mis amigos que de mis hermanas. No quiero preocuparlas con mis problemas; en el fondo siguen viéndome como el niño que fui.

-¿Crees que te has perdido momentos importantes de tu familia?
-Me costaba coger el avión o el tren los fines de semana para ir a Badalona. Y eso hace que me haya perdido muchas cosas de mi vida familiar. Me di cuenta cuando, haciendo el “Tomate”, me fui de vacaciones a Tailandia con mi sobrino, que tenía ya 18 años, y era un hombre.

-Sin embargo, tu madre nunca te ha reprochado nada.
-Nunca. Es más, recuerdo que cuando salió el anterior libro, fui a Barcelona a firmar ejemplares y al terminar nos fuimos todos juntos a comer. Cuál no sería mi sorpresa cuando mi madre nos dijo: “Más vale verse poco y bien. Sobre todo lo importante es disfrutar siempre que nos veamos”. Me pareció de una lucidez increíble.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 13
''De mi libro, a mi madre no le ha gustado que yo diga que me veo feo o que no me gusto''

-Por eso hay que disfrutar a las madres mientras están aquí, con nosotros.
-Lo pienso muchas veces. Mi madre tiene 75 años, está fenomenal de salud, vive sola y está encantada de hacerlo, por eso no me entra en la cabeza que llegue a faltarme algún día. Trato de mentalizarme de que todo el tiempo que pase con ella es poco. Sabe que la quiero muchísimo, que estoy pendiente de ella, pero me gustaría estar más tiempo a su lado.

-¿Por qué no lo haces?
-Porque tengo un trabajo muy acaparador. Hay una anécdota que me contó Santiago Segura en el “Deluxe”, y es que siempre que llegaba de viaje la primera llamada que hacía o recibía era la de su madre, y que desde que falleció esa ausencia la notaba mucho. Y eso me impactó que me lo contara.

-¿Qué no le ha gustado a tu madre del libro?
-Que yo diga que me veo feo, o que escriba que no me gusto, y eso me hizo gracia porque creo que ha desarrollado un instinto muy fuerte de protección y de defensa para que no le afecten determinadas cosas. Pero tengo que decir que mi familia ha entendido siempre mi trabajo y me ha protegido mucho.

-Me ha gustado cómo cuentas tu relación con Paco, tu pareja.
-Porque en el fondo este libro es una historia de amor, un reconocimiento a la persona que comparte mi vida.

-Que no debe de ser fácil para él.
-Nosotros nos protegemos mucho, difícilmente me verás en una fiesta. Yo no hago vida social porque no me gusta y porque llevamos una vida muy normal, de pasear con los perros por la urbanización, ver la tele con los amigos... Todo muy alejado de la vida profesional.

-¿Después de la tempestad viene la calma?
-He pasado épocas ligeramente salvajes, que me encanta haber tenido porque es una asignatura que ya tengo aprobada. No me gustaría tener 55 años y hacer la vida de uno de 28, porque todo eso ya lo he pasado. He sido muy profesional, porque sabía cuándo tenía que trabajar y cuándo podía divertirme. Y nunca, nunca, una cosa ha interferido en la otra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 13
''Si quisiera tener una aventura, Paco me pillaría porque sabe quiénes son mis amigos''

-¿Paco llegó en el momento oportuno?
-Sí, cuando ya estaba harto de bares y de noches. Cuando lo conocí me pareció impensable que alguien como él se fijara en mí. Fíjate que lo conocí a la luz del día, sin copas de por medio, una mañana que fui a comprarme ropa en una tienda de toda la vida de Barcelona.  

-¿Qué es lo que más te gustó de él?
-Que me llamara para decirme que podía pasarme a recoger los arreglos que me habían hecho. Ahí me di cuenta de que algo estaba pasando. De eso hace ocho años, pero hemos roto muchas veces. Pero ya hemos llegado a un punto en el que no nos separaremos, porque nos conocemos muy bien, y porque al haberlo dejado tantas veces ya los dos sabemos en qué momento hay que volver.

-¿El éxito como pareja se debe a que sabéis respetar vuestros espacios?
-Yo necesito esos espacios aunque luego no los utilice. Con todo lo que yo he sido, a mí me cuesta irme a cenar con un grupo de amigos si él no viene.

-Fuera de la tele, ¿tienes amigos?
-No, amigos nuevos, no. Todos son del entorno de la tele, por eso mi círculo de amigos es muy reducido. Es más, si quisiera tener una aventura, Paco me pillaría porque sabe quiénes son mis amigos. Para mí es fundamental que sigo riéndome con él, y cuando nos vamos de vacaciones lo pasamos fenomenal juntos.

-¿Le gustaría que tuvieras más tiempo libre?
-Paco se preocupa mucho por mi descanso, por eso cuando empecé lo del teatro se preocupó porque tenía esa idea de que los actores son todos bohemios y juerguistas, hasta que se dio cuenta de que no, que tenemos mucha disciplina.

-¿Eres consciente de que has nacido con una flor en el culo?
-Sí, pero trabajo mucho, lo que no me impide ser consciente de que soy un privilegiado, que he podido cumplir todos mis sueños, por eso quiero disfrutar con el teatro, con la tele y con este libro.

-¿Y de 'Sálvame' que es puro teatro?
-Eso es lo bueno, llevamos siete años y siempre hablamos de lo mismo. Pero lo cierto es que engancha.

-¿Hay vida después de 'Sálvame'?
-El teatro me ha dado mucho aire, me ha ayudado a tener la cabeza en otra parte, vivirlo no como un trabajo sino como un entretenimiento que me ayuda a probar otros mundos y que me permite mantenerme en la tele con ilusión.

-¿Cómo vives lo que ocurre en Cataluña?
-Con mucha preocupación por la falta de entendimiento por ambas partes. Hay que esperar a ver qué dicen las urnas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 13
En pocas palabras...

•Un consejo.
-El que me dio Pepe Navarro: la mejor televisión se hace a partir de los 40.

•¿Qué le enseña este medio?
-A ser más libre. Fuera de plató soy muy tímido.

•¿Por qué le obsesiona tanto la báscula?
-Porque no me gusta vivir en esta perpetua sensación de que tengo que estar a régimen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 13
Ficha y firma de Jorge J. Vázquez

Nació: En Badalona, Barcelona, el 25 de julio de 1970. Licenciado en Filología Hispánica, trabajó en 'Super Pop' y 'Pronto'.

Pareja: Desde hace ocho años mantiene una relación estable con Paco, al que conoció en una tienda de ropa.

Televisión: En 1997 comenzó como tertuliano en el programa 'Extra Rosa', de Antena 3. Su gran oportunidad le llega en 2003 con 'Aquí hay tomate' junto a Carmen Alcayde. En 2009 le ofrecen 'Sálvame', líder desde sus inicios.

Trayectoria: Ha presentado 'Supervivientes' y 'Acorralados', y el 31 de diciembre de 2011 dio las Campanadas en Telecinco con Isabel Pantoja y Kiko, su hijo. Otros éxitos han sido 'Hay una cosa que te quiero decir'. Tiene un Ondas al Mejor Presentador y el Premio Shangay.

Libros: En 2012 publica su primer libro autobiográfico, 'La vida iba en serio', que ahora ha convertido en un musical de gran éxito con el que está de gira por España.

Actualmente: El 23 de septiembre ha sacado a la venta su segundo libro, 'Último verano de juventud', de Planeta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 13
La foto favorita de Jorge Javier Vázquez

"Para mí trabajar con Kiti Mánver, que hace de mi madre en 'La vida iba en serio', es un placer porque es buena compañera, cariñosa, divertidísima... Tiene a toda la compañía enamorada de ella".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo