María Teresa Campos: "prefiero asumir mi edad a tener cara de lagarto"

La presentadora ha mostrado su lado más sincero y natural al hablar sobre sus retoques estéticos.

image
Telecinco

La presentadora de '¡Qué tiempo tan feliz!' ha mostrado en 'Las Campos' su rechazo a las operaciones estéticas extremas y ha confesado los retoquillos que se ha hecho con el paso del tiempo.

1 de 5
image
Telecinco
El paso de los años de María Teresa

El último programa de 'Las Campos' ha tenido como protagonista al paso del tiempo. Este último, un tema que ha servido a María Teresa Campos para ponerse frente al espejo y sincerarse sobre aquellos cambios estéticos que se ha hecho y los que nunca se haría.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
image
Telecinco
"Todavía no me he puesto nada en la cara"

El debate sobre la cirugía estética lo abrió Terelu, que tras afirmar que quería "hacerse algo en la cara", provocó la reacción de su madre, completamente reacia a los cambios en exceso.

"Mientras que no te pongan la cara a puñetazos… Quiero decir que esos son los que se ponen muchas cosas en la cara. Yo aún no me he puesto nada", sentenció María Teresa Campos, orgullosa de su rostro natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
image
Telecinco
Terelu: "Te harían falta algunos retoques"

Terelu le dio el golpe más bajo a su madre, a la que le confesó que, en materia de "arreglos faciales", "la verdad es que te haría falta". Esto último, unas palabras a las que María Teresa respondió con humor.

"Prefiero asumir mi edad a tener cara de lagarto", sentenció María Teresa, sorprendiendo a todos con su sinceridad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
image
Telecinco
Su confesión

A pesar de la negativa a las operaciones, María Teresa quiso sincerarse y confesar que en su momento se operó. "Sólo me hice un lifting cuando tenía 50 años y después me hice un retoque en el cuello, pero nada más", dijo orgullosa y confirmando que "nunca me he metido nada en la cara".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
image
Telecinco
Su ritual de belleza

No obstante, y pese a su negativa a las operaciones, la presentadora confesó que sigue un meticuloso ritual de belleza, donde se desmaquilla e hidrata su piel cada noche, tras un duro día de trabajo. Y es que, ante todo, María Teresa es una mujer coqueta y femenina, que disfruta viéndose guapa.

Y es que, tal y como ella afirma, "dentro de mis años, me veo pasable. ¿Para qué voy a cambiar?", dijo feliz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo