La reacción de Kiko Rivera a la entrevista de su hermana Chabelita

El hijo de Isabel Pantoja no hizo declaraciones sobre el fatídico incidente que sufrió una fan antes del concierto de su madre en Las Palmas.

Los Pantoja guardan silencio sobre la última entrevista de Chabelita al 'Deluxe', en la que afirmó que su madre "lleva una vida triste y solitaria".

El pasado domingo 14 de enero, Kiko Rivera llegaba a Sevilla procedente de Barcelona, donde había estado trabajando como Dj. El hijo de Isabel Pantoja, con nuevo look después de haberse afeitado la barba y perder más de 20 kilos, no ha querido responder a la prensa que se encontraba esperándole en el aeropuerto a su llegada para preguntarle por las declaraciones de su hermana, la noche anterior.

Un entrevista en la que Chabelita explicaba que no se ha felicitado el nuevo año ni con su madre ni con su hermano. La joven contaba que tenía pensado cenar con su madre en Cantora el día de Nochevieja junto a su hijo Albertito y el padre de su pequeño, Alberto Isla. Pero Isabel prefirió vetar la entrada del padre de su nieto y desde entonces madre e hija no han vuelto a hablar. Chabelita tampoco ha hablado con su hermano Kiko desde el cumpleaños de su sobrina Ana, que sopló dos velas el pasado 15 de diciembre.

Además, Isa explicó que no tiene relación ni con su abuela Ana ni con su tío Agustín, pero que no quería hablar mal de ellos puesto que sabe que le duele a su madre. Dejó entrever que no siempre la han tratado como a una más en la familia, aunque se guardó los detalles para ella, sabiendo que su abuela es una persona mayor que no se va a defender públicamente.

Kiko prefirió guardar silencio a su llegada a Sevilla. Sobre su hermana y también sobre el concierto que su madre había dado esa misma noche de sábado en Las Palmas de Gran Canaria, en el que lamentablemente fallecía una gran fan de la cantante a los 58 años, llamada Rosa Delia Nuez, en la cola para entrar en el Gran Canaria Arena poco antes de que comenzara el show a las nueve de la noche.

La mujer, conocida como la Pantoja de Canarias, había sido invitada por la propia oficina de la cantante. Anabel Pantoja le obsequió con una invitación personal tras acudir a un programa en Televisión Canaria donde expresó que no podría acudir al concierto por falta de medios. Rosa fue incluso con un chófer de la producción del programa de la Televisión Canaria, pero comenzó a sentirse indispuesta y cayó fulminantemente al suelo por una parada cardiorrespiratoria. Los efectivos sanitarios no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo