Belén Esteban, en los juzgados arropada por Miguel

La de Paracuellos se mostró cabizbaja y algo nerviosa de camino al juicio por la demanda que puso su exrepresentante y mano derecha, Toño Sanchís.

image

La de Paracuellos se mostró cabizbaja y algo nerviosa de camino al juicio por la demanda que puso su exrepresentante y mano derecha, Toño Sanchís.

1 de 5
Con paso firme

Belén Esteban acudía a los juzgados de Torrejón de Ardoz, donde se va a celebrar el juicio por la demanda que le puso a su exrepresentante a primera hora de esta mañana. La colaboradora de 'Sálvame' llegaba con paso firme pero su expresión mostraba algo de nerviosismo, a pesar de caminar de la mano de su pareja, Miguel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
"Un día complicado"

Belén no ha querido hacer declaraciones y lo único que ha dicho a su llegada a los juzgados ha sido que para ella es un día "complicado" y que "está tranquila". Y es que es el día que se ella y Toño se verán las caras después de los reproches que ambos se han cruzado públicamente desde que la de Paracuellos le demandase casi 500.000 por trabajos realizados pero no pagados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Confía en la justicia

Como demandante y al no tener que declarar, Belén no está obligada a estar en el juicio y aunque en principio dijo que no estaría, finalmente ha decidido acudir. "Confío en la justicia", ha declarado.

Finalemente, el juicio ha quedado visto para sentencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Agustín Etienne, pieza clave

Agustín Etienne, que trabajaba en Lorant SL, ha sido uno de los primeros en personarse en el juicio en el que ha declarado como testigo. El novio de Arantxa de Benito dejó de trabajar con Toño cuando saltó todo el revuelo del supuesto engaño del representante de artistas a Belén Esteban.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Los ausentes

Lorena Romero, mujer de Toño Sanchís y administradora única de Lorant SL, la sociedad demandada por Belén, no ha acudido al juicio. Tampoco Toño, que según la periodista Beatriz Cortazar estaba "en el fisioterapéuta". El motivo principal es que ninguno de los dos estuviera citado como testigo y la declaración  sólo haya sido de los economistas de la empresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo