Antonio David reclama casi 5.000 euros mensuales a Rocío Carrasco

La vista, a la que ambos acudieron con sus abogados, duró siete horas. Tiempo que tuvieron que pasar en una pequeña sala de los juzgados.

El pasado 20 de diciembre Antonio David Flores y Rocío Carrasco volvían a verse las caras en los juzgados de violencia de género de Alcobendas (Madrid). ¿El motivo? Un procedimiento civil que se ha metido dentro de la causa penal abierta por presuntos malos tratos y alzamiento de bienes.

La jueza que instruye el caso les había convocado para estudiar una modificación de las medidas que el colaborador televisivo interpuso contra su exmujer y en la que pide Rocío Carrasco se haga cargo de la mitad de los gastos de los estudios de sus hijos. Según informaba Paloma García Pelayo en 'El programa de Ana Rosa', la cifra rondaría los 5.000 euros. Antonio David reclama ese dinero para los estudios de Psicología de su hija en Sevilla y gastos derivados de eso como el alquiler del piso, comida.... Y también para su hijo, David, que necesita tratamiento médico, clases de logopedia y rehabilitación, entre otras necesidades. "Él dice que no tiene ingresos, tiene que gastar unos gastos futuribles, porque eso lo pasa hace un año. Presenta una serie de cosas que son irreales", afirma García Pelayo que asegura que cuando Antonio David presentó la modificación, Rocío Flores sólo estaba haciendo un curso online y su hermano no recibe tratamiento médico desde 2013. Según contó la periodista, el Juez de instrucción solo admitió como válidos dos de los justificantes económicos que presentó el demandante, los cuales no sumaban una cifra superior a 300 €.

La vista duró más de siete horas y, según ha comentado la periodista, "se vivió mucha tensión".

Antonio David y Rocío Carrasco llevan casi veinte años de de enfrentamientos, desde que se separaron en 1999, una "guerra" que se recrudeció cuando su hija se fue a vivir con él en 2013 y su hijo David, hizo lo mismo en 2016 cuando faltaban tres meses para que cumpliese la mayoría de edad.

Además, Rocío Carrasco no tendrá que someterse a la pruebas psicológicas que pidió David Flores. El colaborador televisivo quería la valoración de los peritos pero en el auto de la audiencia provincial de Madrid indica que "a quien corresponde valorar tal extremo no es a los peritos sino a los órganos judiciales a los efectos de determinar la virtualidad probatoria (...). Valorar y confirmar la existencia de secuelas que médicamente sean consecuencia directa de un delito de maltrato piscológico (...). No se puede obligar a realizar cualquier tipo de prueba de valoración personal en contra de su voluntad". Además, "no cabe recurso ordinario alguno".

Publicidad - Sigue leyendo debajo