Joel Bosqued, de lo más animado

Tras dos años de relación y justo cuando habían comenzado a vivir en la nueva casa de la actriz en Madrid, el actor Joel Bosqued y Blanca Suárez podrían haber puesto fin a su relación. Ninguno confirma la noticia, pero parece que ya hacen vidas separadas. Él no se lo pasa nada mal.

En estos tiempos que corren, cuando alguien deja de seguir a su pareja en redes sociales suele ser sinónimo de ruptura y de ahí los rumores de que Blanca Suárez y Joel Bosqued hayan puesto fin a su relación, después de dos años de amor. Al parecer el actor dejó de seguir la cuenta de Instagram de la actriz hace unos días y desde entonces no se les ha visto juntos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

De hecho, mientras ella se fue de concierto en Madrid, él muestra su cara más marchosa en Barcelona y Formigal. La pareja parece haber puesto tierra de por medio y el actor lejos de pasárselo mal, muestra su lado más desconocido.

El pasado sábado 13 de enero, Joel acudía a la Ultrapop, una de las fiestas de ambiente gay más conocidas de la Ciudad Condal. El actor llegó con dos amigos y lo dio todo en la pista de baile.

Lejos de la imagen distante y seria que suele ofrecer en los photocalls, el actor se mostró de lo más relajado y animado. Bailando y dándolo todo en la discoteca junto a sus amigos. Como muestran estas imágenes, Joel no parecía tener ninguna preocupación.

El actor se integró perfectamente entre los numerosos asistentes a la fiesta, que se fijaron en él y aseguran que lo dio todo en la pista. Vestía una camiseta blanca tipo 'oversize' y pantalones oscuros. La fiesta contó con djs de la escena local como Bulma Beat o Purpur y suenan remezclas y pop electrónico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El actor ha dejado claro que le gusta la música electrónica. Tras dejar Barcelona, Joel puso rumbo a la estación de Formigal, donde ha estado practicando snowboard y disfrutando de las sesiones de los djs de la discoteca Marchica, una enorme sala de fiestas con terraza exterior donde los esquiadores suelen relajarse cuando los remontes cierran.

Publicidad - Sigue leyendo debajo