Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Paula Echevarría, reunión con su abogada pasada por nieve

La actriz se mantiene de lo más activa y tras llevar a su hija Daniela al colegio, se acercó hasta el hospital Montepríncipe, de allí a un centro comercial y finalizó con una comida con su letrada.

Después de un año de separación entre Paula Echevarría y David Bustamante en el que ambos se han mostrado muy discretos y apenas han hablado de su ruptura, ahora la situación entre ellos se ha recrudecido y todo ello viene motivado por la custodia de su hija, Daniela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El cantante no parece estar de acuerdo con el convenio regulador que firmaron en 2013 según el cual la pequeña se quedaría con su madre en caso de divorcio. David quiere cambiar este punto, pues desea mantener la custodia compartida de la niña.

La protagonista de 'Velvet', intenta solucionar de la mejor manera posible toda esta situación y lo hace con la ayuda de su abogada, con la que quedó a comer en Madrid el día de la intensa nevada. Ni el frío ni la meteorología adversa han impedido que Paula se reúna con la letrada para intentar solucionar cuanto antes todas las desavenencias.

Vestida con un abrigo rosa, gorro de lana, botines y pantalones vaqueros negros, la 'it girl' se mantiene muy activa en su día a día y tras dejar a su pequeña en el colegio, se fue al hospital Montepríncipe, donde se sometió a una revisión rutinaria, de allí a un centro comercial, después quedó con su representante y finalizó la mañana con una comida en un conocido restaurante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A la protagonista de 'Ola de Crímenes' se la ve tranquila y feliz. Quizá algo tenga que ver en todo esto el hecho de que el convenio le da la razón y que en su corazón podrían haberse producidos algunos cambios, pues se ha hablado de una amistad con el futbolista Miguel Torres, de 32 años.

Poco a poco, la situación entre Paula y David va a tener que ir en alguna dirección y esta parece ser la del divorcio, un divorcio que va a ser muy duro, debido a las diferencias que les separan y que, de momento, dejan en manos de sus abogados, que son los que van a intentar llegar a un acuerdo.

De no ser así, no se descarta que la última palabra la dejen en manos del juez para que sea él quien determine si la custodia de Daniela recae en la actriz o si, por el contrario, será compartida por ambos progenitores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo