Sara e Iker sin tiempo para desayunar

Entre sus obligaciones profesionales y la mudanza a su nueva vivienda, la pareja parece vivir con el tiempo justo.

image

Entre sus obligaciones profesionales y la mudanza a su nueva vivienda, la pareja parece vivir con el tiempo justo.

Estresante comienzo de un nuevo día

Sara Carbonero e Iker Casillas están tan ocupados que el comienzo de la mañana parece un tanto estresante para la pareja.

Este martes 2 de octubre, la periodista y el jugador del Real Madrid nos dieron buena muestra de ello a primera hora de la mañana, cuando salieron de su casa con el desayuno 'a cuestas'.

1 de 7
Trabajo y una mudanza copan su tiempo libre

Entre cumplir con sus obligaciones profesionales y la mudanza a su nuevo hogar, a Íker y Sara parecen faltarles minutos a lo largo del día.

En esta ocasión, vimos como al capitán del Real Madrid abandonaba su domicilio de Boadilla del Monte para dirigirse a un entrenamiento del equipo blanco con una napolitana de chocolate en la mano, que se iba comienzo mientras se dirigía hacía el coche. Por lo visto, esta mañana no tuvo tiempo para desayunar tranquilamente junto a Sara.

 

2 de 7
El 'pecado' de Íker

Íker Casillas, que se encuentra en plena forma y disputa todos los partidos como titular de su equipo, no tiene problemas con su peso y por eso puede permitirse el pequeño capricho de comerse un bollo con chocolate.

El deportista que salía casi corriendo de su casa, sólo tuvo tiempo de desayunar camino del entrenamiento, que era el último en la capital madrileña antes de viajar a Holanda para disputar el choque en Liga de Campeones frente al Ajax de Amsterdam, que se disputa en el Amsterdam Arena la noche de este miércoles.

3 de 7
Sara, a toda pastilla

Si Íker Casillas abandonaba de su casa con el desayuno entre las manos, casi idéntica salida tenía su novia, Sara Carbonero, que aunque no llevaba ningún bollo entre las manos sí se limpiaba de sus labios tras un desayuno que debió ser muy rápido.

4 de 7
El 'look' de Sara Carbonero

La periodista deportiva estrella de Telecinco optó para acudir al trabajo en esta ocasión por unos pantalones vaqueros con rotos, una sencilla camiseta gris de manga corta, y botas tachueladas. Además llevaba una chaqueta oscur en el brazo y como complemento un maxi bolso en color negro.

5 de 7
De Boadilla a la Finca

Sara Carbonero se ha convertido en todo un icono de la moda desde hace varios años, siendo una de las jóvenes capaz de crear tendencias.

La atractiva periodista, de 28 años, que ha visto en las últimas semanas como se cuestionaba su sueldo en Telecinco -ha desmentido cobrar 600.000 euros anuales- está actualmente muy vocada en el traslado a la lujosa y exclusiva urbanización de La Finca, donde ha decidido vivir junto a Íker ya que es una zona que les ofrece mucha más intimidad que la que disponen en la actualidad.

6 de 7
Una mujer independiente

Como casi cada día, a excepción de los que Íker la acerca al trabajo aprovechando sus días libres tras cada partido, Sara Carbonero acudió al trabajo conduciendo su propio coche. La joven, independiente y activa, tuvo que darse mucha prisa para no llegar tarde a la reunión con sus compañeros de Telecinco.

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo