La imágenes más cariñosas de Eugenia Martínez de Irujo y no son con su novio

La duquesa de Montoro tiene mucho amor que repartir, tal y como demuestra en estos vídeos.

image

El productor musical Narcís Rebollo, pareja de Eugenia, tiene que compartir el amor de la duquesa con el de sus animales. La hija de la duquesa de Alba siente verdadera devoción por sus burros, cerdos, perros y gatos.

1 de 5
Amor por los animales

Eugenia Martínez de Irujo cada día se parece más a su madre, la fallecida duquesa de Alba. Pero la benjamina de los Alba no sólo ha heredado el físico de Cayetana, también comparte su amor por los animales.

Así que la duquesa de Montoro ha convertido a sus mascotas en parte de su familia y así los presenta a través de sus redes sociales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Besa a otro

 Aficionada a grabarse con sus animales, en esta ocasión es otra persona quien inmortaliza la escena, que por su voz parece su pareja, el productor musical Narcis. Eugenia aparece tumbada en una cama en la que descansa en compañía de Tonic, uno de sus ya famosos burros."El más mimoso de la casa!!!!", escribe junto a las imágenes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Otra divertida secuencia

Gin y Tonic, dos de los cuatro burros que tiene adoptados Eugenia se "encapricharon" del bolso de Eugenia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Amor por Bacon y Panceta

Otro de los amores de Eugenia es Bacon, un cerdo vietnamita que recogió cuando era pequeño. Una amiga le dijo que no crecía y así está ahora. Hace poco, adoptó otro cerdito, Panceta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Mus, una de sus perritas

En agosto de 2016, Eugenia adoptó una perrita que tenía un pasado muy triste, según explicaba el contacto de la adopción, aunque es muy cariñosa y buena, como demuestran las imágenes. Además tiene otros perros también adoptados, entre otras muchas mascotas con las que fácilmente podría montar su propia granja. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo