Susanna Griso recuerda a su madre en 'El Hormiguero'

La presentadora visitó el programa de Antena 3 y habló de su obsesión con dormir, la pérdida de su madre o los meses que trabajó con la Reina Letizia.

Susanna Griso lleva más de una década al frente de 'Espejo Público', el magazín de Antena 3 que lucha sin descanso por hacerse con la audiencia de las mañanas. El pasado jueves, la periodista catalana acudía a 'El Hormiguero' para hablar del espacio que tantas alegrías le ha dado y desvelar algunos aspectos desconocidos de su vida personal.

Levantarse todos los días tan temprano para hacer frente a su trabajo se ha convertido en una de las grandes obsesiones de Griso, quien asegura que hace todo lo posible por dormir el tiempo necesario para encontrarse bien. "Entre seis y siete horas. A las diez menos cuarto ya me voy yendo. Es decir, dejo de contestar llamadas a los jefes", bromeó la presentadora.

Esta situación le ha llevado a tener que ceder y dejar que sus dos hijos se vayan a dormir más tarde que ella. "Recuerdo cuando eran más pequeños y en verano escuchaban a otros niños en la piscina. Entonces yo les decía 'no es lo que parece' y hacía todo lo posible por que se fueran a dormir", explicó.

Esta tan obsesionada con el tema del descanso que ya es recurrente que le pregunte a sus entrevistados por las horas de sueño. De hecho, aprovechó para enviar un recadito sacando a colación lo que le contestó Mariano Rajoy. "Me contestó que duerme a pierna suelta. Si este hombre, que es presidente del Gobierno, duerme a pierna suelta, ¿por qué yo tengo que preocuparme por mis miserias?", apuntó.

Pero el sacrificio de levantarse tan temprano también le ha brindado muchas alegrías, entre ellas, el ser la primera mujer galardonada con dos premios Ondas. "Ahí fue cuando pensé que Dios aprieta, pero no ahoga", afirmó.

El último de estos galardones lo recogió el pasado diciembre, lo que le trajo una sensación agridulce porque justo un mes antes había fallecido su madre, Montserrat Raventós, a los 94 años. "Recuerdo que me llamaron para comunicarme la noticia y pensé en que mi madre no podría verme recoger este segundo Ondas. En su día me acompañó al primero y eso ya no podría repetirse", explicó visiblemente emocionada.

"Justo coincidió con la muerte de mi madre. En estas cosas te acuerdas de las madres porque es cuando la llamaría y le contaría", confesó la presentadora. "En aquel momento pensé que le haría muchísima ilusión la noticia. Supongo que uno siempre se acuerda de las madres cuando le pasan cosas de este tipo".

Susanna también aprovechó para desvelar lo mucho que le está afectando el conflicto catalán. "El tema catalán me ha afectado muchísimo. Me sentía incomprendida, me preocupaba una quiebra emocional con personas que quiero mucho", afirmó.

"No he perdido amistades porque me resisto a que eso ocurra, pero ahora hay silencios con determinadas personas porque sé que ellas no me entienden. Yo procuro entenderles porque hago esfuerzos de empatía. Pero sé que a ellos les puede doler mi posición, lo que defiendo. Y me duele porque siempre he pensado que las personas deben estar por encima de todo lo demás", continuó diciendo.

"Es perfectamente legítimo defender la independencia. Pero la unilateralidad de la manera que se ha defendido es lo que me ha dolido porque ha habido un engaño autocolectivo. Eso me hacía sentir estafada y me dolía por mi entorno", sentenció.

Además, la presentadora recordó los meses en los que trabajó con la Reina Letizia en TVE: "Coincidimos apenas unos meses durante un verano que ella trabajaba a las tres y yo también. ¡Quién me iba a decir a mí que cuando estábamos las dos cómo reporteras que ella iba a ser la madre de la Princesa de Asturias!".

Publicidad - Sigue leyendo debajo