Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Carlota Corredera: "Creo que un gordo lo es para toda la vida"

La presentadora, que engordó 45 kilos durante su embarazo, va a publicar un libro sobre nutrición, ' Tu también puedes'.

La primera vez que presentó 'Sálvame' tras da a luz, a Carlota Corredera no le cerraban los botines. Así lo ha confesado durante un evento, en el que además de hablar de su primer libro sobre nutrición, también ha contado que para ella es un triunfo estar en la fase de mantenimiento de su dieta y no haber subido de peso.

1 de 10
"No estoy obsesionada con la báscula"

¿Has llegado a la meta o sigues con la dieta?
Desde enero estoy en fase de mantenimiento y estoy muy contenta. Estás en la barra de equilibrio y cuesta mucho bajar y mantenerse. Después de tres meses seguir como estaba en enero es un triunfo. El mantenimiento es una etapa fundamental.

¿Vives muy obsesionada con la báscula?
Para nada. Solo me peso cuando voy a la doctora. Cada 15 día voy a verla, es importante porque es un compromiso, no quiero decepcionarla. Es un trabajo de equipo. Llevo tres meses muy muy estables y no estoy nada obsesionada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
"Estaba en riesgo cardiovascular"

Viendo este gran cambio pareces otra mujer, ¿tú te reconoces?
En el libro van a aparecer fotografías desde niña hasta ahora y me he dado cuenta de todas las subidas y bajadas de peso que he tenido. Y cuando ha llegado la parte de después de dar a luz, ha sido duro porque me he reencontrado con una Carlota que no recordaba pero que también era yo. Me veía guapa pero no tenía salud. Mi doctora me subió a una báscula y me dijo que tenia un nivel de grasa visceral 13 y que estaba en riesgo cardiovascular. Fue el detonante. No podía jugármela. Eso no era un "no encuentro ropa de mi talla", estamos hablando de que acababa de ser mamá y estaba en riesgo cardiovascular. Hubiese sido una irresponsabilidad no tomar cartas en el asunto. Aunque yo no tenía salud, yo no me veía fea en esas imágenes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
"No me cerraban los botines. Y eran una talla 43"

Entonces tú no tenías un problema de autoestima, tenías un problema de salud.
El problema fundamental es la salud pero también de autoestima. La primera vez que salí a presentar 'Sálvame' después de dar a luz, no me cerraban los botines. Y era un número 43. Me acuerdo que Terelu se dio cuenta y le debió entrar como un frío, porque cambió la mirada como para que yo no me diese cuenta que ella se había dado cuenta. Pero la autoestima la he recuperado y me quiero mucho más ahora. Estoy más segura. También es cierto que mi cuerpo ha evolucionado a una velocidad y mi cabeza a otra. La cabeza va siempre más despacio. El problema de autoestima hubiese sido que Telecinco me hubiera dicho que no podía presentar 'Sálvame' por el peso o por la imagen, pero no fue así. A mi eso me ayudó muchísimo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
"Creo que un gordo lo es para toda la vida"

Se podría decir que has tenido una adicción a la comida, ¿te has curado?
Creo que un gordo lo es para toda la vida. Yo sí que siento que hay un monstruo dentro de mí y es un monstruo al que hay que controlarlo. A veces ha ganado la batalla, de hecho la ganó durante mucho tiempo y me llevó a ganar 45 kilos durante el embarazo pero ese monstruo hay que controlarlo y yo estoy aprendiendo a controlarlo. Creo que se puede hacer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
"La comida siempre ha sido un refugio"

¿Pero desde pequeña has tenido kilos de más?
Sí. De pequeña me pusieron a dieta porque el pediatra considera que si yo no empiezo a cuidar mi alimentación voy a tener un problema de obesidad en mi etapa adulta. Mis padres me pusieron a dieta con su mejor intención. Para mí, la comida siempre ha sido un refugio. Al final te creas esa relación tóxica y es un círculo del que tienes que salir. La gente cuando una persona tiene una adicción por ejemplo con la cocaína, tiene sus problemas para localizarla, pero tú la comida la tienes a tu disposición todo el día. ¿Qué pasa cuando mi niña se porta bien? Que le doy gusanitos. Al final se premia con comida. Es una cultura con la que es difícil lidiar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
"Perder peso solo se consigue con muchísima fuerza de voluntad"

¿Salir de ese círculo vicioso ha sido difícil?
Sin pasar por quirófano, perder el peso que yo he perdido, sólo se consigue con muchísima fuerza de voluntad. A partir de ahí apoyo médico, ejercicio, colaterales estéticas, tienes que hacerlo tú. Y tener apoyo en casa, como fue mi caso. Las primeras etapas son las más restrictivas, tienes que compaginar la vida social con no saltarte la dieta pero llega un punto en el que tienes que salir de casa porque me niego a que mi pareja diga "estamos todos a dieta". El peso saludable es el que consigues mantener en el tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
"Me mantenía firme por mi hija, pero sobre todo por mí"

¿Hubo algún momento de flaqueza en esas etapas más restrictivas?
No soy 'Súper Woman'. Ha habido momentos en los que mi entrenadora ha llamado al telefonillo y me hubiese hecho la loca como que no estaba en casa. Había días que te pasaba un postre por delante y decías:  "Oh, Dios mío". Claro que tienes momentos de flaqueza pero intentas luchar contra ellos con mucha fuerza.

¿Qué era lo que te mantenía firme?
Mi niña ha sido una motivación para dejar de fumar, después para conseguir bajar de peso pero sobre todo mi motivación soy yo, porque si lo haces por los demás en algún momento flaquearás. Tienes que hacerlo por ti pero es importante tener motivaciones. Salir en la tele mona, verme bien, trabajar a gusto, estar aquí para criar a mi hija, que mi marido me siga viendo bien... todo suma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
"Para mi marido siempre he sido la mujer más guapa del mundo"

Tu marido, ¿qué te dice ahora?
Con una talla 60 y con una 44, para él, siempre he sido la mujer más guapa del mundo. Al final es fundamental. Él ha sido fundamental en todo el proceso. Me ha apoyado siempre. Ha escondido el chocolate, el helado... Al final él ha sido muy generoso. Tener una mujer que esté en el momento profesional que estoy... No sé si otros maridos lo hubiesen llevado como lo ha llevado él. Yo no hubiese podido ser presentadora sin su apoyo, ni escribir el libro sin su apoyo. El libro es de los dos.

¿Cómo es tu relación ahora contigo misma?
En el espejo todavía no me veo tan bien como en las fotos. Es que la cabeza va a una velocidad diferente. Por ejemplo, mi estilista me hace fotos y me dice: "qué fuerte, te veo tan espectacular, por qué no te lo acabas de creer".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
"Me siento guapa"

¿Te sientes guapa?
Me siento guapa. Soy consciente de lo que veo. Pero a veces necesito ver una foto.

También ha sido un triunfo presentar 'Cámbiame'.
Es un triunfo porque además me parece que le doy su sitio en la moda a la mujer 'curvy'. Cuando iba a comprar ropa antes me decían: "cómo me gusta ver una mujer como tú en la tele", porque no hay muchas presentadoras con mi talla. Eso es un éxito. Hay mucha complicidad entre los cuatro. Creo que me los he ganado. Estoy muy a gusto la verdad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
"Hay gente que todavía me llama gorda"

¿Has recibido muchas críticas negativas?
Hay gente todavía que en las redes me llama gorda. Lo que hago es bloquearles. No pierdo un minuto de mi tiempo. Tengo tantas cosas bonitas en mi vida que no. Ha habido críticas pero creo que esto va en el sueldo. Críticas todas, pero no me insultes.

¿Te planteas una segunda maternidad?
Ahora mismo no sé si volveré a ser mamá. Por si no lo vuelvo a ser, intento disfrutar todo lo que puedo de mi hija, pero te aseguro que si no vuelvo a ser madre no será porque tenga miedo a coger peso. Será por otras circunstancias. Por mi Alba volvería a pasar otra vez por todo lo que he pasado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo