Carlos Falcó y Esther Doña, desayuno, besos y compras

El marqués de Griñón y su novia disfrutaron de un romántico café al aire libre. Después, la malagueña pasó una intensa tarde de compras.

Carlos Falcó y Esther Doña

El marqués de Griñón y su novia disfrutaron de un romántico café al aire libre. Después, la malagueña pasó una intensa tarde de compras.

De paseo

No les gusta perder el tiempo, sino compartir el que tienen al máximo. Hace unos días, Carlos Falcó y Esther Doña disfrutaron de una relajada mañana en el centro de Madrid. 

1 de 5
La diferencia de edad no es un problema

La pareja aprovechó el buen tiempo para sentarse en una terraza y tomarse un café para dos. 

Allí demostraron que su diferencia de edad –él tiene 80 años y ella, 43– no es obstáculo para que su complicidad sea máxima. 

"Es dinámico, apasionado. Un seductor, ¡todo un conquistador!", explica cuando le preguntan por su amor.

2 de 5
Besos de despedida

Después del desayuno, Carlos volvió a su oficina y Esther aprovechó el día para ir de compras a un centro comercial de Majadahonda, a las afueras de Madrid. 

El chófer de su novio la esperó hasta bien entrada la tarde para llevarla de nuevo a casa. "Tengo una vida plena, llena y feliz", confiesa ella.

3 de 5
Renovando el armario

Esther, muy estilosa, estuvo mirando las nuevas tendencias primavera-verano para renovar su armario. 

4 de 5
Con chófer

Esther no paró de hablar por teléfono y cuando terminó sus compras, el chófer de Carlos la llevó a casa.

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo