Raquel Revuelta y El Tato, segundas partes sí fueron buenas

El apoderado de Fran Rivera y la exmodelo están recuperando el tiempo perdido tras haber pasado cuatro meses separados...

image

El apoderado de Fran Rivera y la exmodelo están recuperando el tiempo perdido tras haber pasado cuatro meses separados...

Raquel Revuelta y El Tato... ¡de vuelta!

Aunque aseguran que las segunda partes nunca son buenas, no es el caso de la historia de amor de Raquel Revuelta y El Tato.

El apoderado de Francisco Rivera y la empresaria sevillana han retomado su relación después de separarse, por sorpresa, el pasado mes de noviembre y estar separados durante estos cuatro meses.

1 de 8
Él, todo un caballero

El extorero fue a recoger a Raquel a su trabajo para pasar una tarde de compras juntos. Nada más verse se abrazaron con mucho cariño.

2 de 8
Ella, enamorada empresaria de éxito

El Tato y la sevillana, a la que le va de maravilla con su agencia de modelos, empezaron ha salir en marzo de 2011, después de que la Miss España rompiera su relación con el trágicamente fallecido Álvaro Bultó.

3 de 8
Otra vez enamorados

Raquel y El Tato no dejaron de dedicarse mimos, besos y abrazos. Están más enamorados que nunca.

4 de 8
Las escenas más románticas

Durante el paseo, por las calles de Sevilla, la pareja se mostró súper enamorada, haciendo gala del excelente momento que atraviesan en cada esquina, encantados y felices.

5 de 8
Separación a final de año

Todo parecía ir bien entre ellos hasta finales del año pasado cuando saltó la sorpresa de su separación. ¿Por qué? Muy discretos, no han querido hablar de aquel bache que afortunadamente han superado.

6 de 8
¿Funcionará esta segunda oportunidad?

Sin embargo, parece que se han dado cuenta de que no pueden vivir el uno sin el otro y se han dado una nueva oportunidad. ¿Será la definitiva?

7 de 8
Paseo de la mano

 La presentadora y empresaria y el torero retirado se marcharon tranquilamente mientras charlaban para seguir disfrutando en pareja de su ciudad, Sevilla. Agarrados de la mano, caminaban por las calles como una pareja anónima más.

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo