Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Muere Socorro Ruiz-Mateos, hija primogénita del popular clan empresarial

La administradora inmobiliaria, de 57 años, fallecía el pasado viernes en Pamplona tras luchar durante 15 años contra la leucemia.

Socorro Ruiz-Mateos, la hija mayor de José María Ruiz-Mateos y Teresa Rivero, falleció el pasado viernes, 13 de enero, víctima de un cáncer contra el que estaba luchando desde hace 15 años. La miembro del clan empresarial, de 57 años, fallecía en Pamplona rodeada de los suyos.

"Ha sido muy duro, pero por lo menos descansa tranquila, después de mucho tiempo pasándola mal. Estamos destrozados", afirmó al diario ABC una de sus sobrinas. A Socorro se le detectó leucemia en 2001, volviéndosele a reproducir hace tan solo un año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A diferencia de muchos de sus hermanos, Socorro Ruiz-Mateos Rivero intentó siempre mantenerse al margen de la prensa del corazón, llevando una vida tranquila en compañía de su marido, Bernardo Landeta, y sus seis hijos: José María, Fátima, Ínigo, Álvaro, Bernardo y Javier.

La hija mayor de Ruiz-Mateos nació en Jerez de la Frontera un año antes de que su padre fundase la popular Rumasa. Contrajo nupcias con su marido en Londres, durante el tiempo en el que la familia se trasladó a la capital inglesa tras la expropiación de Rumasa en 1983.

Viviendo a caballo entre El Puerto de Santa María, Jerez de la Frontera y Madrid, al final tuvo que fijar su residencia en Pamplona, más en concreto en Cizur, desde donde recibía el tratamiento para su enfermedad. Administradora de dos inmobiliarias, la última aparición pública de Socorro fue para ejercer de madrina en la boda del segundo de sus hijos, Íñigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Publicidad - Sigue leyendo debajo