Chabelita quiere ser una Kardashian y así lo va a conseguir

La hija de Isabel Pantoja se ha propuesto hacer su reto más duro para parecerse a una Kardashian... ¿pero por qué? ¿Qué reto? Os lo contamos...

¿Qué tiene en común las Kardashian e Isa Pantoja? Probablemente, que ambas forman parte de familias cuyos apellidos resuenan en cada rincón de sus respectivos países, pero, a partir de ahí, nada más. Sin embargo, ahora Chabelita se ha empeñado en querer ser una de ellas, y lo piensa conseguir ¡siguiendo una dieta! Pero no una cualquiera...

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Había pensado en seguir la dieta de una celebrity. Yo soy muy fan de las Kardashian. La voy a hacer durante 3 días, que para mí van a ser un infierno. He cogido la de Kourtney, la de Kim y la de Khloe, y al final me decanté por la de Khloe. Yo me identifico un montón con ella", explica emocionada en su último vídeo para 'Soy como soy', su canal en MTMad.

Poco sabía que la emoción no le iba a durar demasiado, y es que después de mucho investigar, Chabelita dio con las dietas de Kourtney, Kim y Khloe Kardashian, pero finalmente se quedó con la de esta última, consistente en 7 comidas diarias: "Esto es importante, porque yo sólo hago desayuno, comida si eso, merienda y cena. 4 comidas, y prácticamente 3", dice lamentándose, pero no cejó en su empeño

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Probablemente os parecerá mucho, pero nada más lejos: al no ser grandes cantidades, al final siempre se las apañaba para pasar hambre...

Aunque estaba ilusionada por empezar la dieta para tener un cuerpazo, la cosa no empezó demasiado bien y oliendo el batido del desayuno: "Huele a gimnasio...", expresó con cara de asco... ¡Hay que echarle más fuerza de voluntad, que para algo es un reto, Chabe!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al no haber seguido una dieta en su vida, Chabelita no estaba preparada, y mucho menos al encontrarse en casa de la madre de Alberto Isla en Sevilla, su novio y padre de su hijo, ya que están buscando casa en Jerez. Por eso, se hicieron con las provisiones justas para los 3 días de dieta que iba a seguir: fruta, verdura y barritas energéticas...

Sigue comiendo y, a la noche, intercambian regalos de San Valentín: ella le regala un circuito termal con un masaje y él a ella un conjunto de pendientes y colgante de Swarovski y una paleta de sombra de ojos de Make Up For Ever

Chabelita es más de carne que de verdura, y esto es así. No tuvo problema en comerse el pollo, pero la verdura...la verdura era otra historia: "Me he tenido que comer el brecol con el pollo a la vez, porque es que no podía", se quejaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero como no todo iba a ser dieta, la pareja también intercambió regalos un día antes de San Valentín, ya que el día de los enamorados iban a estar algo liados: ella le regaló a él un circuito de spa con masaje estupendo para relajarse...

Y él a ella un colgante y unos pendientes de Swarovski, además de una paleta de sombras de ojos de Make Up Forever. ¡Muy bien, Alberto, a gastarse los cuartos en tu novia!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Precisamente al día siguiente consiguieron sacar un hueco para disfrutar del regalo que Isa le había hecho a Alberto, y las vistas de todo Sevilla, incluida la Giralda, eran espectaculares...

Para cerrar el día, ¿qué mejor que un poquito de ejercicio? Chabelita consiguió hacerse con la tabla de ejercicios de la mismísima Khloe... y acabó baldada. Pero ¿quién dijo que tener un cuerpazo fuera gratis? ¡Hay que sudar!

Finalmente, el remate fue el batido detox que tuvo que hacerse, compuesto de manzana, aguacate, espinacas y leche. la mexcla no suena nada bien... pero el sabor, al parecer, era peor: "He leído que son muy buenos para la piel y tal, pero yo nunca lo he hecho porque nunca me han gustado las verduras... pero como ya estoy metida de lleno en la dieta, pues obviamente lo voy a hacer".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Primero se lo tomó a Alberto para apoyar a su chica... pero no le animó demasiado al decirle que no estaba bueno y, con cara de asco y tapándose la nariz, se lo tragó todo: "Es como si me hubiera tragado fuego", sentenció con tos incluida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo