Nacho Guerreros: "Decidí ser actor porque me acosaban en el colegio"

El actor habla del acoso sufrido en el colegio, sus orígenes humildes y de cómo llegó a ser parte del universo de 'La que se avecina', entre otras cosas.

Facial expression, Chin, Nose, Facial hair, Forehead, Beard, Conversation, Fun, Smile, Ear,

El actor que da vida al popular portero de 'La que se avecina' ha concedido su entrevista más sincera a Bertín Osborne.

1 de 5
"Puedo dar mucho más"

El actor de 'La que se avecina' se ha sentó con Bertín Osborne en las escaleras del famoso bloque de Montepinar para hablar de algunas anécdotas de su vida poco conocidas por todos.

La primera pregunta a la que respondió fue cómo lleva la fama y el éxito. "Como dijo la actriz Monroe cuando llegó a la cima de todo: '¿esto es todo amigos?'. Vengo de una familia humilde. Y cuando alcanzas esto sientes que es más de lo que puedes esperar. Pero todavía siento que puedo hacer mucho más", dijo con una sonrisa.

2 de 5
"Me hacían la vida imposible"

El momento más emotivo llegó cuando confesó la razón por la que se hizo actor: "Era un friki de la televisión. Pero decidí ser actor por acoso escolar. Acabé la EGB y me matriculé en Delineación, donde mis compañeros me hacían la vida imposible. Y ese trato me dio el empujón para irme de allí y lanzar la bomba en casa: mamá, quiero ser artista", afirmó.

3 de 5
"Hubiera trabajado gratis"

Con una sonrisa recordó cómo le ofrecieron ser parte de la ficción. "Cuando me propusieron salir de yonki en 'Aquí no hay quien viva' pensaron que no aceptaría por ser un papel pequeñito. Pero lo hubiera hecho aunque no me pagasen. Nunca recordaré el trato que tuve el primer día, me trataron genial", confesó.

4 de 5
"Trabajé con personas discapacitadas"

Emocionado, reconoció que sus padres han sido su gran soporte: "Mis padres son quienes más me han ayudado. Y como soy tenaz y no abandoné mi sueño vine a Madrid y empecé a trabajar con personas discapacitadas mientras estudiaba arte dramático", reconoció.

5 de 5
"Tengo miedo a conducir"

Una de las lecciones que Guerreros aprendió de trabajar con discapacitados fue que hay que ser más agradecidos con la vida. "Creo que nos quejamos de vicio, eso es algo que me enseñó trabajar con personas discapacitadas. Pero me ha quedado un miedo terrible a conducir, porque muchos se quedaron tetrapléjicos a causa de accidentes de tráfico", confesó con el semblante serio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io