Tamara Falcó fiel a su fé

La joven acudió a misa de doce en Madrid, días antes de conocerse la recuperación de su 'tío', Miguel Boyer.

image

La joven acudió a misa de doce en Madrid, días antes de conocerse la recuperación de su 'tío', Miguel Boyer.

1 de 8
Tamara, más relajada

La hija de Isabel Preysler y el marqués de Griñón confesó hace unos meses que encontró la paz interior al reencontrarse con Dios. Tamara Falcó lo demostró un domingo reciente al acudir a misa para cumplir con su fé.

La joven, que se mostró muy relajada al salir de la iglesia, llevaba un vestido camisero y bolso de Balenciaga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Acude fielmente a misa

Además de leer la Biblia y aprender a rezar el rosario, Tamara acude con freceuncia a misa en la Real Iglesia Parroquial de Santiago y San Juan Bautista, en el centro de Madrid. Una costumbre que suele realizar sola, muy seria e, incluso, en varios momentos, emocionada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Volcada en su fe

Tamara se volcó aún más en su fe después de que Miguel Boyer, marido de su madre, y al que ella llama cariñosamente "tío", sufriera una hemorragia cerebral el pasado 28 de febrero y de la que cinco meses después está muy recuperado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Gesto concentrado

El pasado domingo 29 de julio, la joven acudió a la misa de las 12 en el centro de Madrid con gesto concentrado y como siempre hace, se sentó sola en uno de los bancos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Atenta al sacerdote

La hija de Isabel Preysler, que ha heredado la elegancia de su madre, estuvo muy atenta a las palabras del sacerdote y, al igual que otros fieles, se arrodilló para rezar tras comulgar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Verano en Madrid

Este verano, la empresaria se ha quedado en la capital para apoyar a su madre y su hermana, Ana Boyer, además de ayudar como voluntaria en un comedor social. Al salir de la parroqui, la joven se cogió un taxi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Sus primeras palabras tras sufrir un derrame

El que fuera ministro de Economía del primer Gobierno socialista, Miguel Boyer, y su mujer, Isabel Preysler, han concedido una entrevista a la agencia EFE en la que sorprende su asombrosa recuperación.

"Gracias a mi mujer, me he salvado", explica feliz Miguel, que el pasado 28 de febrero sufrió una hemorragia cerebral por la que pasó dos meses en la UVI. El marido de Isabel, que repite en varios momentos de la entrevista que se encuentra muy bien, reconoce que ha tenido mucha suerte y sólo tiene palabras de agradecimiento para los médicos, fisioterapeutas, neuropsicólogos y el logopeda que le están tratando.

Miguel camina solo, sin ayuda de bastón o muleta. Para conseguirlo, hace rehabilitación de lunes a sábado, en casa y en centros especializados, por eso este verano lo pasan en Madrid. El economista nada todos los días y se enorgullece, divertido, de ser "el que más nada de toda la familia".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Boyer, orgulloso de su hija

Isabel, mientras su marido estuvo ingresado no dejó de visitarle. En más de una ocasión lo hizo acompañada de la hija de ambos, Ana, quien a pesar de los malos momentos se graduó hace pocos meses en la universidad.

Boyer se emociona especialmente cuando habla de su hija Ana: "Durante mucho tiempo, mi hija Ana no pudo ir a la Universidad porque no se concentraba. Me emociona lo pendiente que ha estado de mí y que haya logrado sacar su curso adelante de manera notable".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo