Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Pelayo rompe con su novio

El estilista de 'Cámbiame' y Sebastián Ferraro ya no son pareja.

1 de 5
Caminos separados

Después de más de un año siendo una de las parejas con más estilo, Pelayo y el diseñador Sebastián Ferraro ponen fin a lo que parecía una idílica relación. La triste noticia la ha confirmado LOC, entristeciendo así a los seguidores de Pelayo, a quienes les ha pillado por sorpresa la tragedia. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Buen rollito

Una de las curiosidades de su ruptura es que entre ellos reina el buen rollo. Y prueba de esto último es que Pelayo y Sebastián siguen siendo amigos en redes sociales, donde el estilista de 'Cámbiame' es fan de la firma de Ferraro, 'Not guilty home'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
¿Nuevo amor?

A pesar de que según fuentes cercanas la pareja podría haber terminado hace poco menos de tres semanas, Pelayo podría haber encontrado ya consuelo en Pablo Sáez. Los rumores de un posible idilio surgen a raíz de una foto de ambos dándose un beso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Un verano triste

No cabe duda de que Pelayo vive su peor momento, ya que a su ruptura habría que sumarle la muerte de su amigo y ex novio David Delfín, que falleció el pasado mes de junio. Recordemos que Pelayo siempre estuvo muy unido a Deĺfín, quien curiosamente fue el último novio del citado Pablo Sáez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Cambio de vida y look

Llama la atención que Pelayo decidiera cambiarse de look precisamente en el momento en el que se estima que habría puesto fin a su relación con Sebastián. Así pues, ¿está Pelayo dispuesto a emprender una nueva etapa de su vida y ha decidido reinventarse para dejar atrás todo? ¿De verdad será Pablo Sáez el que ocupa su corazón, o, tal y como indican, es alguien relacionado con el mundo de la moda quien ahora ocupa el puesta de Sebastián?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo