Íker y Sara, orgullosos de España... en plena polémica tras el Barça-R.Madrid

La periodista y el futbolista del Real Madrid, que es capitán de la Selección de Fútbol, han puesto una bandera de España en su casa de Boadilla del Monte, que están próximos a abandonar para trasladarse a la lujosa urbanización de La Finca. 'La Roja' juega en los próximos días partidos clasificatorios para el Mundial de Brasil 2014 y acaba de jugarse el Real Madrid-Barcelona, que ha tenido mucha polémica por los gritos de independencia durante el encuentro.

image

La periodista y el futbolista del Real Madrid, que es capitán de la Selección de Fútbol, han puesto una bandera de España en su casa de Boadilla del Monte, que están próximos a abandonar para trasladarse a la lujosa urbanización de La Finca. 'La Roja' juega en los próximos días partidos clasificatorios para el Mundial de Brasil 2014 y acaba de jugarse el Real Madrid-Barcelona, que ha tenido mucha polémica por los gritos de independencia durante el encuentro.

Los próximos días juega la Selección

Íker Casillas y Sara Carbonero están orgullosos de ser españoles y para mostrarlo públicamente han puesto la bandera de España en una de las ventanas de su domicilio en Boadilla del Monte, en Madrid.

Con este gesto, el actual capitán de la Selección Española de Fútbol y de la periodista de Mediaset, que la siguió en el pasado Mundial y Eurocopa; quieren apoyar a 'La Roja', que este lunes 8 de octubre se concentra en Burgos para afrontar dos importantes encuentros internacionales clasificatorios para el Mundial de Brasil 2014, que jugamos ante Bielorrusia (el 12 de octubre en Minsk) y contra Francia (el 16 de octubre en Madrid).

1 de 5
En plena polémica

Que Sara e Iker hayan puesto una bandera de España en su casa, coincide con la polémica del partido que disputaron este domingo el Barcelona y el Real Madrid en el Camp Nou (que terminó 2-2), en el que hubo un gran mosaico con la bandera catalana, la senyera, y los gritos de "independencia" en el mínuto 17.

2 de 5
Como muchos españoles

Íker y Sara no han querido ocultar su apoyo a la Selección con la bandera de España en su domicilio, sabedores del interés que despiertan todos sus pasos y comportamiento.

El futbolista y la periodista deportiva se encuentran ultimando los preparativos de la mudanza a su nuevo docimiclio, ubicado en la lujosa y discreta urbanización de La Finca -un bunker donde podrán guardar celosamente su intimidad- por lo que este gesto no ha pasado desapercibido. Posiblemente ésta es una de las últimas oportunidades en la que veamos a alguno de ellos en la casa de Boadilla puesto que ya tendrían en el que será su nuevo hogar algunos muebles y enseres. Su traslado parece inmminente.

Al igual que muchos españoles que cuelgan banderas nacionales en sus ventanas y terrazas cuando juega 'La Roja'. la pareja ha mostrado que está involucrada al cien por cien con la Selección, máxime con Íker como capitán.

3 de 5
El 'look' de Sara

En esta ocasión, la novia de Íker Casillas, una de las 'It-girls' del momento, capaz de crear tendencias con sus estilismos, optó por la comodidad y sencillez.

Sara Carbonero vistió una blusa de manga larga y escote redondo en color gris marengo, jeans azules y botas de cuero marrones a juego con el maxibolso. La joven, de 28 años, completó su 'look' con gafas de sol de estilo aviador.

4 de 5
Buscan alejarse de la prensa

Sara Carbonero e Íker Casillas se van a trasladar a una lujosa casa valorada en 1.800.000 euros situada en La Finca, donde viven otros famosos como Cristiano Ronaldo o Borja Thyssen. Se trata posiblemente de la zona más exclusiva en la actualidad en Madrid, dond vivirán tranquilos y 'escondidos', ya que es una zona infranqueable.

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo