Kiko Rivera celebra el cumpleaños de su novia y el 'cumplemes' de su hija

El 15 de junio celebraron el 25 cumpleaños de su prometida, Irene Rosales,  y el 6º mes de su hija Ana.

image

En la familia del hijo de Isabel Pantoja están de celebración. El 15 de junio ha sido el cumpleaños de su prometida, Irene Rosales, que ha cumplido 25. El mismo días, la hija de la pareja, Ana, festejaba su sexto "cumple mes".

1 de 6
Irene Rosales, ¡felicidades!

Irene Rosales está de cumpleaños. La joven, novia y prometida de Kiko Rivera, celebraba su cumpleaños este miércoles día 15 de junio en Sevilla, donde reside la pareja junto a su hija, Ana.

La pareja, cerca de su casa en la Ciudad Hispalense, posaba para los medios en un día tan especial.

2 de 6
Dos años de relación

El hijo de Isabel Pantoja regalaba un beso a su novia, con la que el pasado 24 de mayo celebraba su segundo aniversario. La pareja, a pesar de los rumores de crisis, ya lleva más de dos años junta y ha formado una familia.

3 de 6
Doble celebración

El mismo 15 de junio, la joven comentaba en sus redes sociales: "Hoy las dos estamos de celebración, mi bebita 6 meses y yo 25 añitos. Creo que nuestro mejor regalo es estar unidas de por vida".

4 de 6
Mamá entregada

Irene es una mamá entregada y se desvive por su primera hija, fruto de su amor con Kiko. La pequeña Ana llegó el mundo las pasadas Navidades para colmar de felicidad al casi matrimonio...

5 de 6
En octubre... ¡la boda!

Kiko e Irene se darán, por fin, el 'Sí, quiero', el próximo 7 de octubre. Los jóvenes darán el paso de pasar por el altar pocos meses antes de que su bebé cumpla su primer año.

Precisamente era en el bautizo de Ana cuando el DJ se lanzaba, y delante de todos los invitados, le pedía la mano a su chica.

6 de 6
¿La mujer definitiva de Kiko Rivera?

Esta joven sevillana llegaba a la vida de Kiko tras este haber roto con Jessica Bueno, la madre de su primera hijo, Fran. Con Irene ha encontrado la estabilidad sentimental que buscaba.

Los dos, junto a su pequeña, viven en Sevilla y cuando empiezan a sonar campanas de boda, parece que todo va sobre ruedas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo