Los brutales atentados de Barcelona desatan oleadas de indignación y solidaridad

Casa Real, políticos, personalidades y famosos se vuelcan en las redes con las víctimas y contra los asesinos.

image
Instagram

Hacía trece años que España no sufría un atentado yihadista (desde los terribles atentados de Madrid), pero en la tarde de este jueves el terrorismo ha sacudido Barcelona dejando hasta el momento 14 muertos -cinco de ellos niños- y unas ciento treinta heridas de distinta gravedad, más de una decena de éstas en estado crítico.

Eran las 16.55 horas cuando una furgoneta a toda velocidad circulaba haciendo eses por Las Ramblas de Barcelona. En total, el vehículo en manos de los asesinos recorría en su mortal carrera más de quinientos metros sembrando el pánico a su caso y dejando un panorama dantesco. Quienes se libraron del atropello corrieron a refugiarse en las tiendas cercanas mientras las fuerzas de seguridad comenzaban a controlar la zona.

La furgoneta que servía de arma había sido alquilada por un ciudadano marroquí llamado Driss Oukabir, de 28 años, que era detenido poco después cuando se presentaba en una comisaría para decir que uno de sus hermanos le había robado el pasaporte. Otro terrorista habría fallecido en un tiroteo con los Mossos y se . También se localizaba en la ciudad de Vic otra furgoneta alquilada por los terroristas seguramente para su huída.

Sobre las 21.30 horas del jueves el Estado Islámico reivindicaba el atentado de Barcelona a través de su agencia oficial.

Sobre la una la madrugada se producía otro atentado en Cambrils (Tarragona), que era abortado por los Mossos. Pese a la rápida actuación de estos, no se podía evitar un atentado similar al primero en el Paseo Marítimo, que se ha saldado con un fallecido y varios ciudadanos heridos, y un mosso herido leve.

Los terroristas se saltaron un control policial en la entrada de la ciudad, y en el intento de escapar, se produjo el arrollo de las personas que estaban transitando por el Paseo Marítimo. Después de que el vehículo volcara, los terroristas se bajaron del mismo y comenzaron a apuñalar a gente. Los cinco terroristas, que portaban cinturones con falsos explosivos y armas de fuego, eran abatidos por la policía. Todo apunta a que pretendían atentar de nuevo en Barcelona.

Los mensajes de condolencias y condena no tardaban en llegar, comenzando por el de la Casa Real.

Personalidades y famosos también mostraban su rechazo inmediatamente.

View this post on Instagram

Basta ya!!! #Barcelona🖤

A post shared by Belén Esteban (@belenestebanmenendez) on

Publicidad - Sigue leyendo debajo