Elena Furiase revela la razón por la que ha perdido peso

La hija de Lolita confiesa qué comida echa más de menos y cuáles han sido sus claves para lucir traje de baño.

image
Gtres

La actriz fue una de las invitadas de excepción al concierto que dio David Bisbal en el Teatro Real de Madrid, donde confesó las razones y claves de su espectacular bajada de peso.

1 de 5
image
Gtres
El gran secreto para adelgazar

La hija de Lolita Flores, que siempre ha mostrado su pasión por la música, fue una de las asistentes al concierto que David Bisbal ofreció en el Teatro Real de Madrid.

Allí, tan simpática como siempre, la actriz se presentó con un atrevido top transparente, que dejaba ver los resultados de su reciente bajada de peso.

"Es una cuestión de saber las propiedades de los alimentos y aprender a comer. Pero no hay pastillas, ni barritas, ni nada", explicaba Elena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
image
Gtres
"Lucir el bikini cuesta"

Dispuesta a revelar su secreto de belleza, la actriz aclaró que "no sólo es cuestión de genética. Lucir el bikini cuesta, no es de la noche a la mañana", sentenció.

Eso sí, aclaró que todo lo ha hecho sin pisar un gimnasio: "He bajado de peso en dos meses de peso sin ir al gimnasio. Noy soy de gimnasio, me aburro. Las sentadillas y mis flexiones las hago en mi propia casa", confesó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Los beneficios de cuidarse

Además, satisfecha con su nueva figura, habló sobre los beneficios de cuidarse más. "Te sientes mejor. Lo notas en la piel, en el pelo... en todo", declaró. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
image
Gtres
"Lo que más echo de menos es comer rosquillas"

Sin perder la sonrisa, la actriz confesó el sacrificio de cuidarse: "Lo que más echo de menos es comer rosquillas y hamburguesas, que no los dejo pero los reduzco", afirmó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
image
Gtres
"Lo que más echo de menos es comer donuts"

Con la mirada iluminada, la actriz también se pronunció sobre la posibilidad de encontrar el amor. "Prefiero un amor de invierno si con uno de verano acabas a los tres meses. Me enamoro de una avista. No soy muy exigente, busco que me hagan reír, sean tolerantes, tengan conversación y sea buen compañero y me sepa querer", dijo con una sonrisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo