Blanca Cuesta y Borja Thyssen ya tienen a Enzo en casa

Borja Thyssen y su mujer, Blanca Cuesta, abandonaron este viernes 12 de octubre la Clínica Ruber con Enzo, el tercer hijo de la pareja, en los brazos. El padre de la criatura se mostraba muy feliz por el alumbramiento, que ha favorecido, de paso, un acercamiento con su madre, con la que no se hablaba hace tiempo y que acudió este jueves a la clínica.

image

Borja Thyssen y su mujer, Blanca Cuesta, abandonaron este viernes 12 de octubre la Clínica Ruber con Enzo, el tercer hijo de la pareja, en los brazos. El padre de la criatura se mostraba muy feliz por el alumbramiento, que ha favorecido, de paso, un acercamiento con su madre, con la que no se hablaba hace tiempo y que acudió este jueves a la clínica.

1 de 26
Borja y Blanca, radiantes de felicidad

Blanca y Borja abandonaron este viernes 12 de octubre la Clínica Ruber, donde ella dio a luz a Enzo el pasado miércoles.

Los padres salieron a la puerta de la clínica y, aunque no mostraron al niño ante las cámaras, sí que le hicieron mimos y se mostraron embelesados con él.

2 de 26
Quién diría que acaba de dar a luz

Blanca, a la que hace unos días vimos embarazadísima de compras por Madrid con su marido, apareció ante la prensa deslumbrante, con una figura maravillosa y con la felicidad reflejada en su rostro.

3 de 26
Su primer hijo madrileño

Borja Thyssen y Blanca Cuesta posaron así de contentos con su tercer hijo, de nombre Enzo, el primero madrileño del hijo de Tita Cervera y su esposa.

 

4 de 26
Borja estaba especialmente sensible

A Borja se le veía especialmente sensible viviendo este momento, que a buen seguro ha redoblado su felicidad el hecho de qu su madre acudiera a la clínica al día siguiente del nacimiento de Enzo.

Aunque la baronesa Thyssen, con la que no se hablaba desde hace casi dos años y mantiene un contencioso judicial por la acusación de ésta de desvelar secretos, no conoció al pequeño, sí que mantuvo una charla con su hijo en privado durante una hora y media. 

 

5 de 26
Miradas dulces entre la pareja

Durante el tiempo en el que estuvieron posando para los fotógrafos, ambos intercambiaron dulces miradas y se susurraron palabras en voz baja. 

6 de 26
La pareja fue muy amable con los fotógrafos

Cuando la pareja consideró que los fotógrafos ya habían tomado suficientes instantáneas, regresó a la entrada de la clínica y se despidieron amablemente de los periodistas, como suele ser habitual en ellos cuando son protagonistas con su presencia.

7 de 26
Blanca se despidió de la doctora Cuesta

Blanca, con Enzo, al que no soltó en ningún momento, en brazos, acudió rauda a despedirse del personal sanitario que la había atendido durante el parto. En la foto, Blanca besa a la doctora Mercedes Cuesta, directora médica de la Clínica Rúber.

 

8 de 26
El doctor Recasens fue el ginecólogo que la atendió

La mujer de Borja, que fue atendido en el parto por el doctor Luis Ignacio Recasens, doctor que también se hizo cargo de los nacimientos de las dos hijas de la princesa Letizia, también se despidió de otros miembros de la clínica.

9 de 26
Borja agradeció el trato que han recibido

Borja también agradeció a la doctora Cuesta la atención que en la clínica se les ha dispensado a su mujer Blanca y a él mismo, y se despidió de ella con un par de besos.

 

10 de 26
El heredero de la baronesa se despidió de la prensa

Una vez finalizada la sesión de fotos y haberse despedido del personal de la clínica, Blanca se montó en el coche y Borja aún tuvo un bonito detalle con la prensa al decir adión a los reporteros gráficos y agradecerles su trabajo.

 

11 de 26
Enzo llegó con la paz familiar bajo el brazo

La pareja -en la foto, en su última imagen antes de convertirse en familia numerosa, tomada en la capital el pasado 5 de octubre- no podía imaginarse lo que significaría el nacimiento de su hijo, que podría haber traido la paz a la familia Thyssen.

12 de 26
Borja, feliz

Al día siguiente del nacimiento de su hijo, Borja se dejó ver a las afueras del hospital feliz con la llegada del pequeño.

Había otra razón para su felicidad, el acercamiento a su madre, que, por sorpresa, fue al hospital el mismo 10 de octubre, nada más conocer la llegada al mundo de Enzo.

Borja no quiso hablar sobre cómo están las relaciones con su madre; sin duda, la familia ha dado un paso adelante en la reconciliación, pero todavía quedan muchos flecos pendientes.

De hecho, Tita estuvo con su hijo charlando en el hospital pero no vio ni a Blanca ni a Enzo.

 

13 de 26
Los abuelos maternos

Quienes sí conocen ya a su nieto son los abuelos maternos, Miguel Cuesta y Heidi Unkoff.

Desde la llegada de Enzo las horas están siendo muy intensas en la familia Thyssen Cuesta.

El pequeño vino al mundo unos días antes de lo previsto por lo que los padres de Blanca no pudieron acompañar a su hija en el momento del nacimiento.

Nada más enterarse del parto, los abuelos viajaron a Madrid para conocer al pequeño Enzo. Fue el jueves 11.

14 de 26
El otro abuelo

También ha visitado al nuevo miembro de la familia el otro abuelo, Manuel Segura, padre biológico de Borja.

 

15 de 26
Enzo trae la paz

Si el parto de Blanca fue una sorpresa porque el pequeño se adelantó dos semanas, la mayor sorpresa ha sido sin duda la visita de la baronesa Thyssen al hospital.

Carmen y su hijo, metidos en lo que parecía una guerra sin fin, han enterrado el hacha, al menos de momento. Lo que no consiguió Eric, su segundo nieto, a quien no conocía, parece haberlo conseguido Enzo: traer un poco de paz a la familia.

16 de 26
Borja y Blanca no la esperaban

La visita de Tita fue una sorpresa para todos, incluso para Borja y Blanca, que no contaban con la llegada de la baronesa.

Carmen llegó al hospital Rúber Internacional muy sonriente a las nueve menos cuarto de la noche.

17 de 26
No vio a Blanca ni al bebé

La baronesa, que aunque no había anunciado su visita fue bien recibida por el matrimonio, pasó una hora con Borja en un encuentro muy emotivo.

Madre e hijo tuvieron una afectuosa conversación. Había mucho de qué hablar después de tres años sin verse.

Sin embargo, aunque sí estuvo con Borja, no vio a Blanca ni al pequeño. Al parecer, Borja prefirió hablar a solas con su madre y, aunque Blanca no se opuso a que viese a su nieto, el joven consideró más oportuno que las relaciones se vayan suavizando poco a poco después de todo lo ocurrido.

 

18 de 26
Tita tiende la mano a Borja... y a Blanca

Parece que la llegada de Enzo va a abrir una nueva era en las difíciles relaciones de Tita y Borja.

Tita ya anunció días atrás que tendía la mano a su hijo y quería un acercamiento y para Borja era fundamental para retomar la relación con su madre que ésta aceptase a Blanca, quien nunca gustó a la baronesa. Un paso que parece haberse cumplido ahora.

 

19 de 26
Parte médico

Este es el parte que emitió el hospital Ruber Internacional anunciado la llegada del pequeño Thyssen, firmado por Luis Ignacio Recasens, el mismo ginecólogo que ha atendido a la princesa Letizia en sus partos.

El pequeño pesó al nacer 3,320 kilos.

20 de 26
Enzo, en recuerdo del barón Thyssen

Borja y Blanca han decidido llamar a su tecer hijo Enzo, un nombre de origen italiano-germánico variante de Enrique, en honor al padre adoptivo de Borja, el barón Hans Heinrich Thyssen, fallecido en 2002: "Lo hemos elegido en honor a mi padre, "Heini", que es Enrique en alemán, ha explicado Borja Thyssen a ABC.

21 de 26
Padres de otros dos niños

Borja Thyssen y Blanca Cuesta, además de su hijo recién nacido, son padres de dos pequeños: Sacha y Eric, con quien los hemos visto disfrutar del verano hace unos meses en Ibiza.

22 de 26
Sacha, su primer hijo

El primer hijo de Borja y Blanca, Sacha, nació la madrugada del 31 de enero de 2008 en el USP Instituto Universitario Dexeus de Barcelona. Sus padres eligieron su nombre debido a que el hijo de Tita Cervera se llama Alejandro de segundo nombre y Sacha es Alejandro en ruso.

El niño llegó al mundo en parto natural, pesó al nacer 3,310 gramos y midió 50 centímetros.

23 de 26
Eric, su segundo hijo

Por su parte, Eric nació a las 05:05 horas del 5 de agosto de 2010 también en en el USP Instituto Universitario Dexeus de Barcelona.

Llegó al mundo como su hermano, mediante parto natural, pesó 3.730 gramos y midió 50,5 centímetros.

Ya enfrentados, Borja Thyssen llamó por teléfono a su madre para comunicarle el nacimiento de su segundo hijo, que más de dos años después todavía no conoce.

Ahora todo ha cambiado después de visitar a su tercer nieto.

24 de 26
Su última entrevista

Borja Thyssen y Blanca Cuesta están felices con la llegada de su hijo que les ha convertido en familia numerosa. Además, acaban de celebrar, el 9 de octubre, su quinto aniversario de boda.

Días atrás, la pareja se ha mostrado muy activa pese al avanzado estado de gestación de Blanca y recientemente los vimos en la cena del 50 aniversario de la Asociación de Mensajeros de la Paz, celebrada el pasado 2 de octubre en el Palacio de Congresos de Madrid, donde nos hablaron del bebé que ya tienen junto a ellos.

Entonces, Blanca nos contó que "estamos muy contentos porque todo va muy bien" y que previsiblemente daría a luz en "la Clínica Quirón de Madrid". Finalmente ha sido en la Ruber Internacional.

Blanca nos contaba entonces que no sabía el sexo de su primer hijo madrileño porque "me he hecho dos ecografías: una indica que es niña; otra, que es niño".

-¿Qué dicen Sacha y Eric?
-Eric es muy pequeño, pero Sacha está muy contento.

 

25 de 26
Reconociliación con Tita

Las cosas parecen haber cambiado mucho desde ese 2 de octubre a día de hoy.

Ahora con la llegada de su bebé y la visita de Tita todo parece que va a ser distinto en la familia Thyssen.

Entonces, en el entorno de la pareja se decía que ellos no hacían caso a la intención de acercamiento de Tita Cervera, ya que la condición para que madre e hijo se reconciliasen sería que el joven abandone a Blanca, cosa que no está dispuesto hacer y menos aún ahora que son familia numerosa.

Tita, sin embargo, ha decidido aceptar algunos de los deseos de Borja, el primero Blanca, por recuperar a su hijo y sus nietos.

 

 

26 de 26
Tranquilos en el frente judicial

A pesar de este primer acercamiento, todavía quedan muchos flecos que pulir en la familia.

La pareja tiene un enfrentamiento judicial con Tita Cervera en el caso en el que los acusa de "revelación de secretos" con la reciente noticia de que el Ministerio Fiscal no se va a personar en la causa porque no ve indicios de delito después de que Borja y Blanca entrasen sin permiso en las oficinas de la baronesa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo