Paz Padilla aclara el estado de salud de Chiquito de la Calzada

Al humorista le van a realizar un cateterismo y no reviste gravedad.

Chiquito de la Calzada, cuyo nombre real es Gregorio Sánchez, de 85 años, se encuentra ingresado en Málaga por un dolor torácico. Es la segunda vez en menos de un mes que el querido humorista permanece internado en el hospital. El pasado 15 de octubre tuvo que ser rescatado de su vivienda por los bomberos después de que sus familiares no consiguieran contactar con él. El reportero de 'Sálvame' José Antonio conectó en directo con el programa desde la puerta del hospital y aseguró que había recibido una información sobre el estado de salud del humorista un tanto preocupante. Sin querer entrar en detalles por respeto y por la amistad que tiene con Gregorio, el reportero trató el tema con mucha prudencia y sólo se atrevió a decir que "le están haciendo pruebas y que debemos estar atentos en los próximos días a su evolución".

Paz Padilla, gran amiga del humorista, ha querido aclarar el estado de salud de Chiquito "con el permiso de la familia y de su representante". La presentadora ha asegurado que nunca ha estado en la UCI aunque sí en Urgencias. Y que su estado en ningún momento ha sido grave sino que su sobrina ha preferido no hablar porque se agobia con la prensa. Ha explicado que le van a realizar un cateterismo, una prueba sencilla con anestesia local, y es probable que el sábado regrese a su casa.

Además, ha matizado que Chiquito está consciente y que no ha estado solo en ningún momento.

Telecinco

El cómico vive solo desde que enviudó, aunque su familia siempre está muy pendiente de él, por eso su preocupación al no recibir señales de carismático humorista. Chiquito se cayó sin poder levantarse del suelo y además se dejó puestas las llaves por dentro de casa, motivo por el que los bomberos tuvieron que utilizar un vehículo de autoescala para acceder a su vivienda. Aunque estaba consciente cuando lo rescataron, permaneció ingresado tres días. El malagueño se hizo famoso con 62 años, pero su vitalidad siempre ha sido su mejor arma para la sonrisa de sus espectadores. Expresiones como 'Fistro', 'pecador', 'torpedo', '¡No puedor!' siguen formando parte del lenguaje coloquial de los españoles 20 años después de su nacimiento como estrella. La perdida de Pepi, su mujer, es algo que el humorista aún no ha superado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo