Penélope Cruz contra los cuentos de hadas

La de Alcobendas ha reconocido que no le gustan nada los finales de cuentos como 'La Bella Durmiente' y 'La Cenicienta' pero que por eso no deja de leérselos a sus hijos: Leo, de siete años, y Luna, de cinco. Lo que hace Penélope Cruz es cambiar el final para evitar que los niños crezcan con ideas preconcebidas.

Penélope Cruz es nuestra actriz más internacional, pero el papel de su vida no está en la gran pantalla, sino el que 'interpreta' en la vida real, el de madre. La intérprete ha revelado en una entrevista que cuando lee cuentos a sus hijos cambia el final y explica los motivos.

La mujer de Javier Bardem confiesa en una entrevista para la revista 'Porter Edit' que no le gusta como acaban los cuentos de hadas pero no por eso deja de leérselos a sus hijos. "Los cuentos de hadas son vitales. Se trata de las primeras historias que escuchas de pequeño, de boca de tu padre y de tu madre", comenta la actriz.

Penélope Cruz y su marido, Javier Bardem

"Así que, cuando se los leo a mis hijos por la noche, siempre cambio los finales; siempre, siempre. Que les jod... a Cenicienta y a la Bella Durmiente y a todas las demás. Hay demasiado machismo en esas historias y eso puede afectar a la manera en que los más pequeños ven el mundo. Si no tenemos cuidado, pueden empezar a pensar: 'Ah, así que es el hombre el que lo decide todo'", explica Penélope.

La intérprete también ha revelado cómo modifica los finales, suprimiendo la típica boda de los cuentos de hadas que se presenta como solución a todos los problemas de la protagonista. "En mi versión de la Cenicienta, cuando el príncipe le pregunta si quiere casarse con él, ella responde: 'No, gracias, no quiero ser una princesa. Quiero ser astronauta, o chef'", reconoce la actriz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo