Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Mario Conde, de nuevo en la calle, tras pagar la fianza

El exbanquero abandonaba la cárcel madrileña de Soto del Real tras abonar 300.000 euros de fianza y desde el pasado viernes disfruta de una 'libertad' que ha comenzado con la visita a sus dos hijos y con toda una declaración de su estado emocional a través de su perfil de Facebook.

Mario Conde salía en libertad el pasado 17 de junio, tras pasar dos meses en prisión por el supuesto blanqueo de 13 millones de euros y diversos delitos fiscales. El exbanquero goza desde entonces una libertad bajo fianza -300.000 euros- y no tendrá que volver a la cárcel madrileña de Soto del Real mientras no incumpla las medidas cautelares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El que fuera presidente de Banesto se ha visto obligado a entregar su pasaporte en la Audiencia Nacional. Así, no podrá viajar fuera del territorio nacional y si tiene intención de hacerlo deberá pedir una autorización previa.

Todos los lunes, Conde debe personarse ante el juzgado número 1 de la Audiencia Nacional y presentarse en el juzgado "cuantas veces sea llamado". Tampoco podrá cambiar de residencia, pues "no podrá variar (su domicilio) temporal o definitivamente sin autorización judicial". En caso de no cumplir estas medias, será inmediatamente detenido.

Los primeros días fuera de prisión, Mario Conde los ha aprovechado para ver a su hija Alejandra -que se encuentra bajo arresto domiciliario por el mismo caso que su padre- y a su hijo Mario, quien le esperaba en su domicilio. Conde también ha tenido tiempo para reflexionar en estos días y prueba de ello es la carta que ha escrito en su perfil de Facebook.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Ante la imposibilidad física de agradecer individualmente a todos los que en este cuarto encierro en prisión me habéis hecho patente vuestro apoyo y afecto, que han sido decisivos en estos momentos, uno de los mas dolorosos de mi vida, utilizo esta red social para enviaros un abrazo preñado de afecto y agradecimiento, en mi nombre, en el de mis hijos, mis colaboradores mas próximos y de las personas que -me consta- han sufrido este nuevo golpe -otro más- en mi existencia", explicaba el exbanquero.

Enfadado y dolido con todos los que no han creído su versión, exponía: "Soy consciente de que a la tribu de la carroña le dará igual. Quienes viven de mentir y difamar sienten alergia por la verdad, porque destroza sus platos de lentejas".

Por último, señalaba: ''Si me vuelven a ingresar en prisión por lo que sea, ingresaré. Pero cuando termine me iré. Ojala mis hijos, nietos y aquellos a quienes quiero me acompañen, pero no puedo forzarles''.

Publicidad - Sigue leyendo debajo