Carmen Martínez-Bordiú pasa las vacaciones con su hija Cynthia

Como cada año, madre e hija se han encontrado en Palma de Mallorca. Juntas, compartieron una jornada marinera a bordo de un yate, en el que también embarcó la mascota de la joven.

image

Como cada año, madre e hija se han encontrado en Palma de Mallorca. Juntas, compartieron una jornada marinera a bordo de un yate, en el que también embarcó la mascota de la joven.

1 de 8
Vacaciones en Mallorca

Después de celebrar su sexto aniversario de boda con José Campos, el pasado 8 de julio, Carmen Martínez-Bordiú ha viajado a Palma de Mallorca para pasar unos días de vacaciones con su hija Cynthia.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Como dos buenas amigas

Carmen y su hija embarcaron en un yate y se dirigieron a la zona de Andratx. Madre e hija charlaron animadamente antes de darse un buen chapuzón.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Tiene mucha complicidad con su hija

Carmen, que llegó al yate con una camisa de croché y unos coloridos pantalones naranajas, dice que con Cynthia, que vive en París con su padre, Jean Marie Rossi, tiene "mucha complicidad".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Natural y espontánea

Carmen es una mujer sin complejos que se muestra natural y espontánea en biquini. A sus 61 años, está estupenda y se atrevió a lanzarse al mar para nadar con su hija.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Preparadas para saltar

Sentadas en cubierta, Madre e hija se pusieron aletas para nadar y compartieron divertidos momentos tanto dentro como fuera del agua.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Una joven muy atractiva

Cynthia también presumió de figura y de moreno con un llamativo biquini naranja que lució sin ningún pudor.

El gran ausente de la velada fue José Campos, que se quedó en Santander: "Mi marido no intenta cortarme la vida, al contrario, le gusta que yo disfrute".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
José Campos prefiere quedarse en Santander

Carmen está acostumbrada a viajar sin su marido, porque José prefiere quedarse en su ciudad atendiendo sus negocios. A él no le van mal, todo lo contrario que a ella, según ha dicho la propia Carmen.

En la imagen, después de darse un baño, Carmen intenta subir al barco seguida de su hija.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Cargadas de provisiones

Madre e hija llevaron neveras portátiles con las viandas y bebidas necesarias para pasar el día en alta mar. Además, las acompañaba la mascota de la joven.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo