Beatriz Trapote y Víctor Janeiro, primer verano con su niño

La pareja, que se convirtió en padres hace siete meses, disfruta del primer verano de su primogénito Víctor en las playas de Cádiz.

image

La pareja disfrutó de un fin de semana playero en Cádiz, al que también se sumó la abuela, Carmen Bazán. Los papás primerizos demostraron estar como locos con su pequeño Víctor, que cumplió siete meses el pasado 4 de julio.

1 de 7
Un verano muy especial

Este verano es especial y sus caras de felicidad así lo reflejan. El benjamín de los Janeiro y Beatriz Trapote pasaron un fin de semana playero con su pequeño, Víctor, que cumplió siete meses el pasado 4 de julio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Todos embobados con 'mini-Víctor'

El niño se convirtió en el 'juguete' del día, yendo de mano en mano para disfrutar con sus padres de las frías aguas de Cádiz.

La pareja se deshizo en mimos con su pequeño, al que llaman cariñosamente 'mini-Víctor'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Encantado en brazos de su padre

Víctor junior, lejos de asustarse, demostró ser un niño de lo más acuático.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Una abuela entregada

A esta divertida jornada familiar también se apuntó la abuela, Carmen Bazán, que demostró sentir pasión por su nieto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Locos con su peque

Les costó mucho quedarse embarazados y ahora están disfrutando a tope de su niño. Víctor se ha convertido en el muñeco de la familia Janeiro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Tiempo para ellos

Además de estar pendientes de su hijo, Víctor y Beatriz tuvieron tiempo para ellos. Se nota que están atravesando una etapa muy dulce de su relación: risas, besos en la orilla, charlas cómplices...

"Nuestro hijo nos ha traído muchísima felicidad" , comentó la propia periodista el día del bautizo del niño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Mucho amor

El diestro y su chica se conocieron en noviembre de 2007, cuando ella fue a Ubrique a entrevistarle. Desde entonces se han vuelto inseparables.

Se casaron seis años más tarde y ahora los dos viven volcados en su pequeño, al que llaman cariñosamente 'mini-Víctor'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo