Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Manolo Santana, ya en casa tras su operación

El ex deportista recibió el alta médica el pasado 11 de febrero tras ser operado de una hernia inguinal. Nada más salir del hospital, se marchó con su mujer a comer a un chiringuito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ya se encuentra en casa. Manolo Santana recibió el alta médica el pasado domingo, 11 de febrero, tras ser operado con éxito de una hernia inguinal en la clínica Hospitent de Estepona. El ex tenista, que se ha recuperado en tiempo récord, –ingresó el lunes 5 y fue operado el viernes 9– salió del centro médico en compañía de su esposa, Claudia Rodríguez y su íntimo amigo Dionisio Hernández, propietario del grupo Trocadero.

Fue éste el encargado de conducir el coche que llevó a Santana a darse un capricho. El ex deportista les pidió, antes de regresar a su domicilio marbellí, ir a un chiringuito en la playa para disfrutar de una de sus comidas favoritas, el atún regado con una copita de vino Ribera del Duero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Manolo Santana quiere viajar a Madrid

"Me encuentro muy bien", dijo el ex tenista. Tanto es así que no descarta viajar a Madrid en breve para preparar el Mutua Madrid Open, torneo en el que será nombrado Presidente de honor.

"Si me dejan viajaré a Madrid la semana que viene", continuó el ex deportista. Antes, tendrá una revisión para ver que todo evoluciona favorablemente. "El médico le ha recomendado que haga su vida normal y que dé paseos", dijo su esposa.

Precisamente Claudia ha sido cuestionada en diferentes platós. Según José Ramón Llompart, ex director del club de Manolo, "ella le tiene anulado y ha sido muy negativa en su vida." Mila Ximénez apoyó su versión: "Mi hija ya ha llamado quince veces y no ha conseguido hablar con su padre."

Mila Ximénez: "Mi hija no puede hablar con él"

La periodista estuvo casada con Manolo Santana desde 1983 a 1987. Fruto de su relación nació su hija Alba. Según cuenta Mila, por culpa de Claudia, la joven no puede hablar con su padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo