Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

El gran susto de Anabel Pantoja

La última visita de Anabel Pantoja a 'Sálvame' no fue lo que se dice tranquila. La sobrina de la tonadillera no se encontraba muy bien y los síntomas se fueron acrecentando a lo largo de la tarde. Tanto que hasta casi pierde el conocimiento en pleno directo.

A pesar de que es algo que no se puede evitar, fue el momento 'Tierra, trágame' de Anabel, que comenzó a sentirse mal en directo, ante más del millón de espectadores de 'Sálvame' y en uno de los momentos más tensos del programa: cuando todos los colaboradores se enfrentaban al 'multipoli', un polígrafo multitudinario para conocer si éstos le tenían miedo a Kiko Hernández.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Fue mientras todos debatían las respuestas, y cuando Anabel se levantaba de la silla tras contestar las incisivas preguntas de Conchita ante el polígrafo, cuando ésta comentó que no se encontraba bien. "Me siento mareada", exclamó la sobrina de Isabel Pantoja, como pudo, entre su cara pálida, los sudores fríos y algunos escalofríos.

Rápidamente todos los colaboradores se preocuparon por el mal aspecto de Anabel, y era Paz Padilla la que tomaba el control de la situación, pidiendo a Anabel a que se tumbara en un sofá con las piernas en alto y la cabeza apoyada en el regazo de Kiko. "No dudes en decirnos si te encuentras mal o se te va pasando", decía la presentadora a Anabel.

Tan sólo estuvo unos momentos tumbada, mientras Kiko le daba aire con los tarjetones del programa, hasta que pudo volver a reincorporarse, aunque prefirió quedarse sentada un rato más. Al final, después del susto de la bajada de tensión, Anabel volvió a coger la velocidad del programa y se enfrentó al veredicto del polígrafo, que determinó que ella... Sí tiene miedo a Kiko Hernández.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Publicidad - Sigue leyendo debajo