María Teresa Campos sale del hospital muy sonriente y al borde de las lágrimas

La presentadora, arropada por sus hijas, deja el hospital y agradece las muchas muestras de cariño.

image

La presentadora, arropada por sus hijas, deja el hospital y agradece las muchas muestras de cariño.

1 de 6
Muy sonriente

Muy sonriente, con gafas de sol y escoltada por su hijas. Así ha salido María Teresa Campos este miércoles de la Fundación Jiménez Díaz donde estaba ingresada desde el 16 de mayo tras sufrir una isquemia cerebral.

La presentadora se ha emocionado muchísimo en sus primeras declaraciones tras ser dada de alta y no ha podido incluso evitar alguna lágrima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Escoltada por sus hijas

La presentadora iba acompañada de sus hijas que no se han separado de ella en el tiempo que ha permanecido ingresada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
La imagen de la felicidad

Teresa sabe que ahora le espera un largo camino por delante hasta lograr la recuperación completa pero es optimista. Siente que la vida le ha dado una nueva oportunidad y quiere disfrutarla.

La presentadora salió con gafas de sol porque la isquemia le ha afectado a la visión de un ojo, pero no quiso dejar de atender a los numerosos medios que la esperaban.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Rápida actuación

María Teresa agradeció a todos los medios la atención que ha recibido durante todos los días de ingreso y quiso hacer un especial agradecimiento a los médicos que la han atendido, desde los de la Clínica La Luz, primer centro médico al que se dirigió la periodista y desde el cual la trasladaron rápidamente a la Fundación Jiménez Díaz tras darse cuenta del cuadro médico que presentaba y que necesitaba su ingreso en la UVI de dicho centro.

Además, quiso dar también las gracias a todo el personal sanitario que de una u otra manera ha estado atendiéndola durante su ingreso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Gracias a sus compañeros, jefes y amigos

La periodista hizo mención a la campaña que ella misma protagonizó para concienciar sobre los síntomas de un ictus y afirmó que gracias a la atención de Gustavo, una de las personas que trabajan en su casa, que se dio cuenta de que tenía uno de los síntomas, hoy está ella recuperándose. En este momento, María Teresa no puede contener la emoción tras mostrarse muy agradecida con su empleado por haberse dado cuenta de lo que le pasaba.

Tampoco se olvidó de sus compañeros de Mediaset y de sus jefes, a los que también dedicó su agradecimiento junto a sus amigos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
"Voy a hacer todos los ejercicios"

Como despedida, María Teresa afirmó "como voy a hacer todos los ejercicios y todo lo que me han mandado, espero veros a todos muy pronto". 

Tras esto, su hija Terelu, que estuvo muy pendiente de ella mientras atendía a los medios, se la llevó hacia el coche que la trasladaría a su casa acompañadas de su hermana, Carmen. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo