Carmen Lomana: "Todas las famosas van de prestado"

La socialité ha enseñado su armario en una exposición que recoge más de 80 'looks' creados por ella misma y de su posesión.

Carmen Lomana comparte su armario y podemos ver muchos de los vestidos que gurda en una exposición en el Museo del Traje de Madrid. Aunque no es todo lo que tiene, en palabras del comisario de la exposición es tan solo un cinco por ciento. Desde Óscar de la Renta, Rochas o hasta su amigo David Delfín son muchos los que firman estas "joyas" de la Lomana.

¿Por qué ahora?

En la vida son momentos. Hace años me lo ofrecieron y no estaba por la labor, quizás porque me produce pudor que piensen que es una vanidad enseñarlo. Es un deseo de compartir y cuando me lo ofrecieron la primavera pasada accedí. La gente me dice que quiere ver mis armarios, que son habitaciones.

El comisario de la exposición dice que es solo un cinco por ciento de todo lo que tienes, ¿cómo eliges?

Hay muchas más joyas que se han quedado en casa. De hecho, hay algunos que no están como un Azzaro que me fascina y que me lo pongo de vez en cuando y no me apetecía que estuviera aquí dos meses.

Hay un vestido que fue el que te pusiste en la última fiesta que acudiste con tu marido, Guillermo, ¿por qué no está tu vestido de novia?

Porque se perdió. Era una maravilla que me hicieron en Londres Marisa Marti, que realmente era Marisa Martín, hija de un exiliado en Londres. Era lo más en Londres y quería que me lo hiciera ella. Era un vestido victoriano, que era una joya.

¿Cómo se perdió?

Lo dejé en mi casa de San Sebastián. Cuando la vendí, me moría de pena y dejé muchas cosas guardadas en un pabellón del jardín. Hacía cinco años que había muerto mi marido y me sentía incapaz de levantar esa casa. Les pedí a los compradores que me lo guardaran con vestido de fallera, y cuando se lo reclamé, me dijo que no los tenían. Hace un mes le reclamé el vestido de novia para la exposición y me dijo que no lo tenía. En aquella casa también quedó una colección de YSL que me compré en Londres.

¿Cuándo nace tu afición por la moda?

Desde la cuna. Cuando era pequeña miraba con fascinación a mi madre. Mis padres eran una fashionistas.

¿Tú eres fashion victim?

No, yo soy fashion disfrutona. Siempre he vivido la moda de una forma natural.

¿Para vestir bien hace falta dinero?

En este momento puedes vestir bien y con mucha gracia en tiendas low cost. Soy forofa de Zara. Me encantaría hacer una exposición de cosas low cost.

¿Diseñarías?

Claro, porque tengo mucho criterio de moda. Sobre todo sería una estupenda estilista. Me han ofrecido diseñar, pero no me ha apetecía meterme en más jardines. Me encantaría hacer una colección de playa, porque la gente se viste muy mal para ir a la playa.

Vas a donar uno o dos vestidos para una buena causa, ¿te da pena desprenderte de estás joyas?

Yo me desprendo de muchas cosas para mi mercadillo de navidad. He llegado a vender abrigos de Chanel a 300 euros. Tienes que tener una mente muy generosa.

¿Echas de menos haber tenido una hija para darle todo esto?

Mucho. Me hubiera gustado ser madre con Guillermo. Adoro los niños. Cuando me dicen que soy envidiable, digo que no porque me falta lo más importante: Tener una familia. Pero no me gustaría adoptar.

¿Te gustaría que alguna famosa hiciera una exposición como tú?

Ahora todas las famosas van de prestado y no sabes si tienen gusto. Cuando las veo por la calle van hechas un pingo. Así cuando les piden una foto, salen corriendo. Yo también lo haría si fuera con ese careto. ¿Qué celebrity tiene buen gusto? Yo que ´se, si las viste un estilista y llevan todo prestado. Son mujeres anuncio, no tienen una consistencia.

¿Quién es la mujer más elegante de España?

Depende del criterio que tengas de elegancia. Yo soy de una elegancia más sobria. Nati Abascal tiene un estilo estupendo, aunque yo nunca me vestiría como ella porque es demasiado barroca, pero me parece estupendo. Clara Courel o Eugenia Silva también me gustan, que siempre van muy bien vestidas.

¿Llevas zapatillas de deporte?

Sí, pero siempre las Converse porque me hacen el pie más pequeño. Tengo un 41 y no puedo llevar zapatillones.

A su exposición no han faltado invitados con mucho estilo, como Pelayo, Hannibal Laguna, Albert Castelló o Pepino y Marino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo