Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

EXCLUSIVA: Melani Costa, de vinos con su nuevo novio

La pareja se mostró de lo más cariñosa en un a cita dedicada a probar sabores nuevos.

La nadadora sale con Mario, un joven de 31 años que se dedica a la hostelería. La pareja, muy cariñosa, acudió a Madrid Fusión.

1 de 6
Melani vuelve a creer en el amor

Desde que rompió su relación con Cayetano Martínez de Irujo, en verano de 2015, no había vuelto a tener pareja. Sin embargo, Melanie ha empezado 2017 muy bien acompañada. La nadadora, de 27 años, se ha enamorado de un joven llamado Mario, de 31. 


Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Un novio experto en vinos

El chico trabaja en un restaurante familiar y es especialista en vino. Como buen amante de la cocina, el novio de Costa decidió llevarla a disfrutar de 'Madrid Fusión'.

Melanie parecía encantada con todas las explicaciones de su chico, que le hizo un recorrido para catar varios caldos.


Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Una ruptura difícil

La nadadora, campeona mundial en piscina corta, perdió la sonrisa tras la ruptura con el Conde de Salvatierra. Su separación vino cargada de polémica, sobre todo a raíz de las declaraciones de Melani. "Me hizo mucho daño, pero él puede estar tranquilo porque nunca diré lo que ha pasado", dijo. Ahora está feliz con Mario, con el que ya convive.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6

Cómplices, enamorados y apasionados de la gastronomía, los jóvenes no pararon de conversar durante toda la mañana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Muy acaramelados

Mario estuvo muy pendiente de Melani, con la que se mostró atento y cariñoso. Dispuestos a no esconder su amor, los enamorados se mostraron muy acaramelados en todo momento

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Relación de año y medio

A pesar de los 27 años que les separaban, Melani Costa y Cayetano Martínez de Irujo mantuvieron una intensa relación durante año y medio. Ella vivía en Barcelona, pero se trasladó a Madrid para estar más cerca del jinete. Su historia terminó de forma abrupta en verano de 2015.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo