Gloria Camila habla de su boda y del Museo de Rocío Jurado

La hija de José Ortega Cano, que ha desfilado de flamenca en el Simof 2018, aborda sus planes de boda con el extronista Kiko Jiménez y vuelve a dejar en entredicho a su hermana Rocío Carrasco por las pegas que pone ante la apertura del Museo de Rocío Jurado.

Gloria Camila ha vuelto a ejercer de modelo y se ha vestido de flamenca para Aurora Gaviño dentro del 'Simof 2018', que este año alcanza su XXIV edición. Para la ocasión, hija del torero José Ortega Cano vistió un diseño floreado con volantes y lunares.

En el 'front row', apoyando y disfrutando del desfile y de la faceta de maniquí de la hija de Rocío Jrado se encontraba el novio de la joven, el extronista Kiko Jiménez, que seguía cámara el mano los pasos de su chica sobre la pasarela. Fue después del desfile cuando Gloria Camila hablaba de los planes de boda que tienen, pues el sevillano le pidió matrimonio en pasado año cuando ambos participaban en el reality 'Supervivientes' y ella dijo "Sí".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Gtres

¿Te gustaria casarte este año?, le preguntaron, a lo que Gloria Camila contestó muy segura "No, no lo tengo pensado. Tengo 21 años, soy súper joven y ahora estoy estudiando y trabajando. Él tampoco tiene prisa por casarse...".

Gtres

Al cuestionarle por la pedida de mano que tuvo lugar en Honduras, la hija de Ortega Cano explicaba: "en la isla me lo pidió porque vio el momento justo, el que era guay... y ahí demuestra el amor que tenía; pero eso no quiere decir que se vaya a casar ya ya ya. Lo que pasa es que, que te pidan matrimonio en Honduras, es muy bonito".

El novio de Gloria Camila siguió el desfile muy bien acompañado, pues a su lado estaba la prima de su novia, la cantante Chayo Mohedano, apoyándola.

Gtres

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Precisamente la madre de Chayo, Rosa Benito, hablaba de la no apertura del Museo de Rocío Jurado, que todavía no ha abierto sus puertas a falta de resolver unos flecos legales, señalando que "es una vergüenza".

Gloria Camila respalda estas palabras al afirmar: "Yo llevo diciéndolo tiempo. Llevo tiempo diciendo que ese museo se debería de abrir, que no se abre por lo que no se abre..." dejando caer que es porque su hermana Rocío está poniendo impedimentos; y es que la hija de la cantante gaditana y de Pedrio Carrasco al parecer no quiere que el nombre de Rocío Jurado esté ligado a algo que no está legalmente bien.

Gtres

Preguntada también por si tiene algo que decir a Rocío Carrasco ante la situación creada por el museo, la joven era contundente: "A mi hermana Rocío no le diría nada"... y es que la relación entre ambas no es que esté como el hielo, es que es inexistente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo