María Lapiedra deja atrás su pasado y se convierte en María Pascual

La artista ha decidido dar un paso más en su transformación hacia María Pascual, quien es en realidad, y lo ha hecho por todo lo alto. Ha visitado 'Cámbiame' para dejar atrás su pasado y ser una María totalmente renovada, más Lomana y menos choni.

La actriz ha sido otra de las socialités que ha pasado por 'Cámbiame' para hacer una transformación en su vida.

Como ella misma ha contado en el programa, quería encontrar su propio estilo. Y es que antes era Mark Hamilton, su ex marido, quien decidía sus estilismos, y como ya ni se hablan, necesita encontrar su look perfecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según María, "a Gustavo le da exactamente igual lo que me ponga, piensa que estoy preciosa siempre". Y allí estaba su chico para apoyarla en su transformación.

Ha dejado atrás a María Lapiedra para volver a ser María Pascual, la 'pascualina' de su Gustavo. Con un vestidazo rojo, abrigo peludo rosa, y un nuevo corte de pelo, aparecía María ante la atenta mirada de todos.

La reacción de su chico no ha podido ser más especial, se ha llevado las manos a la boca y le han brillado los ojos al verla. No ha tardado en piropearla ante la inseguridad de María.

Aunque lo cierto es que María está guapísima con el cambio, no toda la transformación ha sido color de rosas.

Durante el cambio, en sus charlas con Cristina ha confesado que es una mujer muy insegura y que muchas veces le ha salido bien lo de hacerse la tonta.

María ha roto a llorar con los estilistas, a quienes les ha contado que se arrepiente de haber trabajado en cine de adultos. Pero eso no es todo, también ha contado que su relación con Mark es tan tóxica que se insultan todos los días, aunque él le dio el regalo más importante, sus dos hijas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Algo que ha llamado la atención de todos, durante el cambio, ha sido la reacción de Cristina Rodríguez al saber cuánto ha ganado María por contar, en todas partes, su historia de amor.

"Es mucho dinero", aseguraban ambas, aunque María ha quitado hierro a la posible polémica confesando que lo utilizará para pagar su casa; "al menos es para algo bueno".

Publicidad - Sigue leyendo debajo