Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Mayte Zaldívar se sincera tras su paso por prisión

La exmujer de Julián Muñoz se sienta en un plató de televisión y habla sobre sus momentos más complicados.

Telecinco

Maite Zaldívar sorprendía a todos este sábado al volver a la vida pública. La exmujer de Julián Muñoz entraba por teléfono en 'Viva la vida' para confesar, entre otras muchas cosas, que jamás va a perdonar a Isabel Pantoja.

Aprovechando su llamada, Toñi Moreno ofreció a la empresaria acudir este domingo al programa para contar su verdad, una invitación que la ex de Julián Muñoz aceptó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Maite ha comenzado su entrevista diciendo que ahora se encuentra bien, pero que sigue teniendo "momentos bajos". La empresaria comentó que después de pasar todo lo que ha pasado, aún le quedan "lágrimas secas".

Los recuerdos que tiene no son todos malos, pero acaban provocándole lágrimas hasta dormida.

Entrar en prisión fue mi liberación

Zaldívar aprovechó su paso por el programa para agradecer públicamente a todas las personas que hicieron que su dos años en la cárcel fueran "menos malos". Maite reconoció que cuando entró en prisión se sintió liberada, pero que tras su paso se dio cuenta lo mucho que pueden cambiar las cosas en dos años.

Pero que el cambio más importante ha sido el suyo: "He cambiado yo, quizás no ha cambiado nadie más, ha cambiado la edad de mis nietos, que están mucho más grandes".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Telecinco

Para Maite entrar en prisión fue una liberación, porque comenzaba "la cuenta atrás" del calvario que vivió tanto sentimental como legalmente. Además, dice haber conocido a gente muy buena. "Habrán cometido sus delitos está claro, pero ello no quita que sean buenas personas", decía una emocionada Maite Zaldívar.

Pero, ¿qué ha aprendido Maite en la cárcel? "Aprendí a saber a quién tenía fuera, a quién recuerdas… y sobre todo una cosa muy tonta, muy tonta: aprendí que mi dedo gordo podía tapar la luna y que si hacía eso podía salir fuera y seguir queriendo a mi familia… eso era lo que me animaba en mis noches más amargas".

Sus dos años en prisión han sido muy duros, Zaldívar recuerda que se despertaba con el sonido de los candados y la sirena. "Pasé mucho frío y mucho calor. No pasé miedo, pero sí sentí temor", reconoce una emocionada mujer que ha pagado ya todas sus deudas con la justicia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hablar con Julián Muñoz puede ser peligroso

Maite ha confesado que hablar públicamente de las bolsas de basura con dinero que vio entrar en su casa fue algo que le perjudicó y mucho, pero que "no podía de la rabia".

Maite ha asegurado que, aunque tiene un trato cordial con Julián Muñoz y no le desea nada malo, no podría sentarse con él a solas, pues todavía hay mucho dolor. "Julián Muñoz me fallado, pero lo que más me duele es que haya permitido que a mis hijas se les hiciese mucho daño".

Con respecto al delicado estado de salud por el que atraviesa su exmarido asegura que no siente pena, que tiene el cariño de sus hijas y hay muchas personas que lo cuidan y lo quieren.

Julián e Isabel no se querían: a uno le gustaba el dinero y al otro el poder

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Eso sí, a la que jamás va a perdonar es a Isabel Pantoja. La tonadillera tuvo una relación sentimental con su marido y se lo negó en la cara. Para Maite Julián Muñoz e Isabel Pantoja nunca estuvieron enamorados, sólo les movía el interés: "Julián e Isabel no se querían: a uno le gustaba el dinero y al otro el poder. A ella no la voy a perdonar nunca".

Telecinco

Publicidad - Sigue leyendo debajo