Joaquín Reyes desvela cómo fue su encuentro con la policía

El humorista ha contado en 'El hormiguero' cómo vivió uno de los momentos más surrealistas de su vida, cuando casi lo detienen al confundirlo con Puigdemont.

image
Gtres

El cómico ha vivido uno de los momentos más surrealistas de su vida. Joaquín se encontraba grabando uno de los 'sketches' para su sección Zanguangos en El Intermedio cuando seis policías nacionales le han interrumpido. ¿Por qué? Joaquín iba caracterizado de Puigdemont, expresidente de la Generalitat, que se encuentra prófugo de la Justicia en Bruselas, mientras rodaba en el conocido Parque Europa de Torrejón de Ardoz (Madrid), según informa Vertele.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tal era el parecido de Joaquín con Puigdemont que un vecino de la localidad madrileña ha alertado a la policía asegurando que el expresidente se encontraba allí. Cuando se ha descubierto que se trataba de una parodia, tanto los agentes de la Policía Nacional como el equipo de La Sexta se lo han tomado con humor y la grabación ha podido continuar.

Gtres

El 'sketch', que seguro que será uno de los más vistos, se emitirá el próximo lunes 26 de febrero en el programa presentado por El Gran Wyoming.

Durante 'El Hormiguero', el humorista ha entrado en directo para contar la que se ha convertido en una divertidísima anécdota que, sin duda, no va a olvidar.

"Estaba yo haciendo de Puigdemont en el parque Europa de Torrejón, cuando un señor ha dicho 'adiós que está aquí el ex president, voy a llamar a la policía para que lo detengan', entonces el equipo ha puesto cara de 'aiba que viene la policía', y me he girado y he visto seis agentes que venían despacito, o no les apetecía detenerle o se olían la tostada. Les hemos explicado que era Joaquín Reyes para 'El intermedio', ha habido risotadas, abrazos..."

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Asegura que tras la situación ha podido a hablar con el señor que ha llamado a la policía, preguntándole asombrados cómo ha podido llamar a la policía, a lo que él ha zanjado; "No está la situación para bromitas".

Publicidad - Sigue leyendo debajo